Compartir
Publicidad
Publicidad

Renault Clio V6, yo también conduje el "todo atrás" anterior al Twingo

Renault Clio V6, yo también conduje el "todo atrás" anterior al Twingo
Guardar
42 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Renault es una marca que, nadie lo puede negar, a veces le echa un par de lo que hay que echarle a la vida. Aunque se trata de una marca generalista y su objetivo es tener en el mercado auténticos superventas en todos los segmentos en los que opera, lo cierto es que eso no es impedimento para que de vez en cuando dejen libertad a sus ingenieros para crear máquinas únicas, de esas que nos gustan tanto en Motorpasión.

Ahora que el nuevo Renault Twingo está dando tanto que hablar por su novedosa configuración "todo atrás" con el motor en posición trasera y la tracción también al eje posterior, es el momento de echar la vista atrás y recordar el anterior "todo atrás" que Renault tuvo en el mercado, el Renault Clio V6.

Tuve la suerte de conducir las dos generaciones del Renault Clio V6 y desde entonces tengo que admitir que Renault consiguió hacerse un hueco en mi corazón. Aquellos coches, hechos para competir en circuitos y de paso recordar a los míticos Renault 5 Turbo, Maxi Turbo o Turbo 2 que corrían en rallyes cuando yo era solo un chaval que empezaba a interesarse por los coches, me dejaron marcado por diferentes motivos.

El Fase I, una primera decepción

Renault Clio V6 Fase I

El primer Renault Clio V6 que conduje fue el Fase 1 de 2001. Aquel coche era construído por Tom Walkinshaw Racing, compartía muy pocas piezas con el Clio normal que se vendía a granel en toda Europa. La parte trasera del coche, dónde en el normal se situaban los asientos traseros, estaba ocupada por un motor V6 3.0 a 60º que entregaba 230 caballos de potencia.

Las modificaciones a nivel estructural para poder montar semejante motor en la parte posterior del coche fueron muchas, y alguas saltan a la vista. La carrocería ensanchada en la parte posterior tenía dos llamativas tomas de aire laterales que permitían respirar a semejante bestia.

Cuando tuve ocasión de probarlo cuando yo sólo tenía 18 años y estaba empezando en esto de probar coches, todavía en la época del papel mientras Internet comenzaba a arrancar. A esa edad cualquier coche impresiona, y más un compacto de 230 caballos, con semejante motor "zumbando" detrás de tu cabeza y con tracción trasera.

Renault Clio V6 Fase I

Pero todavía recuerdo que aunque las ganas de conducirlo eran muchas, el coche me decepcionó bastante porque era poco ágil, muy pesado y tendía mucho a irse de morro cuando tratabas de llevarlo rápido. El principal problema que tenía aquel coche era que pesaba alrededor de 300 kilos más que un Clio Sport de 172 caballos, así que os podéis imaginar que las diferencias de prestaciones entre uno y otro no eran tan destacadas como se podía esperar.

Si a eso unimos que por la configuración que tenía, en condiciones climatológicas adversas era un coche casi inconducible en el que el más mínimo error se pagaba con un trompo y las consiguientes consecuencias, podéis entender que según mi criterio, no ha sido precisamente el "todo atrás" más conseguido de Renualt.

Renault Clio V6 Fase II

Aquel Renault Clio V6 estuvo a la venta desde 2001 hasta 2003. Pero Renault no podía permitir, con su experiencia en el mundo de la competición, que su "juguete" estrella fuese así de mal. Por eso en 2003 sacaron a la venta el Renault Clio V6 Fase II, en este caso construído en la propia casa, en Renault Sport en Dieppe.

Renault Clio V6 Fase II
Si, estaba peleado con mi peluquero. ¿Qué pasa?

El cambio fue abismal, en todos los sentidos menos en el estético, dónde aquel Fase II únicamente recibía algunos cambios en la forma de las ópticas para hacerlo más semejante al modelo original que se vendía en aquella época, o las llantas multiradio que crecían en dimensiones.

El Renault Clio V6 aumentaba su potencia, alcanzando 255 caballos con los que se convertía automáticamente en el compacto, si es que en aquella época se le podía llamar así, más potente del mercado, más incluso que el Alfa Romero GTA con su motor V6 de 250 caballos.

Aquel aumento de potencia del mismo motor V6 de 2.946 centímetros cúbicos, unido a una puesta a punto de chasis y suspensiones muy mejorada, hacían de el un coche mucho más efectivo que su antecesor. Este sí que era un coche capaz de comportarse como un auténtico deportivo, un coche ágil a pesar de no haber adelgazado respecto al anterior "culo gordo".

Renault Clio V6 Fase II

No se exactamente qué hicieron los hombres de Renault Sport, pero os aseguro que entre uno y otro las diferncias son enormes. Lo que no cambiaba era lo delicado que era de conducir cuando lo llevabas al límite en condiciones climatológicas adversas.

Recuerdo que hice en uno de estos Clio V6 un viaje de Madrid a Vigo, diluviando como está diluviando últimamente en Galicia con las tan de moda Ciclogénesis exposivas, y aquel viaje fue un auténtico infierno.

No lo digo únicamente por el calor que desprendía semejante motor situado en posición trasera, ni por el sonido que pasados 100 kilómetros se hacía insoportable. Tampoco lo digo por los consumos, que casi en ningún momento bajaban de los 12 l/100 km en una época en la que si te preocupabas de los consumos eras un visionario.

Renault Clio V6 Fase II

Lo digo porque aquel coche, cuando la carretera estaba mojada y dudabas con el acelerador ya fuese por esceso de ímpetu o porque soltabas el pedal cuando tenías dudas, se movía tanto que seguía siendo muy fácil quedarse en sentido contrario incluso en una autovía.

Es lógico hasta cierto punto, porque la distancia entre ejes era minúscula y la confiuración con todo el peso atrás y la tracción trasera hacían de su eje trasero un pequeño diablo que me lo hizo pasar muy, muy mal tratándo de hacerlo derrapar para una sesión de fotos.

A pesar de ello, admito que los Renault Clio V6 se han quedado grabados en mi memoria con un sitio especial entre los miles de coches que he probado. Por algo será. Ahora el nuevo Renault Twingo devuelve al mercado un concepto que la marca gala no explotaba desde hace mucho tiempo ya que el Clio V6 Fase II dejó de venderse en el año 2005 aunque presentado en un envoltorio un poco más racional.

Renault Clio V6 Fase II

Tal vez algún día saquen a la venta un Renault Twingo RS, o mejor aun, un Renault Twingo V6. No retemos a estos señores que fueron capaces de hacer el verdadero antecesor del nuevo Twingo, el primer monovolumen con motor de Fórmula 1. Hablo de la Renault Espace F1...

En Motorpasión | Renault Twingo 2014, más fotos antes de su presentación en el Salón de Ginebra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos