Compartir
Publicidad

Gregorio Serrano se disculpa irónicamente mientras los consumidores comienzan a movilizarse

Gregorio Serrano se disculpa irónicamente mientras los consumidores comienzan a movilizarse
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Pido disculpas a todos los que estén molestos porque la tarde de la tremenda nevada sobre la AP-6 estaba con mi familia en Sevilla pasando el día de Reyes, una maravillosa ciudad donde funciona las lineas telefónicas e internet". Otro usuario contestaba: "Puede dimitir telemáticamente desde Sevilla".

Este es el divertido mensaje que el director de la DGT, Gregorio Serrano, ha compartido en su Twitter tras la avalancha política que se ha producido con motivo del caos en las carreteras españolas provocado por la nieve. Y mientras, los afectados comienzan a tomar medidas.

La nieve en Sevilla es una maravilla

Al gabinete de crisis de la DGT, especialmente a Serrano, le han llovido críticas por encontrarse en Sevilla el día de autos. Estaba pasando el día de reyes con su familia, y ha querido disculparse no por las 18 horas que pasaron muchas familias atrapadas en al AP-6 la noche del 6 de enero al día 7 de enero. Él ya lo había avisado por Twitter.

Serrano adjuntaba en el sarcástico mensaje un pantallazo del aviso que emitió en la tarde del día 6 (cuando la situación ya comenzaba a volverse peligrosa) avisando de los problemas en la AP-6 y AP-61, y recomendaba "no circular por esa zona salvo necesidad".

Aquí la cuestión no es que Serrano estuviera en Sevilla celebrando las navidades, sino el hecho de pasarse la pelota de forma indiscriminada del Gobierno a la concesionaria, la concesionaria a su vez al gobierno, la oposición al Gobierno, los afectados a los afectados, y al Gobierno también...

El caso es que Serrano se ha aferrado a su cargo tras culpar en parte a los conductores y gestionar la crisis desde su casa, y no vemos a Mariano Rajoy pidiendo la dimisión de nadie, tal y como lo hizo efusivamente allá por 2009, cuando se produjo un caos similar por las nevadas. Siendo líder de la oposición, exigió la dimisión fulminante de la que era ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. "Inaceptable", repetía.

Hemos podido hablar con uno de los afectados, Daviz Díaz de Avilés, y nos cuenta que decidió confiar en los carteles informativos y "en la viabilidad de una vía de pago de entrada a la capital".

David emprendió su viaje desde Oviedo a las 17 de la tarde del sábado 6, y asegura normalidad hasta que en León "los carteles luminosos empezaron a comunicar por primera vez que la A-6 se encontraba cortada", y que al continuar, "solo se comunicaba prohibición a tráfico de vehículos pesados y la limitación de velocidad para turismos por encima de los 100 km/h". El resto es un relato muy parecido al que se ha visto circular por redes sociales:

"Una vez dentro de la AP-6, alrededor de las 20:30 de la noche, la situación se volvió insostenible al quedarse el tráfico detenido. El personal de una quitanieves bloqueando el paso en medio de la autopista nos indicaba que saliésemos por la salida 81 para continuar más adelante en dirección Madrid, pero los vehículos que lo hicieron y se aventuraron a subir una cuesta atestada de nieve dieron la vuelta al indicarnos que era imposible. La quitanieves se puso en marcha entonces por la AP-6 hasta alcanzar la altura de Navas de San Antonio, donde nos quedamos en caravana toda la noche sin recibir noticias ni asistencia de ningún tipo (por suerte, con suficiente gasolina y víveres en el coche). Al margen de un vehículo de la Guardia Civil llegado desde León a las 9 de la mañana indicándonos que pasaría la quitanieves y que dejáramos hueco, nadie más paso hasta 2 horas y media más tarde (11:30 de la mañana), cuando los efectivos de la UME consiguieron desbloquear el camino."

Acciones judiciales colectivas: hasta 1.000 euros de indemnización por persona

Dgt

Ante tal avalancha de acusaciones, los afectados han comenzado a organizarse para reclamar sus derechos como usuarios de la vía, que se encuentra además en pleno proceso de venta por parte de su principal accionista, la Fundación Bancaria La Caixa.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha puesto en marcha una acción judicial colectiva para los que quedaron atrapados durante la nevada en las distintas carreteras que quedaron colapsadas. El objetivo es que los afectados por la crisis puedan recibir una indemnización por los daños sufridos "ya sean materiales y/o morales", explica la organización.

Lo primero es aportar pruebas objetivas, como el ticket del peaje, imágenes del vehículo en el lugar de los hechos, reservas de hotel... La OCU estima la indemnización en 1.000 euros por persona.

La acción judicial de aquellos que quedaron atrapados en la AP-6 irá dirigida en primer lugar, a la concesionaria Abertis y, en segundo lugar, como subsidiaria, al Ministerio de Fomento. En caso de tratarse de otras carreteras, nacionales o sin peaje, la responsabilidad recae en el Ministerio de Fomento.

Por su parte FACUA-Consumidores en Acción ha creado una plataforma de afectados para asesorar a los afectados y que puedan obtener una compensación económica que cubra pérdidas de billetes de avión, trenes, gastos extraordinarios, etc. La asociación recuerda que el artículo 27 de la Ley 8/1972, de 10 de mayo, de construcción, conservación y explotación de autopistas en régimen de concesión, señala que

"el concesionario deberá conservar la vía, sus accesos, señalización y servicios reglamentarios en perfectas condiciones de utilización". Así como "facilitarlo en condiciones de absoluta normalidad, suprimiendo las causas que originen molestias, incomodidades, inconvenientes o peligrosidad a los usuarios de la vía".

El Ministerio de Fomento ha decidido a su vez abrir un expediente informativo a la compañía concesionaria Iberpistas, filial de Abertis desde 2002 (sí, la del rescate) para investigar lo ocurrido. También el Defensor del Pueblo ha iniciado una actuación de oficio, según recoge El País, para aclarar "el origen de la responsabilidad" por el colapso de las carreteras: "Parece deducirse la existencia de disfuncionalidades".

El Real Automóvil Club de España (RACE) por su parte ha emitido un comunicado reclamando "buscar soluciones a los problemas de las nevadas y dejar de usar políticamente estas situaciones", y reclamando "un análisis urgente de los planes de vialidad invernal".

Recordemos que en 2006, la Audiencia Provincial de Burgos condenó a Europistas Concesionaria al pago de 150 euros por daños morales y patrimoniales a más de 4.000 personas que quedaron atrapadas por un temporal de nieve y viento en la autopista AP-1 (Burgos-Armiñón) en 2004.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos