Compartir
Publicidad
Publicidad

Nissan Note, presentación y prueba en Austria (parte 2)

Nissan Note, presentación y prueba en Austria (parte 2)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Viena y Bratislava son dos capitales europeas bañadas por el Danubio, y la prueba del "Nissan Note":https://www.motorpasion.com/nissan/nissan-note-2013 transcurrió entre ambos puntos, fundamentalmente en Austria. La mayor parte del tiempo recorrimos carreteras secundarias limitadas a 100 km/h, pero también Autobahn hasta 130 km/h y bastante parte por zona urbana.

El Note no es solo un coche urbano, sino una solución de talla pequeña para un coche de orientación familiar, sin llegar a monovolumen. Deriva del Note japonés, pero solo tienen el 40% en común. La puesta a punto para el mercado europeo se ha hecho pensando en nuestros gustos. ¿Lo habrán conseguido?

De las tres motorizaciones del Note hemos probado las dos más potentes, el 1.2 DIG-S (98 CV) de gasolina y el 1.5 dCi (90 CV). Todas las versiones se libran del impuesto de matriculación porque homologan consumos bastante bajos. Al menos, según ordenador, pueden hacer maravillas con una conducción suave.

Nissan Note

Al volante del Nissan Note 1.5 dCi

En la última revisión del motor K9K de Renault-Nissan, que cumple Euro 6, las homologaciones han caído de 4 l/100 km en muchos modelos. Tiene varias soluciones que antes no tenía, como la gestión térmica inteligente, el Stop&Start, válvula EGR de baja presión, etc. Hay buena diferencia con los primeros K9K de 65 CV y norma Euro 3.

De todos los petroleros de segmento B que he conducido, este es de los que mejor aislados va. Apenas habrá momentos en los que el motor Diesel resulte molesto, y la mayoría de los conductores no lo tendrán en cuenta como algo negativo. Adiós al tacataca que hacía vibrar hasta la palanca de cambios.

Mi conducción no buscó un consumo especialmente bajo, solo el respeto escrupuloso de los límites de velocidad en Austria, los radares no están señalizados y hay muchos. Autopista pisé poca, pero a 120-130 km/h, en las carreteras de doble sentido no pasé de 100 km/h. Tampoco podía decirse que fuese anormalmente lento.

Nissan Note

Empezó a llamarme mucho la atención lo bajo de sus consumos. Sin estar haciendo apenas esfuerzos, la media acumulada estaba por debajo de 4 l/100 km, llegando a un mínimo de 3,5 l/100 km. La homologación es de 3,6 l/100 km, prácticamente el valor que me salió después de conducir casi dos horas.

En autopista, en llano, a 130 km/h con el limitador activado, no consumía más de 5 l/100 km. Ojo, que el Note no es el utilitario más aerodinámico que existe, y tampoco circula demasiado bajo de revoluciones, más bien cerca de las 2.500 en quinta. Debería ser más, hasta que no tenga consumos reales tomaré los datos con algo de escepticismo.

No nos dará la impresión de ser muy potente, ya que va tan suave que ni parece Diesel, ni parece que tenga 90 CV, y para circular con la familia, aunque sea a plena carga, responde sobradamente. Cuando actúa el Stop&Start, apenas se nota el apagado, y el arranque es relativamente rápido. Mejor que el Mercedes E 220 CDI de casi 60.000 euros probado en Motorpasión...

Nissan Note

Al volante del Nissan Note 1.2 DIG-S

Lo que antes sería un motor 1.4 o 1.6 atmosférico de gasolina ahora es un 1.2 con compresor volumétrico, y con tres cilindros. No es exactamente como conducir un atmosférico, pero la mayoría de los conductores no se van a dar cuenta. Tampoco es como llevar un 1.2 Turbo, la diferencia nos la ha explicado mi compañero Hatzive en su especial de sobrealimentación.

Por cierto, Hatzive también hizo una prueba muy completa del Micra DIG-S antes del restyling, donde apreció que los consumos oficiales eran muy optimistas y desde luego sensibles al tipo de conducción. Parece haber mejorado mucho ahora, porque no me he llevado esa sensación. Casi he clavado el consumo homologado (datos del ordenador).

Una media de 5 l/100 km tras haber conducido de forma muy similar a como llevé el Diesel me parece muy buena para un gasolina. De hecho, le he dado al acelerador con un poco más de ganas, es que llevaba puesto un polo de Nissan Nismo... Vibra muy poco, pese a ser tricilíndrico, por los contrapesos en la polea del cigüeñal.

Nissan Note

Pese a la sobrealimentación, no es un motor explosivo en respuesta, no deja de ser un 1.2. Lo que sí podemos notar, es que si hacemos cambios muy rápidamente después de una aceleración intensa, podemos notar algunos meneos en la transmisión. Si conducimos de forma más suave no lo notaremos.

A bajas revoluciones y con poca carga de acelerador, el compresor volumétrico no está haciendo de lastre, ya que se desacopla con un embrague electromagnético de forma imperceptible al conductor. Dicho de otra forma, si apenas le pisamos, se moverá como un atmosférico, y los 1.2 atmosféricos no son nada tragones.

Aguanta muy bien la fuerza a múltiples regímenes de revoluciones, no hace falta cambiar con mucha frecuencia si queremos buena respuesta. Los adelantamientos en carretera secundaria se resuelven en distancia y tiempo muy razonables, no es de esos motores que desesperan por lo perezosos que son.

Nissan Note

Motor básico, 1.2 de 80 CV

El consumo mixto es muy optimista, 4,7 l/100 km. Contrasta con los 4,3 l/100 km de la versión DIG-S de mayor potencia. Se nota mucho el efecto del compresor, porque el atmosférico tiene 110 Nm de fuerza y el DIG-S tiene 147 Nm, la diferencia en caballos no es tan abultada. Las relaciones de cambio son las mismas.

El 1.2 acelera a 100 km/h en 13,7 segundos, el DIG-S en 11,7 segundos. El Diesel de 90 CV es ligeramente más lento, 11,9 segundos, pero más enérgico a la hora de recuperar (adelantamiento) con sus 200 Nm. En principio me parecen más recomendables los dos motores superiores. Si las prestaciones no son importantes, el 1.2 atmosférico es más que suficiente.

Próximamente haremos una prueba más exhaustiva para comprobar si los consumos son tan buenos. Existe una variante automática CVT para el 1.2 DIG-S, pero de momento no lo van a traer a España. ¿Y versiones Nismo? Es una posibilidad abierta, desde luego.

Nissan Note

¿Qué tal se comporta el Note?

Los ingenieros ubicados en Reino Unido y España, donde Nissan tiene centros técnicos, han puesto al gusto europeo la dirección asistida eléctrica, los amortiguadores, muelles y barras estabilizadoras. En otras palabras, va menos blando que en mercados como el japonés.

El ajuste que le han querido dar es más orientado a la comodidad, con vistas a poder ser cargado sin que la suspensión vaya haciendo tope. El conducción tranquila es un coche agradable, no balancea apenas y transmite mucha tranquilidad. Quizá demasiada, me dio un poco de sopor conduciendo.

Los 1.2 DIG-S de 98 CV tienen una puesta a punto específica en los elementos comentados. Noté la diferencia entre el Note 1.5 dCi y el 1.2 DIG-S rápidamente, el gasolina era más transmisor de lo que pasaba fuera, lo achaqué al paque estético Sport Pack, pero son cosas diferentes. Va ligado al motor, no a la estética.

Nissan Note

Con el paquete Sport Pack, el rojo de las fotos, hay más detalles en color negro, entradas de aire más grandes (cuyo efecto práctico es nulo), llantas específicas y paragolpes más agresivos. Es una opción para los Tekna Sport. Aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

Apenas pisamos carreteras con curvas, pero apareció una zona de horquillas medias que ya había catado antes con el Mercedes Clase B. Fui conduciendo en modo eco-suicida, sin apenas frenar y apurando apoyos, y la parte trasera empezó a querer adelantar a la delantera (sobreviraje), pero el control de estabilidad no lo permitió. Avisa con margen.

La suspensión trasera se ha diseñado como se ha diseñado para dar más espacio al maletero, no para sensaciones deportivas. Para el planteamiento del coche, me parece correcta, si no se le buscan las cosquillas, no va a hacer nada extraño. Por cierto, fijaos que hay dos diseños de volante.

Nissan Note

Monitor de conducción eficiente

El Note, además de tener motores que gastan poco, tiene herramientas para ayudar al conductor a lograr buenas medias sin que eso implique conducir como una tortuga. Fijaos en el tablero de instrumentos. Si pulsamos el botón ECO (detrás del cambio) veremos una gráfica que nos ayuda a entender cuánto estamos pisando el acelerador.

Gradualmente iremos aprendiendo que hay que acelerar con suavidad, no de forma súbita, y lo necesario. También dispone de un indicador de sugerencia de cambio de marcha. Este indicador es fácil que pase desapercibido ante el conductor. Está a la derecha, donde marca los kilómetros.

Hay otra forma de evaluar la eficiencia. La banda azul superior está complementada por unos ledes verdes, que nos van puntuando. Si conseguimos cinco luces verdes, es que somos unos cracs de la conducción eficiente. No le presté mucha atención a este detalle, sinceramente.

Nissan Note

Al finalizar nuestro recorrido con el Note, recibiremos una puntuación final de una a cinco estrellas. Quizá es más intuitivo que el sistema homólogo del Leaf, que puntúa con árboles. La mayor recompensa la tendremos a la hora de llenar el depósito. Debería indicar lo que hemos ahorrado en euros, eso sí que sería visual.

Es un coche muy fácil de conducir, y maniobra muy bien en zona urbana. Con las asistencias de la cámara 360º, aparcar es un juego de niños. Cumple como urbano y como extraurbano. A 130 km/h no es ruidoso, sigue siendo confortable. Si realmente gasta tan poco, será para planteárselo muy seriamente.

Un detalle que pasará desapercibido para la mayoría de los conductores es que la caja de cinco velocidades no admite muy bien cambios muy rápidos, da un tacto mecánico. Cambiando con suavidad lo más fácil es que nadie lo Note. Disculpad el chiste fácil, hoy me he levantado con las bujías encendidas.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Nissan Note, presentación y prueba en Austria ("parte 1":https://www.motorpasion.com/pruebas-de-coches/nissan-note-presentacion-y-prueba-en-austria-parte-1)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos