Compartir
Publicidad

Mercedes-Benz E Coupé 350 CDI, prueba (parte 2)

Mercedes-Benz E Coupé 350 CDI, prueba (parte 2)
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si el exterior del Mercedes E Coupé 350 CDI os ha gustado, apuesto a que lo mismo ocurrirá con el habitáculo. Lo que más llama la atención, o al menos eso me pareció a mi, son los asientos. Estos son diseño deportivo, completamente nuevos y especialmente diseñados para este modelo.

Los asientos disponen de una estructura posterior que hacen que todo el conjunto quede integrado en torno a una sola pieza, con un aspecto muy deportivo. Además y de forma opcional disponían de múltiples regulaciones para conseguir una sujección óptima.

Los ajustes del sistema multicontorno se hacen desde un mando situado en la parte interior de la banqueta, desde dónde puedes regular el hinchado del ajuste lumbar, la sujección lateral y conseguir así una posición de conducción realmente buena.

Mercedes E Coupé 350 CDI

Los asientos además regulan automáticamente la altura de los reposacabezas a medida que los estos están más o menos cerca del volante. La regulación de los asientos, se hace desde un cómodo mando situado en cada una de las puertas delantreras, un clásico en la marca de la estrella.

Por último, la calidad de la piel de los asientos era realmente buena, y para completar unos asientos realmente buenos, los perfiles están bordados con hilo de color gris, a juego con el perfil de las alfombrillas que también van firmadas por AMG.

Hay que destacar que los asientos, a pesar de ser bastante voluminosos, dejan espacio más que suficiente para los ocupantes de las dos plazas traseras. Estos se sientan en dos asientos individuales que integran también en una sola pieza los reposacabezas.

Estos asientos posteriores se pueden abatir de forma individual o conjunta para aumentar la capacidad del maletero. Además, los asientos están separados por dos compartimentos, uno para dejar pequeños objetos y otro para las clásicas latas.

Mercedes E Coupé 350 CDI

Al igual que en el BMW Serie 3, dispone de un sistema de acercamiento automático de los cinturones de seguridad, que te los deja muy a mano para no tener que estirar el brazo hacia atrás en busca del cinturón.

La seguridad del Mercedes E Coupé 350 CDI

En cuanto a seguridad, tiene siete airbags de serie, pretensores de cinturón y limitadores de la fuerza de tensado en todas las plazas y reposacabezas activos para el conductor y el acompañante. Además incorpora el sistema PRE-SAFE, que adapta el coche para que, en caso de detectar una situación de emergencia, la actuación de los airbags y cinturones de seguridad sea óptima.

Entre otros, este sistema cierra el techo eléctrico si está abierto, coloca los asientos en una posición óptima si están reclinados y todo esto lo hace en milésimas de segundo.

La primera vez que probé este sistema cuando se presentó para los Mercedes Clase S, recuerdo que rodando sin controles de tracción y provocando pequeñas derrapadas, el sistema llegaba a actuar porque confundía una derrapada controlada con una situación de emergencia. En el E Coupé rodé poco sin controles, y no ocurrió esto en ningún momento.

Mercedes E Coupé 350 CDI

Además tiene capó activo para protección de peatones como parte del equipamiento de serie. Si se produce un accidente, se activa un mecanismo que levanta en pocos milisegundos unos 50 mm la parte trasera del capó. De ese modo se amplía la zona de deformación controlada. Lo bueno del sistema de Mercedes además de la seguridad que supone para los peatones, es que una vez activado, el conductor mismo puede reponer el capó sin necesidad de acudir para ello al taller.

La posición de conducción es muy buena, y me gustó que permite poner la banqueta muy baja. El volante me pareció demasiado grande para un coche en el que pretenden premiar el carácter deportivo, aunque si se han preocupado de ponerle la parte de abajo plana. Muy a la moda.

Además el volante también incorpora las levas para manejar el cambio de marchas en la parte trasera del mismo. Menos mal que tiene estas levas, porque si no, manejar el cambio de forma secuencial desde la palanca puede llegar a ser realmente incómodo. Por un lado, los cambios se hacen moviendo la palanca a izquiera y a derecha, pero el mayor problema es que la palanca se sitúa en una posición demasiado atrasada.

Por lo demás el habitáculo tiene materiales de gran calidad en todas las piezas. Dispone de una pequeña guantera con tapa entre los asientos, muy útil para dejar objetos como la cartera, el móvil o las llaves entre otros.

Mercedes E Coupé 350 CDI

Entre el equipamiento de la unidad de pruebas, me gustó como funciona el sistema de luces de carretera automáticas. En Mercedes este sistema está un poco más evolucionado que en otras marcas que lo he probado como Audi o BMW y me atrevo a decir que es el coche con las mejores luces que he probado hasta el momento.

El sistema consta de una cámara en el interior del cristal del parabrisas detecta la presencia de otros vehículos circulando en el mismo sentido o en sentido contrario y controla los faros de modo que el cono luminoso se extinga antes de deslumbrar a otros conductores.

El alcance de las luces de cruce puede aumentar de 65 a unos 300 metros. Si la carretera está libre, hace el cambio a luces de carretera (o largas) de forma muy suave y casi inapreciable, mientras que en Audi o en BMW el paso de unas luces a otras es más evidente.

En Motorpasion | Mercedes E Coupé 350 CDI, prueba - Parte 1 - Parte 2 - https://www.motorpasion.com/pruebas/mercedes-benz-e-coupe-350-cdi-prueba-parte-3">Parte 3 - Parte 4

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos