Publicidad

Lexus RC F contra BMW M4 Coupé, comparativa (parte 1)
Pruebas de coches

Lexus RC F contra BMW M4 Coupé, comparativa (parte 1)

El mes de febrero viene cargadito. Cargadito de sensaciones fuertes. Si hace unos días os ofrecimos la prueba exclusiva del BMW M4 Cabrio, esta semana hemos tratado de ir un paso más allá. Para la ocasión hemos juntado dos de los deportivos más esperados del mercado en este año 2015, el Lexus RC F y el BMW M4 Coupé en un enfrentamiento que no es más que el primero de muchos que tenemos previstos para este año en Motorpasión.

Está a punto de comenzar un cara a cara entre el samurái japonés y el ingeniero alemán donde los dos tratarán de demostrar por qué a pesar de sus diferencias en cuanto a peso, arquitectura de motores y otras soluciones contrapuestas, merecen una plaza de honor en el olimpo de los mejores deportivos del mundo. Dos coches que nos han recordado lo que era sentir el miedo...

Porque miedo es lo que sientes cuando tienes que recoger un Lexus RC F con el acabado tope de gama Luxury, recién estrenado, impoluto y fuera parece que llega el Apocalipsis. Estaba diluviando y cayendo agua nieve a menos de cinco grados de temperatura ambiente. De los siete días que tuvimos ambos coches aparcados en el garaje de Motorpasión esas fueron las condiciones climatológicas en cinco de ellos. Eso es peor que quedarse a un número del Gordo de la Lotería de Navidad.

Lexus RC F 6 650

Igual que ocurrió cuando probamos el Mercedes G 63 AMG, un constante aguacero y un frío polar nos acompañó como si estuviese siguiéndonos con precisión GPS. Parece que el mes de febrero no es el más indicado para probar coches potentes, así que el año que viene tal vez nos decantemos por hacer una prueba de un coche anfibio y dejarnos de deportivos.

A pesar del tiempo hostil, no íbamos a dejar pasar la oportunidad de enfrentar cara a cara ambos modelos en todo tipo de circunstancias, desde el uso diário hasta un uso en carretera intensivo con lluvia, niebla e incluso nieve, para terminar con un enfrentamiento en circuito en el que el crono ha dictado sentencia.

Dos estilos muy distintos

Lo primero que quiero hacer antes de comenzar a analizar el aspecto dinámico de ambos coches, es hablar del estilo de cada uno. Porque no lo olvidemos, en esto de los coches deportivos el diseño es un factor que pesa mucho en la decisión de compra, y aquí estamos ante dos coches de caracteres muy distintos.

BMW M4 vs Lexus RC F Motorpasion 19 1000

El BMW M4 Coupé nos conquista con un diseño completamente en línea con las versiones deportivas de BMW, un digno miembro de la familia BMW M con todo lo que ello conlleva. Paragolpes con entradas de aire gigantescas, aletas anchas tanto delante como detrás, una tapa del maletero corta y respingona con el alerón integrado y las clásicas cuatro salidas de escape en la trasera. De libro todo lo que debe tener un coche deportivo de este segmento.

Un aspecto agresivo que viene marcado por pequeños detalles, como la chepa del capó delantero, heredada de la anterior versión V8 o los espejos retrovisores exteriores, simulando el doble apoyo sobre las puertas como en los E36. Incluso el techo de fibra de carbono, siempre que no optes por el poco recomendable techo de cristal panorámico, son de esos detalles que completan un conjunto llamativo. Llamativo hasta que aparece en escena el Lexus RC F.

El japonés es sin duda el coche con el diseño más agresivo de su segmento. En el se han llevado al extremo más radical los rasgos que han caracterizado a sus hermanos de gama híbridos o de gasolina. Tan agresivo es su aspecto exterior que ese padre de familia que todos los días ves llevando a sus hijos al colegio en un Lexus RX 450h, puede llegar a verte con temor cuando te acercas a el en el atasco, y eso que sois compañeros de marca.

BMW M4 vs Lexus RC F Motorpasion 21 1000

El frontal del RC F luce la parrilla más llamativa del mundo. Su forma de flecha invertida, y las curvas prominentes hacia el exterior con el logotipo de Lexus integrado en ella, hacen que el paragolpes tradicional del BMW M4 Coupé se vea incluso sencillo. Por su parte, las aletas laterales destacan por sus llamativas dimensiones. Sobresalen mucho sobre la línea de las puertas, y eso que todavía no hemos visto en persona la versión RC a secas sobre la que basar nuestras referencias.

La línea curva del capó es uno de sus rasgos más característicos. En el encontramos además una apertura para que el motor V8 5.0 atmosférico respire, como si se tratase de una ballena. Las aletas abrazan unas preciosas llantas forjadas de 19 pulgadas con un diseño multiradio que pueden llegar a hacer que olvides las también preciosas llantas opcionales de 19 pulgadas del M4 Coupé.

La línea de las aletas delanteras se extiende hacia la parte posterior del coche a través de las taloneras que discurren por debajo de las puertas. El logotipo F situado delante de las puertas, parece hasta pequeño escondido entre esas curvas que recuerdan a las mejores ilustraciones de Botero.

Lexus RC F 5 1000 1

Si nos vamos con la vista hacia la trasera, lo primero que destaca es la diminuta ventanilla que acompañará a los pasajeros de las dos plazas posteriores, considerablemente más pequeñas que las del M4 Coupé. Dichas ventanillas terminan con una forma muy puntiaguda que da paso a un voladizo posterior muy compacto, el cual apenas sobresale por detrás del eje posterior.

Esa trasera hubiese sido, de no ser por el frontal tan agresivo, la parte más característica del coche. Un pequeño alerón retráctil se esconde sobre la tapa del maletero y se levanta ligeramente cuando pasas de 80 kilómetros por hora (en modo ECO se queda retraído hasta 130 km/h para evitar generar resistencia aerodinámica) o cuando pulsas el botón escondido al lado izquierdo del volante.

Además el paragolpes posterior, muestra en las aristas dos nervios verticales muy marcados que me recuerdan a los culturistas de bíceps trabajados a golpe de gimnasio. Vale, tal vez me he venido arriba, pero en Instagram Lexus España nos asegura que no toma batidos de proteínas ni cosas por el estilo (ver comentario en la imagen adjunta).

El musculitos de la clase @lexus RC F. #autos #coches #carporn #car #cars

Una foto publicada por Héctor Ares Torrón (@hector_ares) el

Por último y como seña de identidad de la casa, las cuatro salidas de escape están agrupadas dos a cada lado, pero rompen con los planos verticales u horizontales para disponerse en diagonal. ¿No podían haber sido un poco más tradicionales en esta disposición?

Así pues, estamos ante dos coches con mucha personalidad, pero con caracteres completamente diferentes. Viendo los dos parados sobre el asfalto del Circuito del Jarama, creo que elegiría el BMW M4 Coupé, pero cuando los vi aparcados en la puerta de uno de los restaurantes de moda del Paseo de la Castellana, creo que me quedaría con el Lexus RC F. Esto es como cuando dudas entre cenar sushi o carne, ¡menudo dilema!

Dos interiores de fieles a sus marcas

Si nos vamos a los habitáculos de cada uno, encontramos estilos bastante diferentes, pero con ciertas similitudes. Me explico. Digo que guardan cierta similitud porque ambos recurren a las líneas rectas horizontales para la disposición de los manos y para marcar las distintas capas que dan forma al salpicadero.

Ambos son fieles representantes de sus marcas, ya que en el Lexus destaca la zona central muy inclinada que alberga los botones de climatización y la radio, mientras que en el BMW los mismos mandos los encontramos en un plano más vertical, idéntico al del resto de modelos de la Serie 4.

BMW M4 vs Lexus RC F Motorpasion 1000 4

Los dos lucen paneles en fibra de carbono, en el caso del M4 Coupé recorriendo el salpicadero, molduras de las puertas y la zona central que separa los asientos delanteros. Una pena que esa fibra de carbono no combine con el techo, que como podéis ver en las fotos carece del preciado material para dejar paso al techo corredizo de cristal. Craso error de configuración.

En el Lexus por su parte, la fibra de carbono albina (por su color blanco) destaca en un conjunto un poco más plasticoso, y en el que el tacto de algunos mandos, como el volante, no alcanza el nivel del BMW. Por lo demás, tanto a nivel visual como al usarlo, el Lexus es muy agradable. Por ejemplo, la tapa de la guantera central está forrada en alcántara.

Los asientos son espectaculares en ambos, aunque muy diferentes entre sí. En el Lexus han optado por las unas formas delgadas y estilizadas, mientras que los del BMW M4 Coupé recurren un respaldo muy ancho, especialmente a la altura de los hombros. Eso ha hecho que hayan tenido que prescindir del práctico telemando que acerca el cinturón de seguridad en el resto de los Serie 4.

BMW M4 Vs Lexus RC F Motorpasion 37 1000

A cambio el M4 nos deleita con un detalle sutil de esos que sirven de guinda para un pastel la mar de dulce. Hablo de las letras M situadas sobre los respaldos de ambos asientos, las cuales se iluminan sutilmente cuando abres el M4 Coupé para recordarte que has elegido para ese día una máquina de BMW M GmbH.

Por último ya que estamos con el interior, el acceso a las plazas traseras es considerablemente más cómodo en el caso del BMW M4 Coupé, ya que el asiento se desplaza mucho hacia adelante en el movimiento inicial de palanca, y en caso de que necesites más espacio para pasar, solo tienes que moverlo hasta el límite a través de un botón situado en el respaldo.

En el Lexus el sistema es exactamente igual, pero el hueco libre entre el asiento y el marco posterior de la puerta es considerablemente más pequeño, lo cual penaliza los movimientos de entrada. Eso si, una vez dentro, los ocupantes de las dos plazas posteriores tendrán un espacio amplio de sobra para las piernas, una superficie acristalada bastante grande en el BMW y una un poco más claustrofóbica en el Lexus. Pero ¿y lo bien que se lo van a pasar ahí detrás?

BMW M4 vs Lexus RC F Motorpasion 38 1000

El primer round, con el japonés

Después de haber probado el BMW M4 Coupé largo y tendido en el Circuito do Algarve y tras haber tenido la semana pasada el BMW M4 Cabrio a mi disposición, es lógico que quisiese desintoxicarme de tanto M y echarle primero el guante al Lexus RC F, uno coche sobre el que era un tanto escéptico.

Escéptico porque el único Lexus F que había conducido en mi vida fue el anterior IS F, una berlina vitaminada sin demasiada cabeza con el que pude darme un par de vueltas al Circuito del Jarama hace dos años, dos vueltas que no olvidaré en mi vida. No las olvidaré porque estuve más tiempo viendo por la ventanilla lateral que por el parabrisas delantero. Era el coche más nervioso e inconducible en línea recta de cuantos he probado en toda mi vida.

Todavía están marcadas las ruedas traseras en algunas zonas del circuito, porque aquel coche con los controles de tracción y estabilidad desactivados era una máquina perfecto para eso, para quemar en sólo unos segundos los neumáticos traseros. El Lexus RC F comparte con aquel IS F el motor 5.0 V8 atmosférico, pero por suerte desde el primer momento me di cuenta de que esa es la única similitud entre ambos modelos.

Lexus RC F 1 1000

El Lexus RC F es un modelo desarrollado desde cero como lo que es, un coche deportivo y de altas prestaciones, en lugar de una berlina a la que algún ingeniero japonés decide meterle un motor sobredimensionado para su parte ciclo. Salgo del concesionario con mucha calma y cuidado, porque está diluviando y tengo que cogerle el tacto al coche.

Muevo hacia la izquierda el mando giratorio situado en la consola central y selecciono el modo ECO, que además de ser en el que teóricamente menos consume el coche, es el más suave para circular en estas delicadas circunstancias. Mientras voy haciéndome con la personal disposición de los mandos y cacharreando con el cómodo y efectivo pad a través del que manejas todos los sistemas electrónicos, el coche se comporta de forma dócil.

El motor V8 se combina con una caja de cambios automática con convertidor de par de ocho velocidades que en el modo ECO tiende en todo momento a ir en las marchas más largas posibles. El motor V8 gira a muy bajas vueltas y los consumos parecen no bajar en ningún caso de 14 l/100 km.

Continuará...

En Motorpasión | Lexus RC F contra BMW M4 Coupé, comparativa (parte 2)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio