Compartir
Publicidad
Probamos el Hyundai Tucson 2018: el SUV busca mantenerse en el trono a golpe de tecnología y microhibridación
Pruebas de coches

Probamos el Hyundai Tucson 2018: el SUV busca mantenerse en el trono a golpe de tecnología y microhibridación

Publicidad
Publicidad

Nota de Motorpasion

El Hyundai Tucson es, según la propia marca, el modelo más importante para Hyundai en estos últimos años. Su éxito es innegable: es el SUV del fabricante más vendido en todo el mundo, así como su modelo más comercializado en Europa, llegando a las 450.000 unidades el pasado mes de agosto. Su condición de superventas también se aprecia en el mercado español, donde se ha mantenido en lo más alto del segmento C-SUV durante dos años.

Ahora, el Tucson recibe una actualización sobre su actual generación aunque los cambios se pueden contar con los dedos de una mano. Lógico, si algo funciona, para qué mover. No obstante, los nuevos tiempos exigen más seguridad y eficiencia y es en ese terreno donde se mueve el Hyundai Tucson 2018: más sistemas de asistencia a la conducción, un nuevo motor diésel y, principalmente, la incorporación de una variante mild-hybrid son las novedades más destacadas que encontramos en el nuevo modelo, que ya hemos tenido la ocasión de conducir.

Hyundai Tucson 2018 a prueba

La tercera generación del Hyundai Tucson llegaba en mayo de 2015 y, tras tres años en el mercado, el fabricante surcoreano ha decido que era buen momento para renovarlo. El SUV compacto, que es un modelo íntegramente europeo (diseñado, fabricado y desarrollado íntegramente en el Viejo Continente), llega ahora a su madurez a expensas de una cuarta generación que aún no se atisba en el horizonte, pero que no cabe duda de que llegará.

Sus detalles ya fueron desvelados en el Salón de Nueva York a principios de este año y ahora desembarca en el mercado español. El Hyundai Tucson 2018 ya acepta pedidos y las primeras unidades comenzarán a entregarse a finales de año, ya que los concesionarios aún está finiquitando stock del modelo saliente.

Pocos cambios estéticos

Hyundai Tucson 2018 a prueba

En lo que respecta al apartado estético, las diferencias son mínimas respecto al modelo estrenado en 2015. Empezando por el frontal, en el nuevo Hyundai Tucson encontramos pequeños ajustes: los faros incorporan la tecnología Full LED, y la parrilla en cascada es de nueva factura, así como sus defensas, ahora más elevadas.

Por su parte, los faros traseros también son de tipo LED, mientras que el portón y los paragolpes traseros ofrecen un nuevo diseño. De igual manera, suma una doble salida de escape trapezoidal ubicada en la derecha.

Hyundai Tucson 2018 a prueba

El Hyundai Tucson 2018 está disponible en nuestro mercado en once colores para la carrocería (dos rojos, tres blancos, tres azules y cuatro grises) y tres opciones cromáticas para el habitáculo, destacando la nueva en rojo vino, que se suma a la beige y a la negra. De igual manera, cuenta con cuatro diseños diferentes para las llantas que, se ofrecen en 16, 17, 18 y 19 pulgadas según acabado.

Longitud

Anchura

Altura

Batalla

Maletero

4.475 mm

1.850 mm

1.660 mm

2.670 mm

513 / 459 - 1.503 litros

Por lo demás, estamos ante el mismo todocamino ya conocido, permaneciendo inalterables sus cotas exteriores, así como su batalla, dimensiones interiores y maletero, aunque éste último, en el caso de la versión mild-hybrid, debido a la ubicación de la batería bajo el fondo plano, reduce su capacidad a 459 litros.

A los mandos del Hyundai Tucson 2018

Hyundai Tucson 2018 a prueba

Al acceder al habitáculo, rápidamente nos damos cuenta que el nuevo Hyundai Tucson ha querido dar un salto de calidad. Así, encontramos nuevas superficies de aspecto gomoso en el salpicadero, el empleo de nuevos materiales como el cuero o elementos textiles en relieve, además de una generosa y nueva pantalla flotante de ocho pulgadas, que se lleva todo el protagonismo en la consola central.

No obstante, los principales cambios los encontramos en lo que no se ve: el Hyundai Tucson 2018 estrena el nuevo cambio automático de doble embrague y 8 velocidades desarrollado por el fabricante (aunque sólo está disponible asociado a la variante mild-hybrid) e incorpora la última generación de la tracción total HTRAC, que reparte el par 50-50 entre el eje trasero y delantero de forma autónoma según la situación y el firme.

Hyundai Tucson 2018 a prueba

Al ponernos a sus mandos, lo primero que apreciamos es la comodidad del puesto de conducción, que ofrece un amplio recorrido entre su posición más alta y más baja (al menos en su versión de ajuste eléctrico, que es la que hemos tenido ocasión de probar), para adaptarse a conductores de diferente altura. En el nuevo Tucson tienes la sensación de tener todo a mano, ya sea en el volante multifunción, a la izquierda del mismo bajo el cuadro de instrumentos, en la puerta o en la consola central.

La ruta que hacemos con el Tucson es esencialmente en vías rápidas, aunque el recorrido también incluye una zona revirada de carretera convencional donde hemos podido poner a prueba su agilidad. Su rendimiento en autovía es excelente, sobre todo si tienes entre manos su versión gasolina 1.6 TGDI de 177 CV de potencia. Asociado al cambio automático, en su caso el de siete relaciones, y en su versión de tracción total, responde a la perfección y rápidamente a lo que le pongas por delante, aunque sea una infinita pendiente.

Hyundai Tucson 2018 a prueba

Además, gracias a su notable entrega no echas de menos par motor incluso a bajas revoluciones. Lo que echando un vistazo a su ficha técnica no extraña para nada: su par es de 265 Nm y está disponible desde las 1.500 vueltas. Por contra, no esperes un 'mechero', al menos en lo que toca a esta variante: moviéndonos siempre fuera de entornos urbanos, y siendo casi dos tercios de la ruta en vías rápidas, el consumo lo dejamos en 11,0 l/100 km.

El Hyundai Tucson ofrece dos modos de conducción: Drive y Sport, aunque éstos sólo están disponibles en las opciones de cambio automático.

Respecto a su comportamiento en trazados más exigentes, éste es correcto, la dirección es bastante precisa, aunque lo encontramos algo torpe al acometer carreteras más reviradas incluso en modo Sport, que endurece ligeramente las suspensiones y hace aún más precisa la dirección. Sorprende eso sí su radio de giro, bastante amplio si lo comparamos con otros SUV compactos como el Mazda CX-3 que, a pesar de ser más pequeño, ofrecía una capacidad de maniobrabilidad menor como pudimos comprobar recientemente.

Si hay que definir en una palabra al Hyundai Tucson ésta es confortable: en modo Drive sus suspensiones, independiente McPherson delante y multibrazo detrás, absorben las irregularidades del firme eficazmente y, así mismo, la sonoridad del motor apenas se aprecia en el interior de la cabina incluso con la radio apagada.

Dos gasolina, dos diésel y un microhíbrido en el menú

Hyundai Tucson 2018 a prueba

El Hyundai Tucson 2018 llega a los concesionarios españoles con hasta cinco opciones mecánicas, siendo la gran novedad la incorporación de una variante mild-hybrid asociada al propulsor más potente de la gama, el diésel 2.0 CRDI de 185 CV, lo que le ha permitido reducir su consumo y emisiones en un 7% gracias al pequeño motor de arranque - alternador eléctrico que lo apoya. Además, la marca nos confirma que tiene planificado ampliar la opciones 'eco' del Tucson para 2019, incorporando el sistema de 48v en otros motores de la gama.

Por otro lado, el único motor que estrena el SUV compacto en este restyling es el diésel 1.6 CRDI Smartstream, que se ofrece en dos rangos de potencia, 116 y 136 CV, y que viene a sustituir al anterior 1.7 CRDI. Así, la familia Tucson queda algo más equilibrada: dos opciones gasolina, los ya conocidos 1.6 GDI de 131 CV y 1.6 TGDI de 177 CV, los mencionados nuevos diésel, y una quinta en discordia microhíbrida, que se convierte en la única manera de hacerse con los servicios de la variante de mayor entrega de la familia Tucson.

1.6 GDI 131 CV (Gasolina)

1.6 TGDI 177 CV (Gasolina)

1.6 CRDI 116 CV (Diésel)

1.6 CRDI 136 CV (Diésel)

2.0 CRDI 185 CV 48 V (Diésel)

Cilndrada

1.591 cc (4 cilindros en línea)

1.591 cc (4 cilindros en línea)

1.598 cc (4 cilindros en línea)

1.598 cc (4 cilindros en línea)

1.995 cc (4 cilindros en línea)

Potencia máxima/par

131 CV @ 6.300 rpm

177 CV @ 5.500 rpm

116 CV @ 4.000 rpm

136 CV @ 4.000 rpm

185 CV @ 4.000 rpm

Par máximo

160,8 Nm @ 4.850 rpm

265 Nm @ 1.500 - 4.500 rpm

280 Nm @ 1.500 - 2.750 rpm

320 Nm @ 2.000 - 2.250 rpm

400 Nm / 1.750 - 2.750 rpm

Cambio

MT6

MT6 / AUT7

MT6

AUT7

AUT8

Tracción

Delantera (2WD)

Delantera (2WD) / Total (4WD)

Delantera (2WD)

Delantera (2WD)

Total (4WD)

Aceleración (0-100 km)

11,5 seg

9,2 / 9,1 seg

11,8 seg

11,8 seg

9,5 seg

Velocidad máxima

182 km/h

205 km/h / 201 km/h

175 km/h

180 km/h

201 km/h

Consumo (l/100 km)

7,0 - 7,1

7,5 / 7,0 - 7,7

4,8 - 5,0

4,7 - 4,9

5,7

Emisiones (g/km CO)

162

161 - 173 / 170 - 175

126 - 132

123 - 129

151

De igual manera, el SUV surcoreano cuenta con hasta tres cajas de cambio diponibles: una manual de 6 velocidades, una automática de doble embrague de 7 relaciones y la nueva transmisión automática de 8 velocidades, exclusiva en la variante microhíbrida. Por su parte ofrece tanto versiones de tracción total 4WD como delantera 2WD, aunque no están disponibles en todos los propulsores: la 4x4 se limita a las opciones más potentes, el gasolina de 177 CV y el diésel microhíbrido de 185 CV, de hecho, en caso de este último, es la única opción de tracción disponible.

La nueva transmisión automática de doble embrague y 8 velocidades va ubicada transversalmente gracias a su arquitectura, lo que permite aumentar su rendimiento y reducir el consumo de combustible.

Por su parte, los modelos que montan el nuevo diésel, sólo permiten asociarlo a la tracción delantera, al igual que ocurre con el propulsor de acceso de gasolina.

Más seguro y tecnológico

Hyundai Tucson 2018 a prueba

Donde apreciamos las principales novedades del Hyundai Tucson 2018 es el capítulo tecnológico. Comenzando con los sistemas de asistencia la conducción, que se agrupan dentro del conjunto SmartSense, opcional en todas las versiones excepto en el acabado más completo Style.

Este conjunto de tecnologías hacen más seguro al nuevo Tucson, que ahora integra frenada automática de emergencia, sistema activo de cambio involuntario de carril, detector de fatiga (que se activa cuando detecta una menor presión en el volante), sistema de reconocimiento de señales o sistema activo de luces largas/cruce.

De igual manera, dispone del nuevo control de crucero inteligente adaptativo con función Stop & Go, aunque no pudimos comprobar cómo desenvuelve ya que las condiciones de la vía no nos permitieron activarlo. Por contra, su sistema de mantenimiento de carril Lane Keeping Assist es notablemente preciso: se puede activar a velocidades superiores a 60 km/h y actúa de forma excelente sobre la dirección.

Hyundai Tucson 2018 a prueba

Por otro lado, a las dos ya existentes, se suma una nueva cámara perimétrica de 360º, sólo de serie en el acabado Style, que monitorea todo lo que encontramos alrededor del SUV y que se muestra de forma automática en la pantalla central, facilitando maniobras como el estacionamiento y ofreciendo diferentes opciones de visualización para adaptarse a lo que más necesitemos en cada momento.

Más moderno y conectado

Hyundai Tucson 2018 a prueba

En el apartado de conectividad, el nuevo nuevo Hyundai Tucson también estrena un buen conjunto de bondades. La principal es el nuevo display de 8 pulgadas con navegador integrado, que se puede equipar opcionalmente sumándose al ya conocido de siete pulgadas.

El sistema de navegación muestra una interfaz muy completa e intuitiva y, además incluye siete años de suscripción a los servicios LIVE de Hyundai, que actualizan en tiempo real datos como información del tráfico, radares, climatología, búsqueda de puntos de interés, así como la ubicación de párkings públicos y sus tarifas, estaciones de repostaje y precios de combustible.

Entre sus opciones multimedia, su tecnología es compatible tanto con Apple CarPlay como con Android Auto, y ha sumado en esta actualización la función de carga inalámbrica para teléfonos móviles mediante conexión Bluetooth, además de puertos de carga USB en las plazas traseras. De igual manera, incorpora el sistema de sonido premium Krell, de serie en los dos últimos acabados, que dispone de 10 altavoces.

Precios del Hyundai Tucson 2018

Hyundai Tucson 2018 a prueba

El Hyundai Tucson 2018 mantiene los cuatro acabados hasta ahora conocidos: empezando por el más básico Essence, pasando por los medios Klass y Tecno y llegando al más alto Style, que integra de serie la mayor parte de las bondades tecnológicas mencionadas. Su precio oscila entre los 25.415 euros de su versión de acceso hasta los 45.262 euros del tope de gama, que no es otra que la variante mild-hybrid de 48 V en acabado Style.

Sin embargo, en su lanzamiento disfruta de descuentos sobre el precio recomendado: 3.000 euros en el caso de las versiones de gasolina, 2.500 euros en el de las de gasóleo y hasta 3.500 euros si hablamos del microhíbrido. De igual manera, se pueden sumar otros 1.000 euros de descuento adicional si financiamos con la marca, mientras que Hyundai ofrece hasta 1.600 euros más en caso de que entreguemos nuestro vehículo antiguo, independiente de la marca.

Por otra parte, gracias a incorporar el sistema de microhibridación de 48 V, el Tucson más potente de la familia baja de tramo en el impuesto de matriculación, pagando únicamente un 4,75% del importe total del mismo.

Gasolina:

  • Hyundai Tucson 1.6 GDI 131 CV (2WD): de 25.415 euros a 32.215 euros.
  • Hyundai Tucson 1.6 TGDI 177 CV (2WD): de 30.215 euros a 37.715 euros.
  • Hyundai Tucson 1.6 TGDI 177 CV (4WD): de 37.965 euros a 41.965 euros.

Diésel

  • Hyundai Tucson 1.6 CRDI 116 CV (2WD): de 27.515 euros a 35.315 euros.
  • Hyundai Tucson 1.6 CRDI 136 CV (2WD): de 36.665 euros a 40.665 euros.

Diésel mild-hybrid 48 V

  • Hyundai Tucson 2.0 CRDI 185 CV 48 V (4WD): de 41.265 euros a 45.265 euros.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio