Compartir
Publicidad
Publicidad

Audi A8, presentación en Marbella (parte 1)

Audi A8, presentación en Marbella (parte 1)
Guardar
81 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con motivo del Salón del Automóvil Internacional de Ginebra, se pone a la venta la berlina de representación de Audi, el Audi A8. Sí, hoy toca hablar de otro Audi de los “gordos”. Es un vehículo de lujo del que solo unos cuantos afortunados podrán disfrutar.

Como ya nos contaba Javier Costas en un post, y nos lo contaba bien a fondo, esta nueva generación del les ha salido redonda. Por fin, he podido probarlo y conducirlo en tierras marbellíes y el resultado es espectacular.

La marca de los cuatro aros continúa así con una larga tradición en cuanto a grandes berlinas muy potentes, que ya comenzaba a finales de los años 20 con el Audi Typ R, que disponía de un motor de ocho cilindros y 4.9 litros con 100 CV de potencia. Más adelante, Audi en 1988 creó el Audi V8 (imagen inferior), en dos versiones de 250 y 280 CV e incorporó la tracción integral permanente Quattro, que fue una innovación dentro de este segmento en ese momento.

1988 Audi V8

La primera generación del Audi A8 llegaba en 1994 con carrocería de aluminio ASF. La segunda generación, en 2002 montaba ya el adaptative air suspensión y el sistema de manejo MMI del ordenador de a bordo, además de la parrilla Singleframe que a partir de 2003 confirió un nuevo aspecto a la marca.

Llegará por fin esta primavera a los concesionarios y estará presente en el próximo Salón Internacional de Automóvil de Ginebra, donde sin duda y exceptuando a el nuevo Audi A1, será el rey del stand de la marca de los aros, además se presentará la versión híbrida de este Audi A8 de la que no tenemos datos.

Un simple repaso a su anatomía adelanta lo que es su comportamiento y confort: carrocería ligera de aluminio ASF, motores muy potentes, un mejorado manejo del ordenador MMI y un acabado interior que puedo clasificar de artesanal.

audi A8 2010-02

El exterior

Este nuevo Audi A8 es más ancho y largo que su predecesor y que las otras berlinas de su segmento. Respecto a su altura, es el más bajo de sus competidores alemanes y dispondrá de una carrocería más larga próximamente.

Del aspecto exterior lo que más me ha llamado la atención son los grupos ópticos de LED que monta (opcionalmente). De serie dispone de faros de xénon plus con el sistema Audi Adaptative Light, el haz de luz es gestionado automáticamente para adaptarse a los diferentes tipos de carretera: autopista, carreteras de dos direcciones, curvas, cruces… etc.

Los grupos ópticos opcionales de LED disponen de un diseño que me ha gustado mucho. Son diez módulos individuales que forman los intermitentes, largas y cortas, luz de giro y cómo no, la línea que subraya los faros, que me recuerdan a las rayas de khol que algunas mujeres se pintan en los ojos.

Audi A8 2010-03

Todo esto envuelto en un conjunto que pesa los 231 kg. Si su carrocería hubiese sido fabricada en acero, el peso aumentaría en un 40%. Pasemos al interior donde no hay dudas, es una berlina de lujo y con unos detalles que sorprenden. En el nuevo Audi A8 se ha conseguido reducir en coeficiente aerodinámico en hasta los 0,26.

He podido comprobar, ya que la lluvia nos acompaño durante el primer día de pruebas, que el nuevo diseño de los retrovisores del Audi A8, que disponen de una ranura en la parte superior de las carcasas y un borde deflector en la parte inferior que repele las gotas de agua, consigue mantener prácticamente limpio el espejo al circular con lluvia.

El interior

Audi A8 2010-04
Lo primero que se nota es la gran amplitud tanto de las plazas delanteras como las traseras. Los acabados tanto en las costuras de los asientos, volante y salpicaderos son simplemente perfectas, no hay manera de sacarle un defecto. Incluso con el asiento delantero ocupado por una persona de envergadura, hay espacio suficiente para las rodillas del pasajero trasero como puede verse en la imagen.

Los materiales son de altísima calidad, con un tacto muy agradable y unos colores que van desde el blanco perla hasta el deportivo color café, o chocolate. En el centro del frontal dispone de un elegante reloj analógico. La disposición de los elementos, audio, clima, etc, me han recordado a los cuadros de mandos de los yates de lujo.

En el Audi A8 el interior está dotado de inserciones de madera o aluminio, superficies de brillantes resinas o de suaves tejidos como la piel o Alcántara. Desde el asiento del conductor se controla todo, sin tener que estirar la mano o levantar la vista del asfalto.

Una de las cosas que más me ha sorprendido, es el diseño de la palanca de cambios, que de nuevo me recuerda el estilo marinero, con esas palancas para revolucionar los motores de las lanchas rápidas y yates. Este diseño se estrenaba en un prototipo y visto el interés que despertó, lo ha heredado este nuevo Audi A8.

audi A8 2010-05

Con el nuevo sistema Multi Media Interface, que llegaba al mercado en 2002, el control de todo el vehículo es sencillo y fácil de aprender. Desde la memoria de la posición de los asientos, clima, luces interiores y exteriores, suspensión, cambio, hasta el manejo de Internet y la lectura de diversos tipos de archivos de música.

Gracias al control de la iluminación interior ambiental en tres tonos diferentes (opcional) mediante luces de LED, podemos recrear el ambiente que más nos guste con luces en los asideros del techo, reposapiés o manillas de las puertas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos