Compartir
Publicidad
Publicidad

Mercedes-Benz C 200 CDI BlueEFFICIENCY, prueba (parte 3)

Mercedes-Benz C 200 CDI BlueEFFICIENCY, prueba (parte 3)
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Es un Mercedes Clase C un coche caro? Depende de la óptica desde que lo veamos. Si tenemos en cuenta su categoría, fiabilidad, durabilidad, calidad de construcción o reputación, ya no es tan descabellado su precio. El C 200 CDI BlueEFFICIENCY cuesta lo mismo que el C 200 CDI, 32.800 euros según la última tarifa, y el equipamiento es idéntico.

Es el modelo diesel de acceso, como ya comenté antes. Esta unidad está valorada en 39.124 euros, lo que más le ha inflado el precio es el navegador con cargador de CDs y los faros de xenón inteligentes. Con semejantes extras no alcanzamos el precio de un C 250 CDI, pero sí el del un C 220 CDI con menos equipamiento.

Equipamiento

La Clase C se divide en tres niveles de equipamiento: Classic, Elegance y Avantgarde. Además existe la personalización AMG, que no comporta cambios mecánicos, suspensión y neumáticos aparte. Desde la versión “básica” la Clase C tiene un nivel de equipamiento destacable y abundante, aunque tiene unas lagunas que son difíciles de justificar.

Mercedes-Benz C 200 CDI

Exteriormente, todos los Clase C tienen llantas de aleación, faros antiniebla, cristales calorígufos, retrovisores y tiradores en color de carrocería, escapes con embellecedor o retrovisores eléctricos calefactados, entre otros elementos. Las versiones Avantgarde y AMG tienen una estética más deportiva, para los inconformistas.

En el interior y funcionalmente tenemos luces de cruce con conexión automática, climatizador bizona, radio-CD MP3 con pantalla y controller único, Bluetooth, columna de dirección ajustable en altura y profundidad, volante de plástico, ordenador de a bordo, guantera refrigerada, botiquín, asientos de tela, asistente al arranque en cuesta, etc.

Mercedes-Benz C 200 CDI

En la versión Classic hay que pagar aparte por cosas tan peregrinas como volante y cambio en cuero, asiento posterior partido, DPF, persianas en puertas traseras, sensor de lluvia o alfombrillas. Sinceramente, no alcanzo a entenderlo. Las versiones Elegance y Avantgarde no aumentan significativamente el equipamiento funcional, es más estética.

Mi unidad de prensa es Classic con los siguientes extras: retrovisores exteriores antideslumbrantes y plegables, volante y cambio en cuero, asiento posterior partido, preinstalación de móvil, volante multifunción avanzado, navegador COMAND con 6 CDs, alarma, faros bixenón inteligentes y pintura metalizada. Las llantas no son las de serie, este tiene unas 225/50 R16 y son neumáticos deportivos en vez de ecológicos.

Mercedes-Benz C 200 CDI

Para quien busque un comportamiento más deportivo puede optar por tarados de suspensión más duros, aunque creo que tal y como está satisface a la mayoría. Si por el contrario se desea circular ocasionalmente por firmes en mal estado o caminos rurales, existe una suspensión más elevada respecto al suelo.

El equipamiento opcional no puede ser tan abundante como en un Audi A4, BMW Serie 3 o un Lexus IS. De esta forma es más difícil que el precio de una unidad muy equipada se dispare a niveles más próximos a la Clase E e incluso, la Clase S. Sin embargo, puede estar más equipado que casi cualquier berlina de segmento inferior, aunquea el precio será superior.

Mercedes-Benz C 200 CDI

Entre los equipamientos opcionales que pueden ser muy interesantes cito el asistente de aparcamiento Parktronic, persiana trasera accionada eléctricamente, interfaces de conexión de audio externo, climatizador trizona, llave “manos libres”, asientos calefactados o paquetes estéticos con diferentes tonalidades de interior.

Seguridad

Hablar de un Mercedes es sinónimo de alta seguridad desde hace varios años ya. No tiene sentido hablar de un coche de este porte que no aspire a lo más alto en seguridad activa y pasiva. Sus sistemas de seguridad activa ya no son lo más puntero, pero los de seguridad pasiva son de los mejores que hay en el mercado.

Mercedes-Benz C 200 CDI

Cinco cinturones de tres puntos protegen a los pasajeros, los de las plazas laterales delanteras y traseras tienen limitadores de esfuerzo y pretensores. Tiene varios airbags de serie: delanteros, de rodilla para conductor, laterales delanteros y de cortina. Inexplicablemente, los laterales traseros son siempre opcionales.

Por otra parte, tiene regulador/limitador de velocidad de serie, así como detector de falta de presión en los neumáticos, chivatos de cinturón de seguridad, control de estabilidad ESP, ABS, luces de freno con función emergencia, asistente a la frenada de emergencia, ISOFIX y reposacabezas delanteros activos (los traseros son fijos).

Mercedes-Benz Clase C

Puede mejorar su seguridad en condiciones muy exigentes con la dirección paramétrica, PRE-SAFE (ante una pérdida de control el coche se prepara para una colisión), faros bixenón (inteligentes en imagen), neumáticos de invierno, extintor de incendios y alarma. No tiene ni en opción control de crucero activo, luces diurnas DRL o asistente de mantenimiento de carril.

¿Qué hay de EuroNCAP? Con el sistema pre-2009 tiene cinco estrellas EuroNCAP de protección de ocupantes, tres infantiles y dos de protección de peatones. Con el nuevo sistema debería obtener cinco estrellas absolutas, debido a sus notas y al equipamiento de seguridad de serie que tiene. Es lo que se espera de él.

Mercedes-Benz Clase C - EuroNCAP

En definitiva, gran seguridad pasiva, gran segurida activa, es un coche del que te puedes fiar, avalado por años y años de buenos resultados. Aunque tiene clientes descontentos, ¿qué marca no los tiene? Cuando oigo hablar de un Mercedes casi siempre es para bien, y por eso son tan deseados, entre otras razones de peso.

Continuará...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos