Compartir
Publicidad

El nuevo Porsche 718 Cayman ya tiene versión GT4 Clubsport de carreras: seis cilindros atmosférico y 425 CV

El nuevo Porsche 718 Cayman ya tiene versión GT4 Clubsport de carreras: seis cilindros atmosférico y 425 CV
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Porsche comienza el año desvelando la nueva versión del Cayman GT4 Clubsport, un modelo específico para circuitos y que sirve en cierta manera de adelanto para la nueva variante de calle del Cayman GT4. Con dos versiones, una enfocada a pilotos aficionados y otra para equipos privados, hace gala de un propulsor más potente que su antecesor y tecnología específica de competición para volar sobre el asfalto.

Según la marca, el Porsche Cayman GT4 Clubsport es el primer modelo de competición que dispone de partes de su carrocería concebidas en fibra natural (un compuesto similar a la fibra de carbono), elemento que encontramos en las puertas y el alerón trasero y que acompaña a su arquitectura en acero y aluminio. Estos materiales ligeros permiten a este nuevo Cayman GT4 Clubsport parar la báscula en 1.320 kilos.

Ello sumado a un corazón que ofrece 40 CV más de entrega en comparación con su antecesor, lo convierten en una perfecta montura de carreras, que hará gala de mejoradas prestaciones, aunque Porsche no las desvela en estas primeras informaciones.

El nuevo Porsche Cayman GT4 Clubsport ya está disponible bajo pedido y las primeras entregas comenzarán el próximo mes de febrero, su precio oscila entre los 134.000 euros de la variante Trackday y los 157.000 euros de la 'Competition', sin incluir impuestos.

425 CV y 425 Nm, aderezados con tecnología de competición

Porsche Cayman GT4 Clubsport 2019

Este Cayman GT4 Clubsport 2019 cobra vida gracias a un propulsor boxer atmosférico de seis cilindros y 3.8 litros, que es el mismo que el del anterior GT4 derivado de la anterior generación del 911 (991). No obstante, su entrega aumenta hasta los 425 CV y ofrece un par máximo de 425 Nm disponible a 6.600 rpm.

Toda su fuerza se transmite al tren posterior, con diferencial autoblocante, y se gestiona a través de un cambio de doble embrague PDK de 6 velocidades. Además, hereda la suspensión específica de su hermano 911 GT3 Cup y dispone de un avanzado sistema de frenos deportivos, con discos de acero de 380 milímetros.

Al ser un modelo nacido por y para circuitos, desaparecen las comodidades en el habitáculo, que ha sido vaciado para la ocasión y que cuenta con un sólo baquet de competición con cinturones de seis puntos y la habitual jaula antivuelco.

Hay donde elegir...

Porsche Cayman GT4 Clubsport 2019

El Porsche Cayman GT4 Clubsport se ofrece en dos versiones, la más básica Trackday, pensada para aficionados, y la Competition, orientada clubes deportivos. La primera dispone de más bondades de asistencia que facilitan el hacer al volante, como es el caso de ABS, ESC o control de tracción, aunque pueden desactivarse. Además, dispone de aire acondicionado, una escotilla de rescate en el techo y de un extintor de mano.

Por su parte, el Cayman GT4 Clubsport Competition, enfocado a competiciones oficiales, está aún más enfocado al motorsport. Su suspensión puede ajustarse en hasta tres etapas, dispone de un tanque de combustible más grande que la versión para aficionados (115 litros por los 80 del Trackday) y cuenta con un sistema de repartidor de frenada, volante extraíble, gato hidráulico y sistema automático de extinción de incendios.

Esta variante de competición nos da algunas pistas de lo que podremos esperar del Cayman GT4 de calle, abandonando la turboalimentación para regresar a los seis cilindros atmosférico, lo que siempre es una buena noticia para los más puristas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio