Las claves para detectar una multa de aparcamiento falsa como las que han aparecido en Madrid

Las claves para detectar una multa de aparcamiento falsa como las que han aparecido en Madrid
1 comentario

El Ayuntamiento de Madrid está alertando en sus redes sociales a los ciudadanos sobre el caso de unas multas de aparcamiento falsas que se están encontrando muchos conductores de la capital en el parabrisas de sus coches. Concretamente, ya se han contabilizado más de 80 de estas sospechosas sanciones en el distrito de Carabanchel.

Las autoridades ya han iniciado las diligencias pertinentes para encontrar a los responsables de un posible delito de falsedad documental y estafa, aunque podría tratarse simplemente de una broma pesada. Pero, ¿cómo saber si estamos o no ante una multa falsa? Lo repasamos.

Las claves para saber si una multa es falsa o no

Como puede verse en la imagen que acompaña al tweet del Ayuntamiento del Madrid, las denuncias falsas que se han encontrado algunos conductores madrileños llevan el logotipo del Ayuntamiento en el encabezamiento, una presunta clave de infracción, hecho denunciado, precepto infringido, cuantía de la sanción, el importe con la reducción por pronto pago, una referencia y un código QR.

Curiosamente, este código remite a la web de pago de sanciones de Ayuntamiento “sin que el receptor pueda realizar el abono”, dicen desde el consistorio. La parte trasera está en blanco.

Muchos conductores de los que se han topado con estas multas falsas pueden no haberse percatado de que son meras fotocopias, en las que se lee que el motivo de denuncia es "estacionar sobre o junto a refugio, isleta, mediana de protección o elementos canalizadores del tráfico", aludiendo supuestamente al precepto 62 de la normativa.

Así, y según este documento la cuantía de la sanción es de 100 euros, y con “la reducción del del 50 %" se queda en 50 euros. Debajo, encontramos el mencionado código QR.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para saber si una denuncia como esta es auténtica o no, en lugar de ir directos a ver el código con el teléfono, es que ningún boletín de denuncia de Policía Municipal, Agentes de Movilidad o controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) incorpora códigos QR.

Además, en las denuncias se incluyen otros apartados más detallados que los que se muestran en la falsa sanción. Estos son:

  • Número de expediente que identifica la sanción, ejercicio (2022 en este caso) y referencia.
  • Datos del conductor, del vehículo (matrícula, marca y modelo) y del titular, en su caso.
  • Lugar de la infracción, fecha y hora concretas.
  • Hecho denunciado y cuantía específica de la sanción.

Precepto infringido, detallando qué artículo del Reglamento General de Circulación se ha saltado el vehículo denunciado y la pérdida de puntos correspondiente, en su caso.

De ser una multa de velocidad, la denuncia también incluirá la foto pertinente del vehículo sancionado tomada por el radar.

Por tanto, el Ayuntamiento de Madrid ha advertido a los ciudadanos que, en ningún caso, se debe escanear dicho QR. Este puede llevar a páginas de pago fraudulentas (aunque no parezca ser en este caso concreto) y/o robar información personal a través de nuestro teléfono móvil.

El consistorio recuerda que, “cualquier notificación de sanción impuesta por agentes de la autoridad se envía siempre por correo certificado o por la dirección electrónica vial” (DEV). Por otra parte, esta última notificación electrónica nunca incluye un enlace de descarga de un archivo.

Por tanto, mucho ojo también con los correos eléctricos que suplantan a la DGT, señalando que se tiene una multa pendiente. En este tipo de mails maliciosos, se adjunta un enlace para acceder a la Sede Electrónica de la DGT, pero al clicar en el mismo se descarga un malware en el dispositivo.

En los últimos años, nos hemos topado con varios fraudes de este tipo simulando sanciones. Los más habituales son los mails que incluyen una denuncia que luego resulta ser falsa, con el número de identificación, el importe de la sanción y siempre un enlace para descargarla.

Ante la duda, se puede llamar al número de atención al ciudadano de la DGT, el 060, desde el que se pueden tanto consultar posibles sanciones como abonarlas.

En este caso concreto de las denuncias falsas de Madrid, la Policía Municipal ya ha anunciado el inicio de las diligencias pertinentes por un posible delito de falsedad documental y estafa, y los hechos ocurridos en Carabanchel ya se han puesto en conocimiento de los servicios informáticos del Ayuntamiento de Madrid.

Temas