Compartir
Publicidad

De 27 a 50 grados en media hora: así de peligroso es dejar a un niño solo en el coche, aun con las ventanillas bajadas

De 27 a 50 grados en media hora: así de peligroso es dejar a un niño solo en el coche, aun con las ventanillas bajadas
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Más allá del denominado Síndrome del Bebé Olvidado, al que la industria automotriz busca poner remedio a través de la tecnología, las altas temperaturas en el habitáculo de un coche y el sol pueden ser un cóctel mortal.

Un reciente estudio publicado por el Real Automóvil Club de España (RACE) alerta del peligro de dejar a los niños solos en el interior del coche, aunque no haga calor. Algo que lejos de ser puntual, ha provocado la muerte de más de 96 niños desde 2006 en Europa.

Un auténtico horno incluso con las ventanillas levemente bajadas

Nino Coche

En solo 30 minutos, el interior de un coche alcanza el doble de la temperatura que hay en el exterior, pasando de 27º a 50º. Es una de las conclusiones que ha llevado a cabo el RACE en su estudio, en el que se ha calculado la temperatura interior de un vehículo en tres situaciones distintas:

  • Totalmente cerrado.
  • Con una ventanilla abierta 5 cm.
  • Con dos ventanillas abiertas 5 cm.

En el peor caso, dentro de un vehículo cerrado, a los 30 minutos el mercurio marca el doble que en el exterior. Al cabo de casi dos horas la temperatura en el interior del vehículo es por encima de los 60°.

Incremento Temperatura Dentro Coche Fuente: RACE.

Incluso con dos ventanillas abiertas se siguen manteniendo altas temperaturas que superan los 50° dentro del vehículo (53 º a los 60 minutos).

Por ello no se debe menospreciar el efecto 'horno' que se produce en este pequeño espacio; ya sea verano o invierno el sol se convierte en un peligro para los grupos más vulnerables, como los niños y las personas mayores (sobra decir que también para las mascotas).

El estudio del RACE apunta a que se debe tener especial atención a los niños lactantes así como a los pacientes crónicos de enfermedades cardiovasculares, respiratorias o neurológicas, pues sus sistemas termorreguladores están más afectados y presentan además una falta de autonomía que les impide escapar de la situación.

Desde el punto de vista médico, cuando el cuerpo humano supera los 42 grados existe un alto riesgo de sufrir un golpe de calor, que pude resultar especialmente peligroso en el interior de un vehículo ya que los tiempos en el incremento de la temperatura son muy cortos.

La hipertermia resultante, junto con deshidratación, puede producir la muerte. ¿Cómo actuar ante un golpe de calor? Primero, hay que avisar al servicio de emergencias, llevar al niño a un lugar fresco, quitarle la ropa y aplicarle compresas frescas y mojadas. Si está consciente, se le debe dar agua y acudir a un centro de salud.

Según datos expuestos por el RACE, solo en Estados Unidos mueren por este motivo un promedio de 38 niños al año, contabilizando más de 800 niños fallecidos desde 1998 por esta causa. "En el 81 % de los 93 casos analizados, los padres alegaron que no se percataron, mientras que el 11 % afirmaron que lo hicieron conscientemente".

En Europa, Francia es el país que más muertes contabiliza por esta causa desde 2006, con 22, seguido de Alemania con 20 y de Italia con 17.

Y son los menores de dos años los que ocupan el 65 % del total de niños fallecidos. En Italia, los sistemas de alerta de niños en el coche ya son obligatorios: desde el 1 de julio todos los vehículos, o todos los sistemas de retención infantil deben estar equipados con un sistema de alarma que se active si el conductor se aleja del vehículo y deja al niño (de menos de 4 años) dentro del coche.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio