Compartir
Publicidad
Publicidad
Probamos el nuevo SEAT Ibiza Cupra con motor 1.8 TSI, ¡y qué bien le sienta!
Pruebas de coches

Probamos el nuevo SEAT Ibiza Cupra con motor 1.8 TSI, ¡y qué bien le sienta!

Publicidad
Publicidad

Tras el renovado SEAT Ibiza presentado a principios de año en el Salón de Barcelona, ahora le toca el turno a la versión más deportiva, el SEAT Ibiza Cupra, que resulta ser el Ibiza más potente de todos los tiempos. Lo mejor de todo es que la marca rema contracorriente y en lugar de optar por un motor de pequeña cilindrada, ha decidido equipar el modelo con un bloque 1.8 TSI de 192 CV.

Las principales novedades ya os las contamos a principios de septiembre, pero es que ahora el Ibiza Cupra ya está a la venta, desde 21.400 euros (aunque hay interesantes descuentos), y nosotros ya lo hemos probado en carretera, incluyendo un tramo cerrado en puerto de montaña, para averiguar todos sus secretos. ¿Cuánto mejora con respecto al anterior? Pues vamos a verlo.

Antes de meternos en harina, cabe apuntar que el Ibiza Cupra 2016 sólo se comercializa en carrocería SC, de tres puertas, y, para alegría de los más aficionados a las carreteras de curvas, se ofrece únicamente con caja de cambios manual de seis velocidades. Si bien esos 21.400 euros corresponden al precio de lista, la marca afirma que el modelo se puede quedar en 17.680 euros gracias a descuentos (por financiación, por ejemplo), aunque no opta a ayudas del plan PIVE.

SEAT Ibiza Cupra 2016 toma de contacto prueba

Puesta al día

Es cierto que lo más interesante del nuevo Cupra es el paso del motor 1.4 TSI a uno más grande, 1.8 TSI, pero a nivel estético también hay ligeros cambios para ponerse al día, tanto por dentro como por fuera. Así pues, mantiene su imagen (aspecto general, escape central, etc...) pero añade faros bi-xenón (de serie), luces de marcha diurna con firma lumínica LED, pilotos también LED, retrovisores de color negro o llantas de 17 pulgadas, opcionalmente pintadas en negro.

En el habitáculo las cosas cambian un pelín más en materia de diseño. Nuevo volante forrado en cuero, nuevos mandos en la consola central, renovado panel de instrumentos y difusores de aire, entre otras cosas. También incorpora pedalera deportiva de aluminio, asientos deportivos Cupra con nueva tapicería (en negro y gris claro), que opcionalmente se ofrecen tapizados en alcántara.

Es quizá en conectividad y entretenimiento donde más avanza el nuevo Cupra. Cuenta con el llamado SEAT Full Link, que incluye Apple Car Play, Android Auto y Mirror Link. Además, la aplicación SEAT DriveApp para smartphones tiene interesantes funcionalidades, incluída una denominada "¿Dónde está mi coche?", que guarda la ubicación del vehículo al aparcarlo, para poder recuperarla después.

SEAT Ibiza Cupra 2016 toma de contacto prueba
SEAT Ibiza Cupra 2016 toma de contacto prueba

La dotación de serie del modelo ya incluye ESP, ABS, testigo de presión de neumáticos, detector de fatiga, freno multicolisión, anclajes Isofix, control de crucero, suspensión específica adaptativa (con dos durezas), climatizador automático, sensores de luz y lluvia, faros antiniebla con función cornering o sistema multimedia con pantalla táctil de 5 pulgadas, por ejemplo.

En definitiva, el SEAT Ibiza Cupra sigue teniendo el mismo aspecto, aunque se pone al día en materia de tecnología, sobre todo. Mantiene una estética discreta, ya que salvo por los distintivos Cupra y la salida de escape trapezoidal y central, podría ser un Ibiza cualquiera. Pero lo cierto es que no lo es. ¿Por qué? Veámoslo.

¿Qué tal el 1.8 TSI?

Para los que nunca hemos sido grandes defensores del extendido Downsizing (que no es más que la tendencia a motores de menor cilindrada y turboalimentados), el hecho de que el nuevo Ibiza Cupra deje a un lado el anterior motor 1.4 TSI para equipar un 1.8 TSI es una gran noticia. Y si encima sólo se ofrece una versión con caja de cambios manual, puesto que la caja DSG no permitiría aprovechar todo el par motor del nuevo propulsor, tenemos un caballo ganador.

El nuevo 1.8 TSI, de tercera generación, ofrece una potencia de 192 CV (12 CV más que su predecesor) entre 4.300 y 6.200 RPM, si bien lo que más impresiona es la cifra de par motor máximo, de 320 Nm (70 Nm más que antes), disponible desde apenas 1.450 vueltas y hasta 4.200 RPM. Este cuatro cilindros incorpora un sistema de inyección dual (directa e indirecta), turbocompresor de nuevo diseño y gestionado electrónicamente y colectores de escape integrados en la culata, por ejemplo.

SEAT Ibiza Cupra 2016 toma de contacto prueba

El resultado es un motor llenísimo, que no tiene zonas flacas, y que mueve al Cupra con gran agilidad. Además, con la caja de cambios manual resulta muy agradable de conducir. Sobre papel, el modelo es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en únicamente 6,7 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 235 km/h. No está mal, ¿verdad?

Empuja desde la zona baja del cuentavueltas y, además, lo hace con contundencia. Gracias a los 1.184 kilogramos que pesa el conjunto (únicamente un kilogramo más que el Cupra anterior), la aceleración es muy buena y la sensación de empuje, más que suficiente. El anterior 1.4 TSI era un motor con más nervio, pero no tan lleno a cualquier régimen. En este sentido, el 1.8 TSI es un cambio a mejor, tanto por prestaciones como por comodidad de uso en conducción normal.

Uno de los aspectos que más llama la atención de este propulsor es precisamente su elasticidad. Tiene tanto par y en tal rango de vueltas que las recuperaciones son pan comido para el Cupra. Incluso circulando en sexta velocidad, en carretera, hundir el pie en el acelerador significa ganar velocidad con ímpetu. Y en el día a día, no tener que recurrir al cambio de marchas con tanta frecuencia (conduciendo en ciudad, por ejemplo) es una enorme ventaja.

Seat Ibiza Cupra 2016 Contacto Motorpasion

El bloque 1.8 TSI tiene un sonido bonito y agradable, si bien quizá resulte demasiado discreto para nuestro gusto. Vamos, que nos gustaría poderlo oír a un volumen algo más alto desde el habitáculo.

En tramo cerrado

La sorpresa de la jornada que tenía preparada para nosotros SEAT no era otra que un tramo cerrado en la carretera BV-1031, en las inmediaciones de Rubió (Barcelona). Después de un rato de conducción desde el aeropuerto de El Prat, en el que descubrimos lo bien que recupera el Cupra y lo cómodo que resulta para circular en carretera, llegamos al tramo justo a tiempo para hacer nuestra primera pasada. No conocemos la carretera y el límite de velocidad lo pone nuestra propia razón.

Salimos al tramo y antes de la primera curva ya hemos rozado los 140 km/h. No conocer el trazado supone ahuecar sin necesidad en algunas curvas rápidas, pasarse de frenada en algún punto y afrontar zonas con cierta incertidumbre. Llevamos un ritmo rápido y, de momento, el coche no se ha quejado. Empuja mucho y tracciona a la perfección, gracias al sistema XDS, que hace las funciones de diferencial autoblocante pero a través del uso selectivo de los frenos.

Tramo Cerrado Seat Ibiza Cupra
SEAT Ibiza Cupra 2016 toma de contacto prueba

Sólo en algunas de las curvas más lentas, al abrir gas pronto y con mucho volante, los neumáticos se quejan y el coche no encuentra toda la tracción que debería, aunque en cualquier otra situación la motricidad sorprende para bien (a pesar de los pobres frenos delanteros), aunque también hay que apuntar que el estado del asfalto en el tramo es impecable.

La trasera, bien atada al asfalto, no se menea ni en las curvas más rápidas, y lo cierto es que también es complicado que aparezca subviraje, incluso rodando a velocidades altas. Disponemos de la opción de activar el modo Sport del ESP, que retrasa la intervención de los controles, pero no es posible desconectar las ayudas por completo. También existe un modo de conducción deportivo o Sport, que endurece la suspensión y la dirección y que, aunque SEAT asegura que no varía la nota de escape, a nosotros sí nos lo ha parecido (más grave y a más volumen).

El sistema de frenos, de mayores prestaciones que en el resto de versiones del Ibiza, cumple a la perfección cuando se le pide contundencia, y la suspensión, por su parte, contiene los movimientos de carrocería de manera correcta en su modo deportivo (que se activa al conectar el modo Sport). La dirección, a su vez, transmite lo justo como para colocar el coche en las curvas con confianza.

SEAT Ibiza Cupra 2016 toma de contacto prueba

En resumen, el nuevo SEAT Ibiza Cupra es una de las mejores opciones del segmento, si no la mejor, para el que busque un pequeño cohete, con un motor agradable, suspensión cómoda, acabados de calidad y unas cualidades dinámicas más que correctas, para disfrutar al volante incluso en el día a día. Y además, ¡con cambio manual! Nos encanta.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Vídeo | Youtube
En Motorpasión | SEAT Ibiza Cupra 2016

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos