Compartir
Publicidad

Mercedes-Benz E 220 CDI 7G-TRONIC, prueba (exterior e interior)

Mercedes-Benz E 220 CDI 7G-TRONIC, prueba (exterior e interior)
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para mucha gente, el "Mercedes-Benz Clase E":https://www.motorpasion.com/mercedes/mercedes-benz-clase-e-2013 es el sueño de una vida entera, el coche que siempre han querido tener, y que normalmente acaban adquiriendo cuando ya son unos senior. Otros tendrán que conformarse con la "Clase C":https://www.motorpasion.com/mercedes/mercedes-benz-clase-c-2011-llega-el-restyling, más económica. Con este restyling, la Clase E aumenta su atractivo para gente más joven.

Así es, nos encontramos ante la actualización del Clase E W212 (2009-2012) y no de un modelo completamente nuevo. El frontal es muy distinto, pero es una opción. Si lo queremos tener con la parrilla clásica y el "punto de mira", lo tendremos, es el Elegance. Este es un modelo Avantgarde con el motor Diesel de 170 CV.

En otras palabras, ahora la Clase E adopta la misma característica que el Clase C W204 (desde 2007), puede tener un frontal más clásico o con una imagen más modernizada. Hace tiempo que algo está cambiando en Mercedes-Benz. Quien antes ni se plantearía un Clase E, ahora puede verlo con otros ojos.

Mercedes-Benz E 220 CDI

Exterior del Clase E 2013

Los nuevos modelos tienen un nuevo paragolpes y capó, más esculpidos. En el caso del Avantgarde tenemos una parrilla de dos listones, con el logotipo de la marca incrustado, así como molduras cromadas en las tomas de aire y el alerón inferior. Del bifaro pasa al faro integral, con las luces diurnas incluidas y sin antinieblas específicos.

En el caso de esta unidad, los faros son completamente LED, el paso siguiente al bixenón. También podemos reconocer al Avantgarde por las llantas de aleación de 17" con cinco radios dobles. En los laterales y en el paragolpes trasero encontraremos listones cromados que el Elegance no tiene.

Los Avantgarde también tienen diferenciados los escapes, sin disimular en este caso, y de hecho, si pegamos la pierna al paragolpes (manipulando el maletero, p.e.) esas zonas están muy calientes y podemos pegarnos un buen susto. El paragolpes y los grupos ópticos traseros, de LED, también son de nueva factura.

Mercedes-Benz E 220 CDI

Al margen de esos cambios, el coche es básicamente el mismo, con una línea más seductora, y creo que combina muy bien con el frontal Avantgarde. En el modelo de acceso, las llantas son de 16" y siempre de aleación. Podemos elegir llantas más modelos hasta 19", las más caras son las AMG que implican un sobreprecio de más de 3.000 euros.

Es un coche muy bueno desde el punto de vista aerodinámico --Cx 0,26--, lo que explica el confort y el consumo contenido aunque se estén superando los límites legales de velocidad. A la hora de buscar plaza de aparcamiento, no debemos pasar por alto que son 4,88 metros (redondeando) y que no entra en cualquier sitio.

No es tan difícil aparcar gracias a los sensores de aparcamiento, delanteros y traseros, que cubren también las diagonales. Es una carrocería sedán al uso, echaremos de menos el limpialuneta en zonas donde llueva con frecuencia y circulemos a baja velocidad. También se vende con la carrocería familiar (Estate).

Mercedes-Benz E 220 CDI

Interior del Clase E 2013

En este apartado sí vamos a encontrar más cambios, aunque esencialmente la filosofía es la misma. Se corrigen algunos defectos del interior del modelo 2009, como la posición de las palancas de intermitentes y control de velocidad, con el modelo nuevo no me he confundido, están mejor colocadas.

Esta unidad de pruebas tiene cambio automático 7G-TRONIC, la palanca como tal ha desaparecido del centro y se coloca como una palanca superior derecha en el volante, al estilo americano. Para quien desee un manejo manual, tiene levas para hacer correcciones puntuales. Todos los Clase E de cuatro cilindros pueden tener cambio manual.

También cambia por completo la instrumentación, es más moderna y con una disposición también más lógica. Los Avantgarde tienen de serie tapicería en símil de cuero y tela, aunque esta unidad tiene tapicería opcional. Fijaos en el volante de tres radios, propio del Avantgarde, los Elegance los tienen de cuatro radios.

Mercedes-Benz E 220 CDI

Para justificar los más de 2.000 euros que implica ser Avantgarde, también hay diferencias a nivel práctico. Tenemos un compartimento en la consola central iluminado, huecos bajo los asientos delanteros con tapa, etc. De noche está iluminado en tono naranja en diversos puntos, dando una imagen realmente sofisticada.

El reloj se ha sacado del tablero de instrumentos como dial, pasando a ser símil de reloj de pulsera en el mismísmo centro, es un guiño a la Clase S, que lo tiene así. Curiosamente, el mismo reloj se puede poner en la pantalla central, lo cual no me parece muy lógico. El botón de luces de emergencia se ha desplazado hacia abajo.

Los aireadores tienen un diseño algo distinto, así como el listón que atraviesa el interior en sentido horizontal. La pantalla central tiene un borde cromado, está disponible en dos tamaños (5,8" o 7"), en este caso es la más grande. No es táctil, pero para eso están los comandos de voz o la rueda selectora COMAND.

Mercedes-Benz E 220 CDI

De vuelta a la instrumentación, ahora es de tres esferas en vez de cinco, y con más profundidad. Las dos esferas exteriores (combustible, temperatura y tacómetro) son de corte clásico, pero la central tiene una pantalla multifunción. Es a todo color, en el modelo de 2009 era monocroma y con una definición inferior en algunos casos.

La modernización se ha quedado a medias, porque el freno de estacionamiento sigue teniendo el mismo esquema desde hace décadas, se acciona con el pie y se libera con el tirador a la altura de la rodilla izquierda, no se quita solo. En un coche de su precio, es algo que no puedo entender.

Para algunos conductores puede ser confuso el integrar los limpiaparabrisas y lavaparabrisas en la misma palanca que los intermitentes y las luces largas, a la izquierda. Alguien un poco zote puede accionar la palanca del cambio con caja automática (creyendo que es limpiaparabrisas), si pulsa hacia abajo no pasa nada (mantiene "D") pero si da hacia arriba pondrá el coche en punto muerto ("N").

Mercedes-Benz E 220 CDI

La Clase E está hecha para viajar con un confort generoso, a la altura de su reputación. Los Avantgarde tienen una suspensión levemente endurecida (DIRECT CONTROL) de muelles, no puedo decir en modo alguno que sea incómoda, aísla bastante de las imperfecciones del terreno, pero no da una sensación total de flotabilidad.

Es un coche en general bastante silencioso y camufla hábilmente las incomodidades de las velocidades tirando a altas. Por ejemplo a 150 km/h tendremos la sensación de ir a 110-120 si estamos acostumbrados a generalistas. La séptima del automático es tan larga que para oír el motor en crucero hay que ir endiabladamente rápido.

El climatizador, que mantiene el diseño del modelo previo, no me ha parecido muy eficaz con la caló de Sevilla, necesitando varios minutos para tener el habitáculo agradable tras haberlo tenido a 38 grados al sol. La guantera refrigerada es más para mantener temperaturas que para enfriar realmente.

Mercedes-Benz E 220 CDI

Me siento muy a gusto en el puesto de conducción, con bastantes posibilidades de regulación, aunque el tacto de los pedales me parece un poco duro. La sujección lateral de los asientos de serie no es muy buena, pero los que tengan la espalda muy ancha se sentirán a sus anchas, como diría Matías Prats.

En cuanto a las plazas traseras, muy bien para los ocupantes laterales y regular para el ocupante central. Por su diseño, la plaza central es muy estrecha y tiene el respaldo muy duro, por no hablar del voluminoso túnel central. Opcionalmente se puede pedir con una configuración de cuatro plazas, eliminado la plaza central.

Respecto a la habitabilidad, que no ha cambiado, es muy buena en longitud, tanto delante como detrás. A lo ancho, si no hay nadie en la plaza central, también se va bien en las plazas posteriores. Sobre altura, quien mida 1,80 no va a tocar el techo, en mi caso (1,72) me sobra casi un puño. Se agradecen los ganchos dobles para colgar prendas.

Mercedes-Benz E 220 CDI

La calidad de ejecución y los materiales cumplen para lo que esperamos de un Mercedes Clase E, la gran mayoría están acolchados. Mediante personalización podemos tener distintos tonos de tapicería, molduras, color de techo, inserciones, etc. Aquí claramente hay diferenciación con los E Premium asiáticos (como Lexus), de opciones más cerradas.

En el hueco de la consola central, que se abre en dos piezas, no hay una toma de 12 voltios, si queremos cargar el móvil tendremos que pillar el cable o dejar una parte abierta. No me convence el manejo de la rueda del COMAND apoyando el brazo sobre las tapas cerradas, me parece una postura un poco forzada.

Si hemos desplegado los reposacabezas traseros y viajamos solos, con un simple botón podemos bajarlos, aunque no se pliegan por completo, despejan visibilidad de sobra. Para terminar de ser perfecto, creo que hay margen de mejora, se puede ganar más espacio para portaobjetos, por ejemplo.

Mercedes-Benz E 220 CDI

Maletero

Aquí no hay cambios, sigue teniendo 540 litros, de la misma forma que se conservan todas las cotas interiores. Es bastante voluminoso para un sedán, incluso en este segmento. No siempre ofrece un espacio completamente plano, algunos modelos tienen una joroba según se acerca a la banqueta trasera.

Si queremos abatimiento asimétrico de los asientos hay que pagar aparte, igual que en los utilitarios más baratos del mercado, y se accionaría desde el maletero y no desde el interior. También es opcional la trampilla para comunicar el maletero con el habitáculo (en el caso de transportar esquíes, p.e.).

Bajo el piso encontraremos la rueda de repuesto y la batería de 12 voltios, más pequeña de lo normal. Los triángulos de emergencia los tenemos muy a mano, en el propio portón. Este último se puede cerrar sin tocar la parte exterior, aunque si nos quedamos cortos de fuerza, no cerrará bien. Es posible abrirlo mediante botón en el telemando y desde el puesto del conductor. El sonido al cerrarlo es decepcionante.

En Motorpasión | Mercedes-Benz E 220 CDI 7G-TRONIC, prueba (conducción y dinámica)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio