Compartir
Publicidad

Cuidado: la DGT baja el margen de error de los radares sin aviso previo

Cuidado: la DGT baja el margen de error de los radares sin aviso previo
Guardar
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos quizás no lo sepáis, pero los radares de la DGT y la Guardia Civil han afinado sus márgenes de error, por lo que tiran multas a una velocidad inferior. Siempre y cuando lo permita la homologación metrológica del radar, si superamos el límite en 8 km/h reales, las posibilidades de llevarse una "receta" son altas.

Es decir, que por circular por una autopista limitada a 120 km/h, a 129 km/h reales, serían 100 euros de multa o 50 euros si entonamos el mea culpa y nos acogemos al descuento por pronto pago. Esta medida tiene todo el soporte legal, en teoría es posible multar a solo +1 km/h, pero hay unos márgenes de tolerancia. En los radares de tramo la tolerancia es la más baja.

La DGT no ha emitido una nota de prensa alertando sobre esto, pero siendo justos, llevan años repitiendo en sus comunicaciones que hay que respetar los límites de velocidad. Vamos, que el que avisa no es traidor. Además, a día de hoy es ilegal la utilización de detectores de radar, pero sí se pueden usar avisadores de cinemómetros fijos o sistemas como Coyote o Wikango.

Radar

El velocímetro es el mejor antirradar

Pasando a un aspecto 100% práctico, el velocímetro de nuestro coche siempre marcará una velocidad superior a la real hasta un 12%, es decir, un margen para nuestro favor. En castellano, en el caso más impreciso, 134 km/h de marcador equivalen a 120 km/h reales, con el máximo error homologable.

También es posible encontrarnos con velocímetros que "clavan" la velocidad medida por GPS, mucho más precisa, algo que he experimentado personalmente con el SEAT Exeo 2.0 TDI y el Mazda3 de última generación. O lo que es lo mismo, 129 km/h de marcador, radar y ¡zasca! Multa al canto. Eso, claro, con neumáticos de dimensión original.

De hecho, en algunos coches la centralita sabe exactamente a qué velocidad circulamos. Por ejemplo, el Toyota Prius 1.8, si conectamos un lector OBD, informará exactamente de la misma velocidad que el GPS, aunque en tablero indique una velocidad superior. Bueno saberlo, ¿verdad?

Radar

Hay poco margen para recurrir estas sanciones

Si os "cazan", llegará una carta de la DGT con una foto de vuestro coche, datos de la sanción, a qué velocidad íbamos... y lo más interesante, el certificado del Centro Español de Metrología. Os adjuntaría un ejemplo, pero necesitaría una autorización expresa para su reproducción, y carezco de.

En dicho certificado sabríamos el modelo de radar (p.e. Autovelox 105 SE), números de serie (equipo, antena, cámara), ubicación exacta, fecha de ensayo y validez. Como lo más probable es que el documento esté en regla, ahí se acabarán nuestras ansias de recurrir la multa, tocará fastidiarse, y pagar.

Para hacerlo simple, la única forma de ser inmunes al radar es cumplir con los límites de velocidad, incluso cuando no hay nadie o haya obras inexistentes. Basta que esté por la zona un trípode o una caja que no despertaba nuestra atención y nos den un palo al bolsillo.

Vía | La Voz de Galicia
En Motorpasión | La DGT no termina de aplicar correctamente el margen de error de los radares, ¿Los radares pueden multar a +1 km/h?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos