Compartir
Publicidad
Publicidad
Toyota Yaris 2017, primer contacto: aspecto más 'cool' y un motor más competente para este urbano
Pruebas de coches

Toyota Yaris 2017, primer contacto: aspecto más 'cool' y un motor más competente para este urbano

Publicidad
Publicidad

A pesar del éxito de los modelos todocamino, los pequeños utilitarios pensados para un uso predominantemente urbano siguen siendo el tipo de turismo más vendido en España, donde representan un 27,4% del total de matriculaciones (2016), así que alrededor de uno de cada cuatro coches nuevos pertenecen al llamado segmento B (314.709 unidades el pasado año). De hecho, entre los diez modelos más vendidos en nuestro país hay cuatro utilitarios (Clio, Ibiza, Polo y Corsa).

La opción de Toyota en esta batalla es el Toyota Yaris, el segundo modelo más exitoso en España de la casa japonesa, solo tras el Toyota Auris. Durante el pasado año se vendieron 13.954 unidades dentro de nuestras fronteras, pero más de 200.000 en los diferentes mercados europeos. De cara a 2017 el Yaris se renueva para seguir siendo competitivo, con un precio base de unos 10.000 euros. Lo acabamos de probar para contarte todo lo que cambia y en qué mejora con respecto al anterior.

Fabricado en la planta de Valenciennes (Francia) y diseñado por el equipo europeo de Toyota, el nuevo Yaris se exporta a mercados de todo el mundo, incluyendo algunos de África, Norteamérica y Oriente Medio. Por primera vez, según la marca, las mejoras desarrolladas en Europa para este modelo (90 millones de euros de inversión y 900 nuevos componentes) se aplicarán también a su hermano para el mercado japonés, el Toyota Vitz.

Toyota Yaris 2017, toma de contacto

¿Cuáles son las novedades?

Es cierto que los cambios exteriores para el Yaris 2017 no son muy pronunciados, pero los hay. Cambian ciertos aspectos de la estética, como los grupos ópticos o los pilotos traseros,un aspecto frontal más tridimensional -Toyota dice que se inspira en un Catamarán-, la parrilla (en dos acabados según versión) o molduras en la parte inferior de las puertas, entre otras cosas.

Por dentro también hay algunos cambios para mejorar en aspecto y ergonomía, como un cuadro de instrumentos de nuevo diseño con pantalla TFT central de 4,2 pulgadas, sistema multimedia con nueva interfaz, difusores de aire laterales en diseño 'turbina', reposacabezas de nueva factura o anclajes Isofix que Toyota asegura son ahora más fáciles de utilizar. Eso sí, siguen sin apostar por compatibilidad Apple Car Play o Android Auto en este Yaris, afirmando que prefieren sus propios sistemas.

En general, los materiales del habitáculo que quedan más a mano son agradables al tacto y el aspecto general es bueno, sobre todo con el toque de color que aportan las molduras en contraste de algunas versiones. Tanto las plazas delanteras (sólo el conductor tiene reposabrazos) como las traseras ofrecen una habitabilidad correcta (detrás el espacio para rodillas y cabeza es bueno) y, por último, el maletero es de 286 litros y cuenta con un doble fondo en ciertas versiones.

Quizá lo más destacado sean las opciones de personalización, algo clave en el segmento de utilitarios, ya que el diseño es uno de los principales argumentos de compra para los clientes de este tipo de coches. La gama cuenta con diez colores de carrocería (dos son nuevos), diferentes diseños de llantas, tapicerías, molduras interiores e incluso acabados bitono exteriores, que permiten pintar en un color diferente el techo, los pilares o los retrovisores.

Toyota Yaris 2017, toma de contacto
Toyota Yaris 2017, toma de contacto

Lo realmente importante no queda a la vista, como un nuevo motor 1.5 litros VVT-iE de cuatro cilindros, que aunque crece en cilindrada con respecto al anterior 1.33 litros, sigue siendo atmosférico. La gama mantiene el motor básico de gasolina, un 1.0 VVT-i tricilíndrico de 69 CV y 95 Nm, equipado con una caja de cambios manual de cinco velocidades.

Este bloque de 1.5 litros desarrolla 111 CV y 136 Nm, y quizá lo más interesante es que recurre a una relación de compresión bastante alta de 13,5:1 y puede funcionar en ciclo Otto o Atkinson, éste último en situaciones en las que pueda ahorrar de esta manera más combustible. Homologa un consumo medio de 4,5 litros a los cien kilómetros.

Además, Toyota afirma haber realizado ligeros ajustes a nivel de suspensión y dirección para mejorar la comodidad de marcha y la maniobrabilidad. También mejora en cuanto a aislamiento e insonorización del habitáculo, ahora más silencioso (sobre todo menos ruido procedente del motor). Todos equipan neumáticos 175/65 R15 o bien 195/50 R16.

Toyota Yaris 2017, toma de contacto
Toyota Yaris 2017, toma de contacto

Al volante todas estas modificaciones no son demasiado evidentes (habría que probar el anterior y el nuevo mano a mano), pero en cualquier caso el Yaris es cómodo de suspensiones -ideal para los omnipresentes badenes en ciudad-, el aislamiento es suficiente, su dirección tiene un peso bastante agradable (no es por tanto de las blanditas, pero resulta adecuada para maniobras) y el tamaño de 3,95 metros lo hace perfecto para aparcar o callejear.

Toyota promete para principios de 2018 la variante más deportiva del modelo, inspirada en el Mundial de Rallies. Se llama Yaris GRMN y su mayor virtud es su motor 1.8 litros sobrealimentado por compresor, que se combina de serie con una caja de cambios manual de seis velocidades, un diferencial Torsen delantero para optimizar la capacidad de tracción y una potencia de 210 CV.

El as en la manga: la opción híbrida

No es muy común encontrar una variante híbrida en el segmento de utilitarios, así que el hecho de que Toyota siga ofreciendo su Yaris Hybrid es todo un as en la manga frente a la competencia. En Europa el 45% de los Yaris que se venden cuentan con esta tecnología, pero en Toyota España son más ambiciosos. Quieren que la cuota del híbrido en nuestro mercado alcance el 60% de las ventas, nada menos. Cabe recordar que no ofrecen un diésel en la gama, aunque la demanda de gasóleo en estos coches urbanos es muy baja.

Toyota Yaris 2017, toma de contacto
Toyota Yaris 2017, toma de contacto

Durante la presentación en Holanda no hemos podido probar el híbrido, que mejora principalmente en comodidad de marcha y en rumorosidad, aunque el sistema es el mismo que antes: un motor 1.5 VVT-i en combinación con un motor eléctrico síncrono de imán permanente (45 kW) y una transmisión de engranaje planetario (la configuración típica de los híbridos de Toyota). El resultado es una potencia total de 100 CV y un consumo medio homologado de 3,3 litros a los cien kilómetros (75 g/km de CO2).

¿Qué tal el nuevo motor 1.5 VVT-iE?

Al igual que el anterior 1.33, este bloque 1.5 litros de cuatro cilindros sigue siendo muy silencioso al ralentí, aunque no tanto cuando empieza a subir de vueltas y, sobre todo, al explorar la mitad superior del cuentarrevoluciones, aunque el sonido resulta interesante. Por otro lado, el punto del pedal de embrague se antoja algo alto y hace falta habituarse para no revolucionar el motor más de lo necesario al salir desde parado.

Cuando probamos el anterior Yaris con el motor 1.33 litros afirmamos que le faltaba algo de fuerza a bajo régimen, debido a una cifra muy contenida de par motor máximo (125 Nm). Con este nuevo motor se ha solucionado en parte este problema porque, aunque la diferencia en par motor es de sólo 11 Nm (ahora 136), en la práctica el motor es más utilizable, obliga menos a recurrir constantemente al cambio de marchas y tiene fuerza suficiente a partir de unas 2.000 vueltas para mover al Yaris sin problema.

Toyota Yaris 2017, toma de contacto
Toyota Yaris 2017, toma de contacto

En este sentido el nuevo bloque resulta más agradable de conducir que el anterior, por prestaciones y respuesta general, aunque si lo comparamos por ejemplo con el nuevo 1.5 TSI Evo del Grupo Volkswagen, de igual cilindrada pero con turbo y más potencia, éste VVT-iE no resulta tan refinado como el alemán.

No es especialmente brillante en aceleraciones o recuperaciones, pero sí es mejor que antes y cumple bastante bien. Ahora acelera de 0 a 100 km/h en 11 segundos, 8 décimas menos que con el anterior 1.33 litros, y alcanza 175 km/h (el híbrido se conforma con 165 km/h y el de acceso con 155 km/h). Afortunadamente no estamos ante un coche pesado (se mueve entre 980 y 1.165 kilogramos, según versión), por lo que muestra agilidad en curva y cambia de dirección con facilidad.

En cuanto a consumo de combustible se refiere, nos quedamos algo lejos de la cifra homologada (4,5 litros en ciclo combinado), con una cifra de ordenador de a bordo de 6,8 litros a los cien kilómetros, pero hay que tener en cuenta que realizamos una conducción principalmente urbana, con constantes semáforos, rotondas y cruces, así que no es un dato demasiado representativo. Promete cifras un 10% inferiores a las del anterior propulsor.

Toyota Yaris 2017, toma de contacto
Toyota Yaris 2017, toma de contacto

Cuatro niveles de acabado

La gama Yaris 2017 cuenta con cuatro niveles de acabado, denominados City, Active, Feel! y Advance, de menos a más equipamiento. A grandes rasgos, incorporan lo siguiente:

  • City: El más básico de los Yaris incluye ya llantas de aleación de 15 pulgadas, climatizador manual, faros antiniebla delanteros, tiradores de las puertas en el color de la carrocería, sensor de lluvia, rueda de repuesto, siete airbags, asistente de arranque en pendiente y Toyota Safety Sense (formado por avisador de cambio involuntario de carril, sistema precolisión con frenada de emergencia y asistente de luces de carretera automáticas.
  • Active: El siguiente nivel suma a lo anterior llantas de aleación de 15 pulgadas en diseño específico, sistema multimedia Toyota Touch 2, control de crucero, limitador de velocidad, cuadro de instrumentos con pantalla TFT central de 4,2 pulgadas, doble fondo en el maletero, elevalunas eléctricos traseros, pilotos LED y Toyota Safety Sense, al que se suma el reconocimiento de señales de tráfico. Un paquete 'Cool' (entre 200 y 400 euros, según versión) suma opcionalmente cámara de marcha atrás, arranque por botón (en el híbrido) y climatizador automático bizona.
  • Feel!: El más pintón de todos luce llantas de aleación bitono de 16 pulgadas, parrila frontal de tipo nido de abeja, cristales traseros tintados, luces LED de marcha diurna, spoiler de techo trasero, pilotos LED y molduras laterales en negro brillante. Opcionalmente ofrece un techo panorámico Skyview. Además, la carrocería puede estar pintada a dos colores (pilares y techo en un tono en contraste).
  • Advance: El más equipado de la gama culmina con llantas de 16" en diseño Advance, parrilla delantera Negro Piano, tapicería mixta de tela y alcántara, sensor de luz, entrada y arranque sin llave, techo panorámico Skyview y molduras laterales cromadas, por ejemplo.
Toyota Yaris 2017, toma de contacto

Precios Toyota Yaris 2017

El renovado Toyota Yaris (del que la marca quiere vender 13.000 ejemplares en lo que queda de año) se pone ya a la venta en España, aunque las primeras unidades llegarán a concesionarios y clientes a partir del próximo 21 de abril. Los precios de la gama son los siguientes, IVA e impuestos incluídos:

  • Yaris 1.0 VVT-i 69 CV City: 10.050 euros
  • Yaris 1.0 VVT-i 69 CV Active: 10.350 euros
  • Yaris 1.5 VVT-iE 111 CV Active: 12.100 euros
  • Yaris 1.5 VVT-iE 111 CV Feel!: 13.100 euros
  • Yaris 1.5 VVT-i Hybrid 100 CV Active: 14.850 euros
  • Yaris 1.5 VVT-i Hybrid 100 CV Feel!: 16.050 euros
  • Yaris 1.5 VVT-i Hybrid 100 CV Advance: 17.250 euros

Además, Toyota ofrece un sistema de financiación flexible o Pay Per Drive que permite el pago mes a mes pero con la ventaja de poder elegir a los 2, 3 ó 4 años si queremos quedarnos con el coche, cambiarlo por otro o devolverlo. La gama Yaris arranca en 120 euros al mes con esta fórmula (TIN 5,95%).

Los gastos asociados a esta toma de contacto han sido asumidos por la marca. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos