Compartir
Publicidad

El nuevo Porsche 911 Cabriolet ya está aquí: así es el 992 descapotable que llega en marzo

El nuevo Porsche 911 Cabriolet ya está aquí: así es el 992 descapotable que llega en marzo
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Apenas un mes y medio después de la presentación de la nueva generación del Porsche 911, el 992, la casa de Stuttgart acaba de mostrar la versión descapotable, el Porsche 911 Cabrio, que forma parte de la familia nueveonce desde que entrara a producción allá por el año 1982.

En un principio, y mientras llegan más versiones, el nuevo Porsche 911 Cabriolet está disponible (ya se puede reservar) en variantes Carrera S de tracción trasera y Carrera 4S de tracción total, ambos con un motor 3.0 litros bóxer de seis cilindros y turbo, con una potencia de 450 CV.

Este bloque turbo de seis cilindros y 2.981 centímetros cúbicos ofrece esos 450 CV a 6.500 rpm, además de un par motor máximo de 530 Nm entre 2.300 y 5.000 vueltas. El consumo medio de combustible, según homologación, es de 9 litros en el caso de la variante de tracción a las cuatro ruedas (4S) y de 9,1 litros en la versión de propulsión (S).

Porsche 911 Cabriolet
Porsche 911 Cabriolet

Junto a la nueva caja automática PDK de doble embrague y ocho velocidades (una más que antes), el Carrera S acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos (3,7 segundos con el paquete opcional Sport Chrono) y alcanza los 306 km/h, mientras que el Carrera 4S despacha el mismo esprint en 3,8 segundos (3,6 con Sport Chrono) y llega hasta los 304 km/h.

La capota de lona de este Cabrio, completamente automatizada y con la luneta trasera integrada, cuenta con un sistema de accionamiento hidráulico que permite plegar o desplegar el techo en alrededor de 12 segundos, y a velocidades de hasta 50 km/h. Además, para proteger a los ocupantes del viento hay también un deflector de accionamiento eléctrico.

Entre las novedades del nuevo 911 Cabrio destacan la mayor rigidez torsional, mejor distribución de peso, muelles más cortos y duros, barras estabilizadoras también más rígidas (delante y detrás), altura rebajada en 10 milímetros y que, por primera vez en el Cabriolet, está disponible la suspensión deportiva PASM ajustable (Porsche Active Suspension Management).

Porsche 911 Cabriolet
Porsche 911 Cabriolet

A nivel estético llama la atención el aspecto de mayor anchura que transmite el coche, y es que las versiones de propulsión ahora son tan anchas como las de tracción integral (4,4 centímetros más detrás y 4,5 centímetros delante), así como las grandes llantas de 20 pulgadas en el eje delantero y de 21 pulgadas en el trasero, o el spoiler trasero ajustable. Según Porsche, la mayor parte de la carrocería, a excepción del frontal y la zaga, está fabricada en aluminio.

En el habitáculo encontramos un cuadro de instrumentos formado por el reloj central del cuentarrevoluciones, flanqueado por dos pantallas sin marco configurables, que aportan multitud de información al conductor. La pantalla multimedia de la consola, por su parte, es de 10,9 pulgadas.

Como en el 911 Coupé, una de las cosas más interesantes a nivel de gestión electrónica es el denominado Wet Mode o modo de conducción en mojado (el coche es capaz de detectar por sí mismo cuándo hay agua en la carretera y ajustar los diversos parámetros del coche para dichas condiciones).

Porsche 911 Cabriolet
Porsche 911 Cabriolet

Como ya hemos comentado, los pedidos del nuevo Porsche 911 Cabriolet ya están abiertos en el mercado español, con entregas a partir del mes de marzo. El Porsche 911 Carrera S Cabriolet tiene un precio de partida de 154.395 euros, mientras que la variante de tracción a las cuatro ruedas o Porsche 911 Carrera 4S Cabriolet arranca en los 163.355 euros.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio