Compartir
Publicidad

SEAT Ibiza e Ibiza SportCoupé, prueba (parte 1)

SEAT Ibiza e Ibiza SportCoupé, prueba (parte 1)
Guardar
51 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Turno ahora de desmenuzar al nuevo Ibiza, del cual he probado tres versiones diferentes. Ha ganado en casi todo respecto al modelo anterior, pero de esas diferencias hablaré aparte para que el nuevo tenga todo el protagonismo. No me ha decepcionado al conducirlo ni al probarlo, entra por más sitios que por los ojos.

Todo aquel que esté valorando la compra de un coche de este tamaño, que no deje de leer. SEAT tenía pendiente modernizar el ya veterano Ibiza III, lanzado en 2002. La competencia se estaba adelantando y había que mejorar la seguridad, tecnología, imagen… El resultado es muy muy bueno, es el mejor Ibiza de todos los tiempos.

Esperaba de forma pesimista un León pasado por la apisonadora, pero el diseño es arriesgado y atractivo. Hace que el anterior parezca ya muy clásico. Tiene la cintura alta, varias líneas que le estilizan y una boca de maletero que se ríe de ti cuando te adelanta.

Exterior

Las unidades fotografiadas corresponden a un SportCoupé con acabado Reference y un 5 puertas con acabado Stylance. No se aprecia en las imágenes, pero el Ibiza ahora entra en el club de los utilitarios que miden algo más de cuatro metros de largo. Este aumento no se traslada necesariamente al interior, como veremos más adelante.

SEAT Ibiza

Los nuevos son un poco más largos y más estrechos; el SportCoupé es claramente más bajo, mientras que el 5p tiene más altura que el modelo previo. Diga lo que diga SEAT, el modelo de 3 puertas, aunque tiene un nombre muy rimbombante, sigue siendo un utilitario, no un coupé. Mi SC montaba unas llantas modelo Caloria, con neumáticos Bridgestone B250 de 15’’.

El Stylance 5p montaba unas llantas Sonda con neumáticos Bridgestone Turanza 215/45 R16. Las versiones Reference se identifican rápido: manecillas y retrovisores negros. Estos tienen un tamaño grande, no estorban y ofrecen una buena visibilidad. El SC menos potente no asoma nada el tubo de escape, el 5p sí pero es feo.

SEAT Ibiza

Los que sean superficiales y sólo valoren el exterior ya son clientes medio ganados. Puede instalarse un techo solar por 640 euros, y no es muy caro ya que es panorámico.

Interior

Los Ibiza ahora tienen un interior más acorde a los tiempos actuales. Predomina el plástico mucho, y casi todos son duros, echo de menos algún acolchado. Casi todas las fotos de interior corresponden al modelo más sencillo. Por ejemplo se nota la calidad en el volante, que es de plástico, pero el mejor volante de plástico que he tocado.

SEAT Ibiza

Es muchísimo mejor que el volante sencillo de un Mercedes-Benz Clase C. Soy un yonki de los volantes con cuero, pero en este caso no hay tanta diferencia. La sensación de calidad es notable, ya no parece que hablemos de un coche barato. No está libre de defectos, los tiene, pero muy disimulados.

De lo mejor del coche, el puesto de conducción. Con una postura de asiento baja, el coche ofrece sensaciones incluso con el rabioso 1.2, se siente más la carretera. Se aproxima más al confort que ofrece una berlina con un buen puesto de conducción, huye de la utilitaritis.

SEAT Ibiza

Será toda una experiencia subirse a un Cupra si ya el básico puede ser muy divertido. Lo malo es que los más menudos se quejarán de la altura del cinturón, que no se regula. Lo que sí es regulable siempre es la altura y profundidad del volante, imprescindible para maximizar la comodidad para distintas morfologías.

El volante huye de la sencillez, tiene un diseño mucho más moderno. El tacto es más digno de un coche más caro, e incluye los mandos para la radio-CD desde el equipamiento básico, en un satélite. El control de crucero no es de serie en Reference, pero sí en adelante. Si hay ordenador, entonces hay limitador voluntario de velocidad (da un aviso).

SEAT Ibiza

El SC tiene el mango de puertas delanteras para cerrar o abrir muy adelantado, hay que hacer un poco más de fuerza para abrir o cerrar, y a veces he oído un pequeño crujido en esa zona, pero sin romper nada (tampoco creo que vaya a romperse). Al cerrar no suena a “chapa”, ni las puertas son pesadas. Se entra más fácil a la parte trasera abatiendo el asiento derecho que usando el izquierdo, por el mecanismo de abatido.

De receptáculos no va mal surtido. Puede haber cajones bajo los asientos delanteros, en las puertas, en frente del cambio, a la altura de la rodilla del conductor, tras el freno de mano y guantera (pequeña y baja bruscamente). En el SC no hay ningún portaobjetos para los ocupantes traseros, revisteros aparte. En el 5p hay huecos en las puertas, pero más bien pequeños.

SEAT Ibiza

Ojo con los interesados en el reposabrazos delantero, dependiendo de cómo nos sentemos será cómodo o un estorbo. Una persona de estatura media no puede tocar la palanca de cambios con facilidad si está bajado, y plegado puede tocarse con el codo si se es muy alto. Puestos a nombrar carencias, la iluminación de cortesía tiene que mejorar, atrás no hay.

En la parte alta de salpicadero puede ir un Tomtom preinstalado. Para manipularlo, además de estar parados (o nos exponemos a multa/accidente) hay que retirarlo del soporte ya que se hace incómodo tocarlo tal como está; además, si hay mucha luz se ve mal. Bajo el equipo de música se encuentra la toma auxiliar de jack 3,5’’ o un conector USB, no son muy visibles.

SEAT Ibiza

El habitáculo no es especialmente espacioso. Es un coche un poco estrecho, debido a que la carrocería se ha optimizado para mejorar la seguridad pasiva, como ya le pasó a los Corsa, Fiesta, Grande Punto, etc. Cinco adultos no caben bien, van muy justos.

Las plazas delanteras son buenas en espacio, pero las traseras no, y los más altos u orondos serán quienes más lo noten. El Ibiza es un coche cómodo, si bien la suspensión puede ser un poco molesta en carreteras con firme irregular, juntas de autovía… pero los viajes largos son llevaderos.

SEAT Ibiza

El ruido de rodadura es más bien bajo, y la rumorosidad mecánica no me ha parecido fuera de lo normal, está en un nivel más que aceptable. Hay que tener en cuenta que he probado un tricilíndrico gasolina y dos TDI de 1.9 litros, no son los menos vibrones de la gama. La aerodinámica es buena, el aire no es molesto incluso cuando vamos a velocidad de multa.

Los motores hacen menos ruido al haber desarrollos más largos. Por ejemplo, el 1.9 TDI de 90 CV llanea a 120 km/h a sólo 2.100 RPM. Menos ruido, menos consumo, menos emisiones, pero pierde agilidad. Respecto a la climatización, es monozona, especialmente efectiva en verano. Opcionalmente puede tener asientos calefactables, elemento más típico de segmento alto.

SEAT Ibiza

Por último, maletero. La boca de carga queda un poco elevada, es lo malo de este diseño. Gana en capacidad, 284 litros en SC y 292 en 5p. Dispone de ganchos para colgar bolsas y dependiendo de la versión puede montar una red de sujección. Los triángulos y las bombillas de recambio se alojan aquí, sin perder espacio de carga.

Bajo el piso cabe una rueda de repuesto de 14 o 15 pulgadas, no más. Me llamó la atención el hecho de que la superficie del maletero es blanda, pues se deforma fácilmente haciendo un poco de presión con el puño. Otros modelos optan por una pieza más rígida para cubrir esta zona.

Continuará...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos