Publicidad

Así podemos evitar la degradación del interior del coche ante el uso de gel desinfectante

Así podemos evitar la degradación del interior del coche ante el uso de gel desinfectante
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Este verano al habitual uso de cremas solares y repelentes de mosquitos se une el uso extensivo de geles desinfectantes. Pero sus agresivos componentes, como el etanol, pueden afectar tanto a la piel como a las superficies con las que estamos en contacto, como las del habitáculo del coche al conducir.

En este sentido, Ford ha empezado a probar este tipo de sustancias para entender de qué forma el gel hidroalcohólico estropea las superficies y nos explica cómo podemos evitarlo.

Acabados especiales contra cremas solares, repelentes...

Gel

Los geles hidroalcohólicos pueden estar fabricados a partir de diferentes fórmulas, según el fabricante. En todas, se encuentra una proporción del 70-80 % de etanol, por lo que la mayor parte se componen de alcohol.

También cuentan con emolientes, humectantes, glicerina o peróxido de hidrógeno, elementos que pueden reaccionar con las superficies haciendo que se desgasten prematuramente.

Los ingenieros de Ford han probado nuevos productos en materiales utilizados en los vehículos de la compañía a temperaturas extremas. Según los resultados de la prueba, la constitución química de los recubrimientos protectores puede reformularse para garantizar que los interiores de los vehículos se mantengan en buen estado.

En las primeras pruebas que están realizando los ingenieros de Ford también se aplican a los accesorios de almacenamiento, como revestimientos del maletero o cubiertas plásticas interiores.

En este sentido es recomendable que al limpiar evitemos usar productos que contengan lejía o peróxido de hidrógeno, así como aquellos a base de amoníaco, ya que pueden dañar los recubrimientos antideslumbrantes y antihuellas, explica la marca del óvalo.

En su lugar, el desinfectante doméstico puede ser una forma efectiva de eliminar la amenaza.

"Se debe prestar especial atención a las áreas que se tocan con frecuencia, como el volante, las manijas, la palanca de cambios, cualquier botón o pantalla táctil, limpiaparabrisas y tallos de señales de giro, reposabrazos y ajustadores de asiento", explica el director médico de Gran Bretaña de Ford, Jenny Dodman.

Citroen C5

No debemos olvidar los cinturones de seguridad, que están en constante contacto con el ocupante del vehículo.

Y ojo a dejar el bote del gel en el coche; en verano las altas temperaturas no solo pueden hacer perder sus características y estabilidad, ya que el poder desinfectante del gel disminuye, sino que podría generar quemaduras si se aplica a altas temperaturas.

En Motorpasión | De 27 a 50 grados en media hora: así de peligroso es dejar a un niño solo en el coche, aun con las ventanillas bajadas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios