Compartir
Publicidad
Primer contacto con el renovado Volkswagen e-Golf. El clásico de los compactos ya cree en el futuro eléctrico
Pruebas de coches

Primer contacto con el renovado Volkswagen e-Golf. El clásico de los compactos ya cree en el futuro eléctrico

Publicidad
Publicidad

Volkswagen ha actualizado su icono para marcar un verde camino hacia la electrificación, con el Volkswagen e-Golf. Es el primer compacto de la firma alemana fabricado en base a la nueva Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB). Lo que Volkswagen llama una "democratización de la movilidad cero emisiones".

La segunda generación tecnológica del Golf eléctrico viene con una autonomía mayor, más potencia, nuevos detalles de diseño y un mundo interior digitalizado. Hemos querido comprobarlo con un paseo por Madrid y alrededores en un entorno urbanita y otro más dinámico.

Por fuera, su diseño no sorprende en exceso respecto a la línea Volkswagen Golf; es prácticamente igual al GTI y al GTE. Sí presenta una estética más futurista: elementos azules, faros LED, un alerón en el techo confiere un aspecto más deportivo y cuenta con grupos ópticos traseros y luz en el porta matrícula de tecnología LED. Cuenta con llantas de aleación ligera "Astana", de 16 pulgadas, de superficie pulida.

Img 20170421

El interior resulta amplio y los asientos bastante acogedores. Las plazas traseras, correctas para dos personas. Una de las cosas a destacar es el agradable revestimiento de cuero del volante multifunción rematado con costuras azules y la pantalla 'Volkswagen Digital Cockpit' en lugar de los instrumentos analógicos. El doble fondo del maletero permite albergar los cables de recarga para una toma doméstica.

Img 20170421

Al volante del Volkswagen e-Golf 2017

E Golf

El recorrido por Madrid permite descubrir todos los modos de conducción, puesto que salimos del congestionado centro hacia las carreteras de El Pardo, un entorno natural a las afueras de la capital. Para empezar, la posición de conducción es cómoda con un volante de tacto agradable y mandos intuitivos. La dirección permite una conducción por ciudad perfecta, ya que resulta muy ágil en el manejo.

Al igual que el Volkswagen e-up!, esta actualización del Golf eléctrico peca de un sistema de dirección muy eléctrico, demasiado suave al tacto, lo que en desplazamientos largos puede resultar un problema, más aún cuando el detector de cambio de carril emite únicamente una alerta visual apenas visible.

El silencio sepulcral del compacto evidencia el 'problema' de los eléctricos: pueden volverse invisibles para los peatones, pero durante la conducción es de agradecer. El pedal responde bastante bien a la aceleración; puedes ponerte a 90 sin darte cuenta (acelera de 0 a 80 km/h en 7 segundos). La nueva batería de iones de litio cuenta con una densidad energética que aumenta de 24,2 kWh a 35,8 kWh respecto del modelo anterior.

E Golf Cut Out E Golf 4litho Electric Powertrain

Al igual que el e-up! incorpora tres grados de retención para cuando soltamos el acelerador, siendo el más alto el que máxima retención y seguridad ofrece. En cuanto soltamos el pie del acelerador no hay riesgo de ser alcanzados por detrás, ya que es efectivo pero no violento. Y cuando los llevamos seleccionados y soltamos el acelerador, se encienden nuestras luces de freno.

Img 20170421 112016 1

La velocidad máxima limitada electrónicamente es de 150 km/h (+10 km/h) y el consumo medio permanece constante en 12,7 kWh. La autonomía teórica en el Nuevo Ciclo de Circulación Europeo (NCCE) es de 300 kilómetros (anteriormente 190 kilómetros), y combinando aceleraciones y desaceleraciones podemos recargar la batería con la frenada regenerativa.

Img 20170421

En cuanto a la recarga, el tiempo necesario para cargar la batería depende de la fuente de corriente que se utilice: con el enchufe convencional de 230 V (a 2,3 kW) la duración de la carga total de la batería es de 17 horas; en un wallbox con 3,6 kW es de aproximadamente 10 horas y 50 minutos; en el wallbox de 7,2 kW la duración es de 5 horas y 20 minutos; y con el sistema CCS (Combined Charging System) con 40 kW hacen falta 45 minutos para cargar la batería al 80%.

Conducción semiautónoma para los que sepan disfrutarla

Volkswagen ha incorporado en el Golf una amplia gama de sistemas de asistencia a la conducción, como la función Front Assist, que permite detectar peatones en la calzada; el asistente en atascos, que permite una conducción semiautónoma a velocidades de hasta 60 km/h; y el Emergency Assist, que detiene el Golf en caso de emergencia.

E Golf Gl4819 Driving Comfort

Es cierto que el modo semiautónomo, que permite mantener una velocidad de crucero constante y la distancia de seguridad reglamentaria, le quita parte de la diversión a la conducción, pero es cuestión de gustos. Si no estás acostumbrado a este tipo de conducción, es difícil relajarte y alejar el pie del pedal del freno, más aún en ciudad.

E Golf Gl4820 Vienna Leather Equipment

El nuevo motor eléctrico desarrolla una potencia de 100 kW (136 CV) en lugar de los 85 kW (115 CV) anteriores. Al mismo tiempo aumenta el par: como es usual para los vehículos eléctricos, la potencia máxima está inmediatamente disponible, independientemente del régimen de revoluciones. En las rectas, responde bien.

El e-Golf cuenta con cámara trasera y ParkPilot: avisos acústicos ante obstáculos en la zona delantera y trasera. Debido a la suavidad de la dirección, es bastante fácil realizar las maniobras de aparcamiento.

Adiós, velocímetro

Golf 077 Active Info Display

El interior viene completamente digitalizado y es bastante intuitivo. La app Car-Net e-Remote permite realizar ajustes como el inicio de la carga o la climatización, y también consultas a través de un smartphone o del portal Car-Net en Internet.

El Volkswagen e-Golf equipa de serie el nuevo sistema de infoentretenimiento Discover Pro, con pantalla de 9,2 pulgadas y control gestual, al que hay que pillarle el truco para que responda.
E Golf Gl4821 Interior Gallery

Por primera vez se ofrece el e-Golf de serie con la pantalla 'Volkswagen Digital Cockpit' en lugar de los instrumentos analógicos. Incluye un mapa con los puntos de recarga más próximos y una navegación que apenas obliga a levantar la vista de la carretera.

El sistema utiliza los datos de ruta proactivos del sistema de navegación de serie y los datos sobre la dinámica longitudinal procedentes de la unidad de control del motor. La app Car-Net e-Remote permite realizar numerosos ajustes como el inicio de la carga o la climatización, y también consultas a través de un teléfono inteligente (smartphone) o del portal Car-Net en Internet. Car-Net e-Remote también está disponible para el Golf GTE.

Una de las posibilidades más llamativas es que puedas conectar el timbre de tu casa con el sistema del coche y recibir una notificación de que alguien está llamando y además, una imagen de pocos frames (para no distraer la conducción) de quién está en la puerta. Tú puedes elegir si abrir o no.

El precio de este modelo con promociones es de 34.000 euros, y además cuenta con una campaña de ayuda a la instalación de un punto de carga, por valor de 1.210 euros. Se trata de un modelo muy atractivo para ciudad, quizá no tanto para largas distancias y con el que Volkswagen está intentando limpiar su imagen tras el escándalo del fraude en las emisiones de sus coches diésel. Una buena forma de empezar a andar un camino más verde.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos