Compartir
Publicidad

Mercedes-Benz E 220 CDI 7G-TRONIC, prueba (conducción y dinámica)

Mercedes-Benz E 220 CDI 7G-TRONIC, prueba (conducción y dinámica)
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy también hablamos del "Mercedes Clase E":https://www.motorpasion.com/mercedes/mercedes-benz-clase-e-2013, que hemos probado con motor Diesel de 170 CV (E 220 CDI) y la nueva caja automática 7G-TRONIC de siete velocidades. Este motor tiene de serie cambio manual, y es más "barato" con una optimización que le permite ahorrarse un 4,75% en impuestos.

El 220 CDI es el intermedio de los motores Diesel de cuatro cilindros (2.143 cc), el inferior rinde 136 CV y el más potente 204 CV. Con 170 CV se posiciona en un perfecto término medio, y es una elección fantástica para la aplastante mayoría de los mortales. Sus consumos mixtos van de 4,5 (ECO edition manual) a 5,2 l/100 km (7G-TRONIC).

Como vimos ayer, se trata de un E 220 CDI Avantgarde, es decir, con una imagen más agresiva --novedad en Clase E-- y entre otras cosas, una suspensión rebajada 15 mm, denominada DIRECT CONTROL. Con este motor solo puede tener propulsión trasera, pero los motores más potentes pueden disponer de tracción total (4MATIC).

Mercedes-Benz E 220 CDI motor
Ningún cambio en el propio motor respecto al modelo 2009

Motor conocido con relaciones de cambio revisadas

El E 220 CDI no es una novedad en sí, el modelo 2009 ya disponía de él, es el motor OM 651.924. Sigue rindiendo 170 CV y dispone de un generoso par máximo de 400 Nm disponibles entre 1.400 y 2.800 RPM. Lo único que ha cambiado, según el dossier de Mercedes, son las relaciones del cambio, tanto manual como automático.

Este cuatro cilindros da la misma potencia que el E 220 CDI W211 (desde 2006) y el E 270 CDI W210 (1995-2003) de cinco cilindros en línea, que daba menos par (370 Nm). Con la caja automática de cinco velocidades (modelo 2009) homologó 5,8 l/100 km, pero con el 7G-TRONIC baja a 5,2 l/100 km.

Se trata de una transmisión automática de convertidor de par, con siete velocidades y soporte para Stop/Start, en Mercedes "ECO" a secas. No solo gasta menos, es que las prestaciones mejoran, de 8,8 segundos (5 vel) a 8,4 segundos (7 vel). La punta se mantiene en 227 km/h.

Mercedes-Benz E 220 CDI

El ser de cuatro cilindros implica que tiene menos refinamiento que sus hermanos de seis cilindros, de hecho, la sensación general de aislamiento y calidad del coche queda parcialmente emborronada por el motor, con un ralentí algo tractoril y un sonido de aceleración que no enamora precisamente.

Lo que mejor lleva el E 220 CDI son los largos cruceros por autopista. La séptima tiene un desarrollo larguísimo, 66,2 km/h cada 1.000 RPM, o lo que es lo mismo, 120 km/h a menos de 2.000 RPM. De no ser porque la potencia no es suficiente para apartar más aire, podría alcanzar 264,8 km/h con ese desarrollo. Larguísimo.

Más de uno pensará que la séptima se le atraganta subiendo cuestas. De eso nada, la sexta solo la usa cuando se quiere acelerar más rápido, esos 400 Nm son muy aprovechables. Por debajo de 80 km/h es muy difícil que circule en séptima. Lo bueno de girar tan "despacio" es que se vuelve casi inaudible en cruceros.

Mercedes-Benz E 220 CDI 7G-TRONIC
Los E automáticos adoptan la palanca al estilo americano

Cambio automático 7G-TRONIC

Al ser un convertidor de par, no es tan rápido como las cajas 7G-DCT de doble embrague que usan los modelos de tracción delantera (Clase A, B y CLA) pero lento lo que se dice lento no es. Como estoy valorando una berlina de 170 CV y no un deportivo, creo que es muy razonable su respuesta y rapidez al cambiar.

A bajas y medias vueltas los saltos de marcha apenas se notan, es a altas revoluciones donde no va tan fino. Disponemos de dos programas automáticos, el económico y el deportivo. El modo manual per se no existe, admite correcciones en cualquier momento, y cuando nota que nos hemos aburrido vuelve al modo automático.

Se circule en modo manual o no, el cambio siempre se reserva la última palabra. Si machacamos el acelerador siempre reduce marchas, incluso en modo manual, lo cual me parece un acierto. Es inadmisible un modo manual en el que en un adelantamiento se quede uno vendido por no tener reducción automática.

Mercedes-Benz E 220 CDI
Volande de tres radios, propio del E Avantgarde

El sistema ECO Stop/Start se deja notar. Cuando el motor se detiene, percibiremos una levísima sacudida, pues el motor está colocado en sentido longitudinal. El arranque también lo vamos a notar, pero es suficientemente rápido. Salvo que el aire acondicionado trabaje a tope, dispondremos de parada y arranque con mucha frecuencia (indicador verde ECO en el tablero).

Conduciendo muy rápido por carreteras de curvas, el modo deportivo me ha parecido adecuado también en respuesta. Aprovecha bien las posibilidades del motor y tendremos una sensación de aceleración intensa. Habrá que pensarse mucho pagar la diferencia de precio, de miles de euros, respecto al E 250 CDI (204 CV).

Lo único que no me gusta del cambio es que, tal y como han colocado la palanca (derecha del volante) puede confundirse con palanca de limpiaparabrisas, que está a la izquierda. Podrían haberla colocado más arriba. Si conducimos en modo manual recibiremos sugerencias de cuándo subir o bajar de marcha. Si es necesario, cambiará por su cuenta aún en modo manual (muy bajas o muy altas RPM).

Mercedes-Benz E 220 CDI
La prueba se ha realizado íntegra con gasóleo normal, de la misma marca

Un devorador de autopistas

Admitámoslo, el tráfico urbano no le gusta mucho, las medias salen un poco altas a pesar del modo ECO, y los 5,7 l/100 km en ciclo urbano en homologación son simplemente ciencia ficción. Pero en autopista, en el entorno de 110 a 150 km/h, va comodísimo en séptima con medias muy muy razonables para su tamaño y peso (1.735 kg).

De los 1.500 kilómetros de prueba, he hecho literalmente de todo: atascos, autopista, recorridos cortos en ciudad, secundarias a ritmo dominguero... Estoy satisfecho con los consumos obtenidos. El depósito de 59 litros es más que suficiente, algunos modelos lo tienen de 80 litros.

Dispone de una pantalla del ordenador que valora nuestra eficiencia vigilando si vamos a velocidad constante, cómo aceleramos, y si aprovechamos las inercias al decelerar. Es relativamente fácil, al menos para un conductor acostumbrado a consumir poco, sacar medias en torno al 90% o más de puntuación.

Mercedes-Benz E 220 CDI consumo
Gráfica de consumo en la pantalla central

Como ya os dije en la primera parte, es muy silencioso. Mi compañero Javier Álvarez condujo antes de la presentación del modelo 2013 miles de kilómetros con modelos 2009 en Estados Unidos --se hizo la Ruta 66--, y nos certificó que ahora está mejor aislado. Los ruidos aerodinámicos aparecen a velocidades difícilmente confesables.

Mi tocayo condujo con modelos de gasolina gordos, pero de haber ido con este coche, habría parado poco a repostar. Con la mitad del depósito se pueden hacer 500 kilómetros sin dificultad (~35 litros), con tres cuartos (~43 litros) 700 o más. La suma de autonomía y distancia recorrida subió de 1.000 kilómetros más de una vez.

El consumo más bajo, menos de 5 l/100 km, lo he tenido en autopista con un desnivel de 150 metros (120 km/h o algo más). El más alto subiendo un puerto a fuego, no llegó a 15 l/100 km. La desviación del consumo real sobre el homologado no llega al litro, al menos en mi experiencia y con una unidad con 1.374 kilómetros a la recogida.

Mercedes-Benz E 220 CDI ruedas
Neumáticos Continental ContiSportContact5 245/45 R17, de serie en Avantgarde

Muy cómodo, aunque no invita a correr

Con la suspensión normal, pero endurecida, el coche es muy cómodo en una amplia variedad de situaciones. Estabilidad total, aunque se tomen curvas contraperaltadas con juntas de dilatación más rápido de la cuenta. Es bastante aislante de lo que ocurre bajo las ruedas, pero lo suficientemente informativa. Símil rápido: como un preservativo grueso, te enteras, pero menos.

No me ha dado la sensación de ser un coche pesado y torpe, pero tampoco tiene ambiciones muy deportivas, eso se deja a los AMG. Transmite mucha seguridad y confianza al conductor, mima al pasaje pero sin ser un tarado blando. Se nota que hablamos de un modelo Premium en lo fino que se hila en cuestiones como estas.

La propulsión trasera pasa desapercibida normalmente, en condiciones de baja adherencia ya lo notaremos más. No es sobrevirador si no se le fuerza, la mayor pega se la he encontrado aparcando marcha atrás en mi plaza de garaje elevada dos palmos sobre la acera, rampa ultracorta. Patinaban las ruedas sobre las baldosas, así que lo he aparcado de morro.

Mercedes-Benz E 220 CDI ordenador

No creo que el control de estabilidad sea un estorbo, corrige bien el subviraje (si no nos hemos pasado de la raya) y el sobreviraje lo corta rápido, pero la sensación se recibe. Si no tuviese ayudas, creo que sería bastante asequible para conducirlo, sobre todo comparándolo con los viejos W123-124 y predecesores.

Hablaré más adelante sobre ayudas a la conducción, pero me quedo con el funcionamiento de los faros LED integrales con asistente de luz de carretera automáticos (HIGH BEAM ASSIST). Conduciendo de noche por autopista no deslumbra a nadie y la carretera se ve a la perfección. Merece la pena pagar por ellos.

Resumiendo: motor de buenas prestaciones, silencioso en cruceros, muy cómodo de suspensión sin ser blando, un cambio automático moderno (el anterior estaba obsoleto), trotamillas... A fin de cuentas, estos coches se venderán casi todos a flotas, así que estupendo. Ya solo nos falta hablar de consumos en profundidad.

Mercedes-Benz E 220 CDI ordenador
Datos finales de la prueba en el ordenador

Consumo de gasóleo del E 220 CDI 7G-TRONIC

La prueba se ha dividido en tres partes fundamentales. Primero circulación urbana y periurbana por Sevilla y con mucho calor, poca autopista y a velocidades muy moderadas. Con una media de 34 km/h, salen 6,9 l/100 km. No son condiciones ideales para un coche así. Llené el depósito y me dirigí hacia Madrid.

En condiciones muy favorables de tráfico, y a un trote de 120-130 km/h reales por A-4, combinado con parte de zona urbana, hice 605 kilómetros a una media de 110 km/h, 5,7 l/100 km. La autonomía restante era de 304 kilómetros y volví a llenar. 36,25 litros dan una media exacta de 5,99 l/100 km, redondeando, 6 litros. Poco error veo.

El retorno hacia Sevilla se hizo con más tráfico por A-5 y A-66, entre 120 y 140 km/h reales, también con parte de zona urbana. 104 km/h de media, consumo de 6,1 l/100 km. Curiosamente ha salido más subiendo que bajando, aunque las condiciones no eran exactamente iguales. Hay más recorridos pero no tienen relevancia.

6 l/100 km para un coche así está muy bien.

Continuará...

En Motorpasión | Mercedes-Benz E 220 CDI 7G-TRONIC, prueba (exterior e interior)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio