Compartir
Publicidad
Publicidad

No poner el freno de mano: ¿descuido o imprudencia?

No poner el freno de mano: ¿descuido o imprudencia?
Guardar
33 Comentarios
Publicidad

Por toda la zona de Levante es bien conocida la tradición que tienen en la ciudad de Valencia de estacionar los coches en doble fila sin el freno de mano puesto. En una ciudad prácticamente plana como es la capital levantina, este método se usa para molestar en la menor medida de lo posible a los que están aparcados de forma correcta.

Pero Alicante no es plana, Alicante está bastante inclinada hacía el puerto y cualquier calle con dirección al mar tiene una ligera pendiente. Pues hoy me ha pasado una cosa bastante curiosa, en dos ocasiones he visto un vehículo moviéndose sin su conductor al volante y con diferentes resultados, muy diferentes.

En el primer caso, de buena mañana, no ha pasado nada porque he podido avisar a tiempo al conductor, porque si no, otro gallo cantaría. Un camión de menos de 3.500 kg circulando sin control, por despacio que lo haga, puede hacer mucho daño en un coche estacionado o que vaya en marcha. En el segundo caso, la cosa ha sido bastante más grave (y creo que con incidente de por medio).

Cuando me dirigía en mi coche hacía la oficina, a la altura del Politecnico en la Gran Vía de Alicante he visto como un coche estaba bastante mal aparcado, con medio culo fuera y bastante sitio para haberlo dejado bien estacionado.

Me ha tocado parar detrás de él para esperar a que el carril de la izquierda quedase libre para poder sobrepasarlo y de repente, veo que comienza a hacer marcha atrás. Me ha pasado casi rozando por la puerta derecha mientras lo sobrepasaba y cual ha sido mi estupor cuando me he girado para pitarle y recriminarle la maniobra y he visto que no había nadie al volante del coche. Otro más que se deja el coche aparcado en pendiente sin el freno de mano.

Los que sean de la zona, sabrán como se pone la Gran Vía a las cinco de la tarde, con muchísimo tráfico. Suerte que salíamos de un semáforo en rojo y la circulación iba lenta, porque esta suele ser una vía en la que nadie respeta los 50 km/h de rigor. Pero aún así, ha llegado el momento en el que uno de los coches que venía tras de mí no ha podido esquivarlo y ha chocado con él.

Y aquí es donde hay que hacerse la pregunta, ¿eso es sancionable o queda en un simple toque y un parte amistoso del seguro? En esta ocasión no ha pasado nada, pero si los coches llegan a ir un poco más rápidos, si uno lo esquiva de un volantazo y choca con otro coche, se podría haber formado una buena escabechina.

Foto | Uqbar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos