Compartir
Publicidad

Honda tiene un serio problema con los airbags Takata: confirma la muerte número 19 en sus coches

Honda tiene un serio problema con los airbags Takata: confirma la muerte número 19 en sus coches
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La pesadilla Takata no tiene fin a pesar de las llamadas a revisión, de las advertencias y de las cientos de noticias funestas. Honda ha confirmado una nueva muerte tras un accidente mortal en Kuala Lumpur, Malasia, que equipaba uno de los peligrosos airbags y que nunca fue sustituido. El número de muertes vinculadas a los airbags Takata asciende a 23 a nivel mundial; 19 de ellas en vehículos Honda y 13 de las cuales se han producido en Estados Unidos.

18,5 millones de dispositivos potencialmente mortales

takata

El fabricante de coches japonés ha confirmado que se han llamado a revisión 11,9 millones de vehículos Honda y Acura solo en Estados Unidos para reemplazar el dispositivo, en algunos casos tanto del lado del conductor como del pasajero, lo que eleva la cifra a 18,5 millones de dispositivos.

La compañía ofrece a través de su página web un informe actualizado acerca de la situación así como de las muertes relacionadas con los airbags Takata en Estados Unidos (13), Malasia (5) y Australia (1).

Además de los defectos de fabricación originales de Takata, que provocaron la llamada a revisión del primer inflador en 2008 y 2009, el paso del tiempo y la exposición a condiciones cálidas y húmedas hace que estos airbags sean particularmente vulnerables a las roturas, que pueden causar lesiones graves o la muerte a los ocupantes del vehículo.

takata

Cerca de 30 millones de vehículos siguen sin ser reparados solo en Estados Unidos, y es que la escasa trazabilidad de estos dispositivos de seguridad hacen que sea casi imposible determinar el número de vehículos equipados con airbags Takata. Es casi imposible saber el número de vehículos que los incorporan y cuántos de ellos explotan de forma violenta; menos aún los coches restaurados que montan este dispositivo.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras ha dicho que 12 fabricantes de automóviles han reparado colectivamente el 65 % de los 20 millones de vehículos en los grupos de mayor prioridad, dejando alrededor de 7 millones sin reparar.

El 13 de enero de 2017, la arruinada Takata Corporation se declaró culpable de cargos criminales fraudulentos interpuestos por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y acordó pagar un total de 1.000 millones de dólares por conducta fraudulenta en relación con ventas de airbags defectuosos a múltiples fabricantes de automóviles.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio