Mercedes CLS 350, prueba (equipamiento y versiones)

Mercedes CLS 350, prueba (equipamiento y versiones)
19 comentarios

El Mercedes CLS 350 que estamos probando esta semana, podría considerarse como una de las versiones intermedias de las cinco disponibles. La gama Mercedes CLS comienza con la motorización del 250 CDI, que desarrolla 204 caballos. Le sigue el motor más común, el 350 CDI de 265 caballos de potencia.

Justo después comienzan los motores de gasolina, con el del 350 y sus 306 caballos de potencia. Pero por encima de él, hay otras dos motorizaciones de gasolina más potentes, por un lado la del CLS 500 con 408 caballos de potencia, y como modelo más deportivo de la gama, el CLS 63 AMG con sus impresionantes 525 caballos de potencia.

Personalmente, considero que el Mercedes CLS 350 de gasolina es una versión bastante equilibrada, que ofrece una suavidad de funcionamiento realmente envidiable y unos consumos muy contenidos. Lo único que me llevaría a decantarme por el 350 CDI en lugar del modelo de gasolina sería el par motor a bajas revoluciones, ya que en el diesel dispones de 620 Nm a 1.600 RPM, mientras que en el gasolina tienes solo 370 Nm a 6.500 RPM.

Las diferencias de consumos entre ambos motores 350 apenas superan el litro de diferencia en los tres parámetros medidos, así que ese no es un motivo de peso suficiente para decantarme por el diesel.

Mercedes CLS 350

Por lo demás, el resto de motores tienen una personalidad más marcada, y está más claro a quienes van dirigidos. El 250 CDI es para el ahorrador que no busca prestaciones demasiado destacadas, y que no quiere pasar de 5,2 litros cada 100 kilómetros. Por otro lado, el CLS 500 es con su motor V8 de 408 caballos de potencia, el coche perfecto para el que quiere sentir el poderío de un potente motor de gasolina sin entrar en la deportividad de un coche firmado por AMG.

Y por último, el impresionante CLS 63 AMG con sus 525 caballos de potencia está claramente dirigido a ese conductor que busca las máximas sensaciones en todo momento, ese que quiere disfrutar de las aceleraciones de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y al mismo tiempo poder viajar con la familia.

Equipamiento del Mercedes CLS 350

El Mercedes CLS 350 cuesta con el equipamiento básico 67.600 euros. Puede parecer caro, pero no olvidemos que en este caso estamos probando una berlina de lujo. Por comprararlo con uno de sus posibles rivales, el Audi A7 Sportback 3.0 TFSI con 299 caballos de potencia cuesta 66.590 euros, una diferencia mínima de precio cuando nos movemos en esas cifras.

Por ese precio, el Mercedes CLS tiene un equipamiento básico bastante completo. Por señalar algunos detalles que trae, los airbags frontales y de cadera para los ocupantes de las dos plazas delanteras, los airbags de rodilla para el piloto, los asientos delanteros eléctricos, el bluetooth, el climatizador bizona, la pantalla TFT en color, el sistema PRE-SAFE que prepara el coche para un posible impacto…

Mercedes CLS 350

La lista es interminable e incluye detalles como las luces de los umbrales de las puertas, el volante multifunción, el control de velocidad de crucero, los faros bixenon, los retrovisores eléctricos con sistema antideslumbramiento. Son muchas las cosas que trae de serie el coche, pero también son muchos los extras que se pueden elegir para equiparlo.

Durante la prueba ya hemos nombrado alguno de los extras que equipaba la versión probada, algunos de ellos con un precio bastante algo como el paquete AMG que cuesta 3.245 euros o el Comand para manejar los sistemas del vehículo por 2.860 euros.

Por citar algún otro equipamiento que nos hemos dejado en el tintero, destacar que las luces inteligentes de led cuestan 1.639 euros, la suspensión Airmatic 1.428 euros, el techo de cristal 1.276 euros, o el asiento posterior partido 479 euros. Son extras caros, pero extras que consiguen convertir al Mercedes CLS 350 en un coche de auténtico lujo, una berlina de representación que no tiene nada que envidiar a sus rivales.

Eso si, a cuesta de tantos extras, el precio de la unidad de pruebas acababa creciendo hasta los 93.679 euros. ¿Os parece un precio alto? Tal vez la cifra si que lo parezca, pero os aseguro que no hemos echado en falta casi nada en este coche.

Mercedes CLS 350

Pre-Safe de Mercedes, todo un avance

Recuerdo que hace aproximadamente siete años, Mercedes me invitó a Alemania dos días a probar una serie de novedades en materia de seguridad que estarían disponibles para los Clase S y Clase CL de la anterior generación. Se trataba del Pre-Safe, una serie de sistemas que literalmente, preparan el coche para sufrir un accidente y minimizar los daños de los ocupantes.

Este sistema, a través de una serie de sensores repartidos por todo el vehículo, sabe interpretar cuando estamos en una situación de emergencia. Recuerdo que en la presentación de aquel sistema Pre-Safe, nos pusieron sobre una superficie asfaltada sin obstáculos, abrieron un aspersor y nos invitaban a derrapar.

Suena bien, ya que todos los coches que probamos en aquel momento eran Mercedes S y CL con motorización 500 o 600. ¿Para que nos ponían a derrapar? Pues muy sencillo, porque cuando el coche detectaba un derrapaje grande, el Pre-Safe se activaba.

El Pre-Safe hacía cosas tan diversas como cerrar el techo eléctrico si lo llevabas abierto, levantar el respaldo del asiento si estaba inclinado, pre-tensar los cinturones de seguridad o colocar en la posición idónea el reposacabezas. Así, en caso de accidente los pasajeros estarían en una situación mejor para recibir el impacto, y que la acción de airbags y otros sistemas de seguridad fuese óptima.

Mercedes CLS 350

Este sistema lo incorporaba de serie el Mercedes CLS 350 que probamos durante esta semana, y su acción se nota nada más abrochar el cinturón de seguridad, ya que automáticamente pre-tensa los cinturones para ajustarlos al contorno de nuestro cuerpo.

Este tipo de sistemas son los que permiten diferenciar a un coche de una marca Premium de un coche de una marca generalista, y los que explican en parte los precios elevados que nos puede parece que tienen estos coches. ¿Un poco más convencidos de que no es tan caro?

Una práctica bandeja en el maletero

Otro detalle que me llamó mucho la atención por su practicidad y porque no lo había visto nunca hasta ahora en un coche, fue una bandeja situada en la parte superior del maletero. Ésta se puede sacar hacia fuera, y entonces se descubre ante nosotros un compartimento perfecto para transportar pequeños objetos sin que vayan sueltos por el maletero.

Lo más llamativo de esta bandeja, es que puedes presionarla hacia abajo y se converte en una especie de bolsa con la parte superior rígida, dónde puedes dejar desde una bolsa del supermercado para que no se mueva en el maletero, hasta una bolsa como la de la cámara de fotos.

Mercedes CLS 350

Esta bandeja admite un peso máximo de 10 kilos, y una vez que sacamos los objetos depositados en ella, para que vuelva a su posición inicial lo más sencillo es pulsar el pequeño botón situado a la derecha de la bandeja, con lo que vuelve a su posición inicial y podemos volver a meterla hacia dentro para cerrar el maletero.

¿Acaso no destacan estos detalles?

Temas
Comentarios cerrados
Inicio