Compartir
Publicidad

Dacia Sandero TCe 90, prueba (exterior e interior)

Dacia Sandero TCe 90, prueba (exterior e interior)
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta semana os traemos una prueba muy especial. El Dacia Sandero, un coche asequible que "durante el mes de enero fue el más vendido":https://www.motorpasion.com/industria/matriculaciones-de-enero-2013-los-particulares-compran-mas-y-el-sandero-es-lider-ventas y al que hemos querido dedicar esta prueba en profundidad durante la que repasaremos sus puntos fuertes y sus puntos débiles.

El Dacia Sandero es un subcompacto en el que se aplica de manera intensiva el concepto de bajo coste, lo veremos a lo largo de nuestra prueba. Antes de ponernos manos a la obra desmenuzando este "superventas", recordar que este mismo modelo ya lo probamos a finales de noviembre durante la presentación del Sandero y Sandero Stepway.

Acompañadnos a conocerlo.

Dacia Sandero Trasera

Exterior del Dacia Sandero

La nueva estética del Dacia Sandero es una gran mejora respecto al modelo anterior. El Dacia Sandero 2013 tiene una nueva plataforma, la Dacia M0 que comparte con el nuevo Dacia Logan. El Dacia Sandero es lo que viene a ser la versión cinco puertas del Logan, no solo por plataforma si no también por estética.

La evolución ha sido clara, los antaño detalles redondeados han pasado a tener algunos ángulos, como por ejemplo los faros que tienen unas aristas bien marcadas, la parrilla con forma de panel de abeja, las lamas horizontales cromadas sobre la parrilla o el paragolpes con unas formas bastante pronunciadas.

El perfil lateral es una mezcla de las líneas predominantemente angulosas del frontal y las líneas curvas de la parte trasera. Destacan en esta zona los pequeños retrovisores y la inexistencia de una línea de cintura bien marcada, al estilo de los utilitarios que están saliendo en la actual generación de subcompactos.

Dacia Sandero

Si nos vamos a la parte trasera vemos una estética sobria pero a mi parecer bastante agraciada por combinar un diseño bastante clásico con unos faros de apariencia correcta. Las líneas horizontales son también dominantes en la trasera, aunque con menos protagonismo que en el frontal, dan bastante sensación de anchura, pero encajan a la perfección con las redondeces de la zona lateral trasera.

En el apartado “detalles que no se perciben a simple vista” vamos a hablar de las puertas. Están bastante bien dimensionadas y permiten un acceso bastante sencillo al interior, aunque ocultan un oscuro detalle. El borde superior de las puertas sigue la curva del techo, lo que hace que la esquina superior de las puertas, sobre todo las delanteras, acabe en un pseudogancho que como no tengamos cuidado nos puede hacer un siete en sitios donde no se puede abrir la puerta del todo.

Otro detalle que sí se puede ver y del que merece la pena hablar, son las manillas de las puertas. Van pintadas en el color de la carrocería y quedan bastante bien integradas en el conjunto, el pero que quería mencionar es el accionamiento un tanto extraño de la misma, no tanto al tirar para abrir si no al soltar, que no es para nada difícil pillarse.

Dacia Sandero llantas aleación

Nuestra unidad equipaba llantas de aleación de 15 pulgadas, que son una opción y por cierto le quedan bastante bien porque la relación entre el tamaño de las mismas, los cortos voladizos y el tamaño del coche es bastante equilibrada. Los neumáticos que calzaban estas llantas eran unos Continental EcoContact 5 en medida 185/65 R15.

Ya que hablamos de las ruedas, hablamos de la rueda de repuesto y cambiamos de tercio. La rueda de repuesto es del mismo tamaño que el resto, pero no es de aleación, es de chapa y opcional. Esta rueda va situada bajo la alfombra del maletero, mientras que el gato y las herramientas van en dos alojamientos en las paredes laterales del maletero.

Dacia Sandero Puertas abiertas

Interior del Dacia Sandero

Abrimos el Sandero para entrar al interior y allí encontramos un mundo de sobriedad y diseño clásico. Una vez sentados en el asiento del conductor, empezamos a percibir cosas. Lo primero, el asiento, blando y cómodo, no es de mi agrado porque prefiero una espuma un poco más firme. Los apoyos lumbares son un poco pequeños, pero sujetan bien, mientras que los apoyos laterales de la banqueta tienen el tamaño ideal y una buena sujección.

Ponemos las manos en el volante y miramos al frente. El volante es bastante grande, tiene un diseño que no es que recuerde, es que es prácticamente igual que el del "Renault Clio de la generación anterior":https://www.motorpasion.com/familiares/renault-clio-2009-3-puertas-5-puertas-y-grand-tour. Pegas, el aro es bastante fino y aunque el revestimiento de cuero del volante tiene un tacto decente, que no agradable, la costura interior del aro es realmente incómoda.

El radio inferior del aro es demasiado ancho, lo que molesta un poco en algunas maniobras en las que hay que mover el volante rápidamente. Los mandos del regulador-limitador que están en el volante tienen un acceso bastante fácil simplemente estirando el pulgar, pero hay que apretar fuerte, porque el tacto al presionarlos es un poco duro. Tras el aro, fijo, tenemos el mando satélite de la radio.

Dacia Sandero Interior

Buscando más reminiscencias del Clio, encontramos otra rápidamente, la palanca de cambios, que también iba forrada de cuero en nuestra unidad de prueba. La costura al igual que en el volante, también es un poco incómoda, y hasta molesta cuando se apoya la palma sobre el pomo. Hay otros dos detalles muy típicos del grupo Renault, la bocina, que se acciona con un botón en la punta de la palanca de las luces y el botón selector del regulador-limitador de velocidad situado en posición poco accesible.

El panel de instrumentos es muy sencillo y claro, tiene tres esferas con el borde cromado, la primera aloja el cuentavueltas, la segunda el velocímetro y la tercera una pequeña pantalla TFT monocroma donde visualizaremos los datos del ordenador de a bordo. Dentro de su aparente sencillez, le encuentro un problemilla, el borde cromado refleja las marcas del exterior de las esferas, efecto que distrae bastante sobre todo por la noche.

La visibilidad en todas las direcciones es bastante buena, aunque los retrovisores exteriores son algo pequeños para mi gusto. En la zona central de la consola, destaca en nuestra unidad el navegador Media NAV, un navegador que ya había probado en el Renault Clio y que aunque tiene sus defectillos (como el de usar un cursor enorme), como sistema multimedia está bastante logrado y la manera de integrar el conjunto en el salpicadero está bastante lograda.

Dacia Sandero mandos climatización

Bajo el navegador encontramos los mandos de la climatización. El movimiento es suave aunque algo artificial y el tacto de los propios mandos es un poco de plástico barato. Para subir y bajar los elevalunas hay que accionar unos botones situados bajo los mandos de la climatización, están bastante duros y no son impulsionales. Además no hay mandos para manejar las lunas traseras, hay que girarse y accionar los mandos de atrás directamente (y si hemos pagado aparte por ellos).

Ya que hemos entrado en el tema de tactos, vamos a dar un repaso a los materiales del habitáculo del Dacia Sandero. Lo resumimos con dos palabras: Plásticos duros. Porque eso es lo que hay por todo el habitáculo, plásticos duros, algunos con unas texturas rugosas, otras lisas, pero en el habitáculo del Sandero no hay concesiones a los materiales y plásticos blanditos.

Dacia Sandero Asientos traseros

En la zona trasera tenemos tres asientos. Como en muchos otros coches de este tamaño, dos personas irán cómodas y tres apretadas, la plaza central es un poco incómoda tanto por la dureza de la zona central del asiento como por el espacio disponible para las piernas, debido a la existencia de un pequeño túnel sobre el que van montados los mandos de los elevalunas traseros.

Los pasajeros laterales tienen un espacio longitudinal bastante bueno para las piernas, aunque depende de la altura del pasajero de la fila delantera. Los respaldos se abaten en proporción 60:40 para ampliar la capacidad del maletero, del que hablaremos en la siguiente sección.

Hueco y ceniceros Dacia Sandero

Huecos portaobjetos y maletero

Los huecos portaobjetos son bastante numerosos, aunque no muy grandes. La guantera es el único hueco del habitáculo un poco más grande, aunque queda ocupada por los papeles del coche. En el fondo de la misma está la toma OBD, convenientemente cubierta por una tapa de plástico. El fondo de los huecos portaobjetos, como se podría esperar en un coche de corte económico como este, no llevan revestimiento de goma.

De todas formas hay huecos de varios tamaños y probando en los varios que hay, encontraremos un hueco ideal para cada cosa, donde no se muevan. En la parte trasera hay disponibles unos revisteros en los respaldos de los asientos delanteros y unos pequeños huecos en las puertas.

El maletero del Sandero será el último punto donde recalaremos en nuestra parte estática de esta prueba. La boca del maletero queda algo alta y en cuanto a la anchura queda algo justa. Además los raíles de plástico donde se apoya la bandeja también pueden obstaculizar la carga de objetos voluminosos. En cuanto a la forma interior del maletero es bastante regular.

Maletero Dacia Sandero

La capacidad del maletero es de 320 litros, ampliables a 1.200 cuando se abaten los respaldos. Si se compara con sus rivales, es el que tiene más maletero. Quedan cerca el Skoda Fabia (con 315 l) y su hermano el Renault Clio (300 l), mientras que un poco más atrás queda el Seat Ibiza (292 l), el Ford Fiesta (290 l) y el Opel Corsa (285 l).

En la zona lateral de las paredes del maletero se encuentran el gato y las herramientas para realizar el cambio de ruedas en caso de tener la rueda de repuesto que es opcional y del mismo tamaño que el resto, aunque de chapa. En caso contrario tendremos bajo la alfombra del maletero un kit de reparación antipinchazos.

Otro detalle que nos dejará descolocados es que la varilla que sostiene el capó cuando lo abrimos es hidráulica, no hay ni que tocarla. Es un detalle de coche caro, que el Clio también tiene. Y con esto damos por vistos los aspectos estáticos del Sandero, mañana acompañadnos y arrancamos este económico coche con un motor pequeño y económico, pero matón.

Continuará...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio