Renault Captur dCi 90 EDC, toma de contacto

Renault Captur dCi 90 EDC, toma de contacto
15 comentarios

Renault no es un fabricante muy amigo de los automáticos, tampoco sus clientes, menos de un 5% histórico de mix. Eso ha cambiado con la caja automática EDC, que están subiendo ese porcentaje hasta el 8%. Normal, quien prueba un buen automático ya no ve tan claro lo del cambio manual.

El "Renault Captur":https://www.motorpasion.com/renault/renault-captur-2013 ya tenía una versión EDC con motor gasolina de 120 CV, llega ahora al Diesel de 90 CV. La única diferencia entre ambas cajas EDC está en los desarrollos de transmisión (más largos en Diesel) y la gestión electrónica. Hemos estado probando el recién llegado en carreteras castellanoleonesas, y este es el resultado.

Los resultados oficiales son muy optimistas, 3,9 l/100 km de gasóleo. Para empezar, es un dato complicado de conseguir con unidades con menos de 1.000 kilómetros, con mecánicas aún no asentadas. Además, la mayor parte del recorrido ha sido por autopista, donde los coches han ido todo el rato en sexta sin reducir.

Renault Captur dCi 90 EDC

Cambio EDC, sin levas ni programa "Sport"

La palanca de cambios tiene una utilización muy simple: "PRND" y el modo secuencial, "+/-", echando la palanca hacia la izquierda desde "D". No hay más. La justificación del fabricante es la sencillez y que el tipo de cliente que les compra una caja EDC no pide más.

En el "Renault Clio RS":https://www.motorpasion.com/renault/renault-clio-iv-r-s efectivamente hay levas de cambio tras el volante, pero claro, es un cliente distinto. No es por un problema técnico, las piezas están ya diseñadas, pero para los motores normales, los cambios EDC no tienen levas. Política de Renault que podrá gustar o no, pero es la que hay.

La ausencia de programa "Sport" es más fácil de entender, el motor dCi de 90 CV es todo menos deportivo, y tener esa función en la caja solo serviría para consumir más y oír más ruido. Para el gasolina de 120 CV es cierto que se presta a una posible discusión, da más juego con las revoluciones.

Renault Captur dCi 90 EDC

Probamos por primera vez esta caja con el motor dCi de 110 CV en Mégane, combinación mecánica que llegará próximamente al Captur. Lo cierto es que es una caja de doble embrague muy buena, porque es más suave que la DSG de Volkswagen (la primera en comercializarse) y su funcionamiento es impecable.

Las transiciones entre una marcha y otra simplemente no existen. Cambia el sonido del motor y se mueve la aguja del tacómetro, pero no hay ni una sola sacudida por pequeña que sea. También es excepcionalmente suave en maniobras a baja velocidad, donde la DSG no destaca precisamente.

Los desarrollos de transmisión elegidos son correctos. El motor dCi de 90 CV simplemente no puede hacer más, con marchas más cortas solo conseguiría más consumo, pero no sería más rápido, sino más brusco. El motor va cómodo con estos desarrollos, yo no soy partidario de alargarlos.

Renault Captur dCi 90 EDC

Desarrollos de cambio adecuados para 90 CV

La sexta tiene un desarrollo de 50,53 km/h cada 1.000 RPM, prácticamente los 50,89 km/h de la quinta del dCi 90 manual. En otras palabras, 2.500 RPM de tacómetro equivalen a 130 km/h de marcador, que viene a ser poco más de 120 km/h reales. No reduce a quinta en condiciones normales, el motor va cómodo ahí.

Como suele ser habitual en los modelos automáticos, el cambio abstrae al conductor de las zonas de menor agrado de uso del motor, no lo vamos a ver a muy bajas revoluciones. Apurando la aceleración desde parado, la primera se estira hasta 4.700 RPM, aproximadamente.

¿Qué diferencia hay entre el motor dCi de 90 CV y el de 110 CV? El turbocompresor y la gestión electrónica. Con 90 CV el turbocompresor es de geometría fija, y con 110 CV, de geometría variable. En castellano, que van igual a bajas revoluciones, pero a altas, el motor de 110 CV saca pecho y es más utilizable.

Renault Captur dCi 90 EDC

El dCi de 90 CV ya a 4.000 RPM va un poco asfixiado, no recibe aire suficiente, y el empuje es pobre, así que merece la pena pasar a una marcha superior. En modo automático el cambio EDC procurará utilizar la potencia del motor de la manera más eficiente. En modo manual evitará el corte de inyección o muy pocas revoluciones.

En el Captur, el motor de 90 CV no sorprende en aceleración, y en recuperaciones por encima de 100 km/h le cuesta coger velocidad. No significa que sea tan escaso como para ser peligroso, pero quien quiera prestaciones o se va al gasolina de 120 CV o le recomiendo esperarse a la versión Diesel de 110 CV.

El cambio EDC empeora ligeramente las prestaciones del motor respecto al cambio de 90 CV, pero por menos de 0,4 segundos, inapreciable para un conductor normal. Sus tiempos son los siguientes: 0-100 km/h en 13,5 s, 0-400 metros en 18,9 s y 0-1.000 metros en 34,9 s. La velocidad máxima es de 170 km/h.

Renault Captur dCi 90 EDC

¿Cuánto consume?

Si practicamos una conducción muy exigente, prácticamente a tabla, abusando de la aceleración y marchas cortas, y a velocidades poco legales, mi compañero de fatigas consiguió la cifra récord de 9,7 l/100 km, casi el triple de lo homologado. Quizá un Diesel más potente habría consumido menos en esas circunstancias.

En mis manos, el resultado está entre 5 y 6 l/100 km, ya sea en autopista (hasta 130 km/h de marcador), carreteras secundarias o circulando por ciudad a -5 ºC con motor frío. Sí, en León hace un frío salvaje por las mañanas. Esto, claro, con motores sin rodar lo suficiente. Veo posible bajar de 5 l/100 km, pero el homologado... lo veo demasiado optimista.

A pesar de su altura elevada, el Captur no es un coche mal resuelto de forma aerodinámica. El ruido del aire es prácticamente el mismo a 150 km/h que a 170, y a 100 es muy silencioso. La cosa se empieza a poner fea a 120-130, donde la física es la que es. Me gustaría ver qué hace, ya rodado, a 100 km/h de crucero.

Renault Captur dCi 90 EDC

Por las autopistas en las que hemos conducido, sin apenas desniveles, va en sexta todo el rato, salvo que demandemos una fuerte aceleración. La sonoridad del motor, muy contenida, no es molesta en un viaje largo. Viene más ruido aerodinámico y de neumáticos que del motor.

En ciudad, suavidad total, es lo mejor de la caja, además, me gusta cómo reduce de tercera a segunda mientras estamos llegando a una rotonda con una suavidad tal que parece que hemos realizado un perfecto punta-tacón con los pies. El que no sepa de qué estoy hablando, le receto una clase teórica.

En las secundarias, cuando necesitamos potencia para adelantar, simplemente hay que pisar a fondo el pedal del acelerador. En el modo automático reduce solo, en modo manual tenemos que utilizar la palanca para elegir la relación adecuada. Esta funcionalidad se llama kick-down, literalmente "puntapié-reducción".

Renault Captur dCi 90 EDC

¿Merece la pena el cambio EDC?

El cambio EDC supone un sobreprecio de 1.400 euros sobre el mismo motor y equipamiento pero con cambio manual. Es todo igual salvo el Stop&Start, que la versión manual sí tiene, y que Renault no ha ligado al automático por razones de costes. Técnicamente era posible y no había impedimento alguno.

Resulta especialmente recomendable a conductores que no sepan conducir de forma eficiente ni quieran aprender, la caja actuará por ellos y logrará reducciones de consumo respecto a una versión manual. En cambio, si comparamos con un conductor experimentado y que sepa sacar partido al motor, no veo que vaya a ahorrar nada.

En cruceros por autopista, la sexta del automático prácticamente equivale a la quinta del manual, la diferencia será por lo tanto nula en consumo. A fin de cuentas, el EDC tiene sus dos embragues engranados en seco, la caja por diseño no roba más potencia que una manual, ni tiene un mantenimiento específico.

Renault Captur dCi 90 EDC

Los precios son de 19.750 euros en el acabado Intens y 20.750 euros en el Zen. Sobre el nivel básico, el Intens añade llantas de aleación, radio-CD con USB y Bluetooth, climatizador manual con A/C, tarjeta manos libres, faros antiniebla, elevalunas eléctricos, guantera "Easy Life", etc.

El acabado superior Zen implica llantas de 17", faros con contorno cromado, volante de cuero bovino, faros antiniebla con función de giro, sistema multimedia con pantalla táctil 7" y navegador, climatizador automático, ambiente interior oscuro, etcétera.

Pocas opciones hay en la gama Captur, con la intención de que sea sencillo para clientes y vendedores. El extra más caro es el R-Link (500 euros). Tenéis más información en "este artículo":https://www.motorpasion.com/renault/renault-captur-2013. ¿Recomiendo el cambio EDC? No me parece caro por 1.400 euros, es uno de los mejores automáticos del segmento, así que mi respuesta es sí.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio