Imprudencia, nivel: el ciclista que se ha hecho viral por adelantar ilegalmente y terminar en el hospital y denunciado

Imprudencia, nivel: el ciclista que se ha hecho viral por adelantar ilegalmente y terminar en el hospital y denunciado
93 comentarios

A menudo, la DGT recuerda que los conductores deben tener especial cuidado con los ciclistas, un colectivo que entra en el grupo de usuarios más vulnerables, junto a los peatones y los motoristas. Pero ¿qué pasa cuando el que no respeta es el ciclista?

Cualquiera habrá visto vídeos en los que un coche, un autobús o un camión pasan a escasos centímetros de un ciclista. Sin embargo, esta vez ha sido al revés y un ciclista ha intentado adelantar a un coche en la bajada de una carretera de montaña. El resultado de la más que cuestionable maniobra ha sido nefasto para el ciclista. Y también para su cartera.

Conducción temeraria de libro

Cada día, la carretera BV-5114 de doble sentido, situada cerca de la localidad de Campins, en el Parque Natural del Montseny (Cataluña), se llena de bicis, pero también de coches. A veces, la convivencia entre ciclistas y conductores no es la mejor y esta ocasión es un buen ejemplo, como demuestra el vídeo.

Los comentarios de la persona que graba ayudan a entender la situación, aunque las imágenes son lo suficientemente esclarecedoras. Al parecer, el ciclista ya había adelantado al coche donde viaja la persona que hace el vídeo y se dispone a adelantar al siguiente turismo, un Dacia Duster.

El Dacia circula a una velocidad baja, más o menos al mismo ritmo del coche que lleva delante; en cualquier caso, parece adecuado para ese tipo de vía y está en su perfecto derecho de no ir más rápido.

Carretera Bici 1
Carretera BV5114

Por otro lado, en ese tramo el límite de velocidad es de 50 km/h y no hay marcas viales que indiquen la separación entre ambos carriles. Tampoco hay visibilidad como para plantearse adelantar, por lo que hay que tener especial precaución por las características de la carretera.

A lo largo de un recorrido de bastantes metros, el ciclista no respeta la distancia de seguridad con el coche de delante e invade en repetidas ocasiones el carril contrario. En la curva más cerrada del tramo, sin visibilidad y con guardarraíles a ambos lados de la vía, el ciclista se decide a adelantar.

En ese momento, aparece un Volvo V40 en sentido contrario y el ciclista se estampa contra él, de frente. La maniobra provoca que se caiga de la bici y quede tendido en mitad de la carretera. El Dacia Duster sigue su camino, pero el Volvo, que circulaba a una velocidad muy baja antes del accidente, se detiene y parece que su conductor se baja para auxiliar al ciclista.

¿El resultado? Heridas leves para el ciclista y una denuncia administrativa para él por conducción temeraria, según informan los Mossos a través de redes sociales. 

La conducción temeraria conlleva una multa de 500 euros y la retirada de seis puntos del carnet de conducir; en este caso, solo se aplica la multa económica y no hay pérdida de puntos porque el sancionado lleva un vehículo para el que no se exije permiso o licencia.

En cuanto al coche, en un accidente de este tipo, normalmente el seguro del vehículo que causa la colisión se haría cargo de los daños a terceros, en este caso al Volvo. En el vídeo no queda claro si el ciclista deja algún tipo de marca en el coche, pero el golpe parece lo bastante aparatoso para rayar, como mínimo, parte del frontal del familiar sueco.

Si el ciclista tiene seguro con responsabilidad civil, debería hacerse cargo de los posibles daños en el coche. Pero hay que recordar que las bicis no están obligadas a circular por la vía pública con seguro, por lo que la mayoría de ciclistas no lo tienen.

En este caso, la persona que graba desde el coche que va detrás ha demostrado que el ciclista conducía de forma temeraria a través de un vídeo, pero ¿qué hubiera pasado si no existiesen las imágenes?

Lo que queda claro es que siempre hay usuarios que no respetan, independientemente del vehículo que lleven, con el riesgo que eso supone para la seguridad vial.

La DGT suele pedir respeto a los coches a la hora de adelantar a ciclistas y a menudo recuerda cómo hacerlo. Pero las normas son para todos. Pere Navarro adivirtió a los ciclistas no hace mucho: "Ya toca hablar de obligaciones". Y este tipo de comportamientos dan pie a ello.

Temas
Inicio