Compartir
Publicidad
Probamos el Honda CR-V Hybrid: el primer SUV híbrido de Honda en Europa, con la etiqueta ECO como guinda del pastel
Pruebas de coches

Probamos el Honda CR-V Hybrid: el primer SUV híbrido de Honda en Europa, con la etiqueta ECO como guinda del pastel

Publicidad
Publicidad

Nota de Motorpasion

El Honda CR-V Hybrid 2019 aterriza en el viejo continente para volver a ser un superventas. Y es que por primera vez, un SUV de Honda se encuentra disponible como vehículo híbrido en Europa. Con 2 km de autonomía en modo eléctrico, el nuevo CR-V híbrido lleva una batería de 1 kWh y la buscada etiqueta ECO.

¿Cuándo estará disponible? En febrero, a partir de 34.200 euros. Y mientras esperamos su llegada, estas han sido nuestras primeras impresiones al volante del CR-V Hybrid.

Un SUV que va por la cuarta generación en el mercado

Cr V Hybrid 2

El Honda CR-V (las siglas responden a 'Comfortable Runabout Vehicle') puede presumir de haber vendido solo en España 60.000 unidades desde su lanzamiento en 1997 y 9,7 millones de unidades en todo el mundo. La primera generación se lanzó en 1995 (a España llegaría un par de años después); la segunda en 2001; la tercera en 2007 y la cuarta ya en 2012.

Pero lo cierto es que el CR-V Hybrid es el primer SUV híbrido-gasolina que la firma nipona lanza en Europa; hasta ahora Honda había comercializado con motorización híbrida el Civic Hybrid (2003-2009); el Insight (2009-2012); el CR-Z (2010-2012) y el Jazz (2011-2015).

Esta nueva motorización (ya probamos el modelo actual con motor gasolina VTEC Turbo de 1,5 litros y sin diésel) viene en un momento idóneo. Las previsiones apuntan a que la demanda del diésel en Europa caerá de un 60 % en 2018 a un 46 % en 2021, mientras que el mercado SUV en Europa para 2021 pone como ganador según tipo de combustible otras fuentes de energía -con un 21 % de la demanda- frente a un 33 % de gasolina y un 46 % de diésel (que cae un 14 %).

Así, la necesidad para los fabricantes de obtener una media de emisiones de CO₂ de 95 g/km para toda su gama en 2020 les ha llevado a centrarse en la creación de coches eléctricos, híbridos o híbridos enchufables. Y eso que el CR-V híbrido tiene un consumo combinado de CO₂ de hasta 126 g/km (valores WLTP correlacionados a NEDC).

Dsc02183

En este escenario han florecido los Toyota C-HR, los Toyota RAV-4 Hybrid, los Kia Niro PHEV y los Mitsubishi Outlander PHEV, por poner los principales ejemplos de SUV híbridos que pueden abarcar amplias cuotas de compradores.

Honda se ha puesto como objetivo que para 2025 dos tercios de sus productos tengan algún tipo de tecnología eléctrica, y planea vender 3.000 unidades al año solo de la versión híbrida del CR-V.

¿Y por qué no lo han hecho plug-in? Según nos explican los ingenieros de la firma durante la presentación, a nivel técnico "resulta sencillo" de hacer -de hecho ya lo han introducido en Japón y Estados Unidos- pero su llegada a Europa "depende del mercado".

Un diseño más atlético y más espacioso

El nuevo CR-V ahora es más robusto: los pasos de rueda son más anchos, las llantas de mayor tamaño -18 pulgadas-, la distancia entre ejes se ha aumentado 30 mm y también hay un incremento de 27 mm en la distancia libre al suelo.

Dsc02196

En la parte delantera, el diseño integra la última versión del distintivo frontal de Honda, con la parrilla 'solid wing' y sus característicos faros e iluminación LED de serie. Por su parte, los laterales de la parte trasera presentan un contorno más pronunciado que el CR-V de la generación anterior, y se ven complementados por unos pasos de rueda más anchos.

En comparación con el CR-V anterior, la reducción general de la resistencia aerodinámica disminuye también el efecto de los ruidos procedentes de los paneles de la carrocería y las extrusiones, mejorando así el ahorro de combustible y la rumorosidad en el interior.

Interior y tecnología correctos

Dsc02168

Definitivamente, uno de los puntos fuertes de este nuevo modelo es la habitabilidad. La versión híbrida, disponible únicamente en 5 puertas (la batería de iones de litio, ubicada bajo el maletero, impide una tercera fila de asientos), ofrece muchísimo espacio tanto en las plazas delanteras como en las traseras.

Una mayor distancia entre ejes de 2.662 mm –30 mm mayor que en el modelo anterior– permite un aumento de 50 mm en la separación entre los pasajeros delanteros y traseros.

Los pasajeros de las plazas delanteras tienen 5 mm más de espacio para la cabeza y 16 mm más para la cadera en comparación con el CR-V de la generación anterior, mientras que un depósito de gasolina más estrecho y más plano colocado por delante de las ruedas traseras permite ganar 50 mm de espacio para las piernas en las plazas traseras.

DIMENSIONES

i-VTEC de 2,0 litros híbrido FWD

i-VTEC de 2,0 litros híbrido AWD

Longitud total (mm)

4.600

4.600

Ancho total -espejos retrovisores incluídos- (mm)

2.117

2.117

Altura total (mm)

1.679

1.689

Distancia entre ejes (mm)

2.663

2.662

Distancia al suelo (mm)

182

192

¿Y la capacidad del maletero? Sin problemas con el equipaje:

-Asientos traseros montados: 497 l. -Hasta la ventana con asientos traseros plegados: 1.064 l. -Hasta el techo con asiento traseros plegados: 1.697 l.

Dsc02164
Dsc02175

En cuanto al diseño interior, es bastante limpio. Honda ha racionalizado el diseño de la pantalla en comparación con el CR-V de la generación anterior, y ahora sólo cuenta con una pantalla táctil central, además de la interfaz de información para el conductor de 7 pulgadas que puede verse a través del volante.

El diseño del mando de control también se ha simplificado, con un sencillo grupo para la gestión del aire acondicionado situado debajo de la pantalla táctil. Como no tiene transmisión, los controles del selector de conducción se encuentran en la consola central, con un diseño que emplea un selector de transmisión compacto similar a un pulsador, en lugar de la palanca convencional.

Cr V Hybrid 43

Como casi todos los modelos que están saliendo al mercado recientemente, el software Honda Connect es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, algo muy útil si prefieres utilizar otro navegador que no sea el de Honda.

Motor híbrido i-VTEC de 2,0 litros como protagonista

El sistema híbrido del CR-V Hybrid cuenta con la tecnología Intelligent Multi-Mode Drive (i-MMD) que combina dos motores eléctricos (generador e impulsor), un motor de gasolina de ciclo Atkinson, una batería de iones de litio y una transmisión fija. Por otro lado, la tecnología híbrida puede combinarse con tracción delantera o tracción total.

Cr V Hybrid 41

Así, el CR-V Hybrid está equipado con motor de gasolina i-VTEC de 2 litros de ciclo Atkinson, que ofrece una potencia de 107 kW (145 CV) a 6.200 rpm, y un motor eléctrico de 135 kW (184 CV) con un par de 315 Nm. La unidad de potencia gasolina-eléctrica permite al CR-V Hybrid pasar de cero a 100 km/h en 8,8 segundos en las versiones equipadas con tracción delantera y en 9,2 segundos en las versiones con tracción total.

Tanto el motor de gasolina de 2,0 litros como el motor generador y el motor impulsor se encuentran bajo el capó mientras que la batería de iones de litio está situada bajo el maletero. El CR-V Hybrid alcanza una velocidad máxima de 180 km/h.

Al volante

Cr V Hybrid 16

Nos ponemos al volante de este SUV y la primera impresión es la amplitud. Incluso con los asientos delanteros en posición adelantada, el espacio de las piernas para el conductor y el copiloto son más que generosos, y en las plazas traseras una persona de 1,85 m puede viajar sin problemas de estrecheces.

La posición del conductor es cómoda, los asientos recogen bien los lumbares y los materiales del habitáculo no son demasiado plásticos, si bien el interior se nos antoja un tanto espartano (será por eso de que no lleva palanca de cambio de ningún tipo).

Cr V Hybrid 50

Un punto a favor es la cantidad de huecos que hay por todo el habitáculo para guardar desde móviles hasta cámaras grandes de fotos, y la posibilidad de jugar con los espacios de la consola central.

Tras un rato al volante, notamos esa ausencia de transmisión convencional: una única relación de engranaje fijo crea una conexión directa entre los componentes móviles, lo que resulta en una transferencia del par más suave.

Como hemos comentado, la tecnología i-MMD recibe este nombre porque cambia de forma inteligente y automática entre los tres modos de propulsión para proporcionar la máxima eficiencia posible en la conducción. Estos modos son:

  • EV Drive, en el que la batería de iones de litio alimenta el motor de propulsión eléctrica directamente.
  • Hybrid Drive, en el que el motor de gasolina suministra energía a un segundo motor-generador eléctrico, que transmite a su vez energía a las ruedas a través del motor de propulsión eléctrico.
  • Engine Drive, donde el motor de combustión proporciona la transmisión directamente a las ruedas a través de un mecanismo de bloqueo del embrague.

En la mayoría de situaciones de conducción en entornos urbanos, el CR-V Hybrid cambia automáticamente entre el modo Hybrid Drive y el modo EV Drive para reducir emisiones. En el modo de propulsión híbrida, la energía sobrante del motor de combustión se puede emplear también para recargar la batería mediante el generador.

Por otro lado, el modo EV Drive permite la propulsión completamente eléctrica, y ofrece al CR-V una autonomía de conducción de alrededor de 2 km, dependiendo de las condiciones de la conducción y de la carga de la batería, claro. A altas velocidades y por vías rápidas, optamos por el modo Engine Drive, y no responde mal en adelantamientos.

En ciudad (0-40 km/h) el 82 % del sistema i-MMD va en modo eléctrico y el resto en modo híbrido. En extraurbano (40-80 km/h) tenemos un 49 % del motor eléctrico funcionado, un 32 % del modo híbrido y un 19 % del motor de combustión. Por su parte, en carretera (80-120 km/h) el modo combustión se lleva el 61 %, como mínimo, pues la presencia del motor eléctrico es casi anecdótica.

Cr V Hybrid 52

No obstante la interfaz del conductor informa en cada momento en qué modo de conducción se encuentra y cuándo está recargando energía, pues la tecnología i-MMD también utiliza un sistema de frenada regenerativa que captura la energía que de otra forma se perdería cuando el coche desacelera.

El CR-V Hybrid promete un consumo combinado de 5,3 l que cumplió durante la ruta.

Como puntos desfavorables encontramos el mismo 'handicap' que comprobamos con el nuevo Civic, el Jazz e incluso el CR-V gasolina: el navegador. Una línea rosa y una flecha que tapa el camino a seguir son los peores enemigos del sistema de navegación, que cuenta con una voz robótica e indicaciones imprecisas que hacen dudar hasta el último momento de qué camino hay que escoger.

En definitiva, se trata de un híbrido que nos ha gustado; cumple su cometido en ciudad, es muy espacioso y el habitáculo silencioso durante la marcha. Una buena opción en cuanto a consumo y respuesta en carretera.

Equipamiento en las cuatro versiones disponibles

Dsc02188

El paquete de tecnología de asistencia Honda Sensing viene de serie en toda la gama: combina la información del radar y de la cámara de visión para asistir al conductor. En las cuatro versiones disponibles podemos encontrar los siguientes equipamientos:

  • Comfort: Llantas aleación 18 pulgadas; tapicería textil; climatizador automático; sensor de luces; sistema manos libres Bluetooth; luces carretera automáticas; sistema de alarma Agile HandlingAssist (AHA); 8 altavoces; Faros y antiniebla LED...

  • Elegance: Honda Connect con navegador Garmin; climatizador automático dual; sensores de parking; cámara de visión trasera; volante en piel; parabrisas con sensor de lluvia; retrovisores exteriores con plegado eléctrico; retrovisor interior fotosensible; 9 altavoces...

  • Lifestyle: Tapicería piel; avisador de ángulo muerto con sistema de alerta de tráfico cruzado; cristales de privacidad; raíles en el techo; parabrisas con función descongelación; luces de giro activas; asiento pasajero con ajuste lumbar eléctrico...

  • Executive: techo solar panorámico; portón trasero eléctrico (manos libres); asiento conductor eléctrico con memoria; Head Up Display; volante calefactable y asientos traseros también calefactables.

Precios

Cr V Hybrid 15

Honda CR-V Hybrid 2.0 i-MMD 2WD

COMFORT

ELEGANCE

LIFESTYLE

34.200 €

36.850 €

40.000 €

Honda CR-V Hybrid 2.0 i-MMD 4WD

ELEGANCE

LIFESTYLE

EXECUTIVE

40.200 €

43.350 €

46.850 €

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio