Compartir
Publicidad

No es redondo, pero así es el volante del Porsche 919 Hybrid

No es redondo, pero así es el volante del Porsche 919 Hybrid
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Porsche 919 Hybrid es el coche con el que la marca alemana ha regresado al Campeonato del Mundo de Resistencia y a su prueba más importante, las 24 Horas de Le Mans. Hoy vamos a conocer qué es lo que esconde una de las piezas clave de ese coche, el volante. Vale, no es redondo y tiene más botones que el mando a distancia de tu televisor, pero te aseguro que este es el volante del Porsche 919 Hybrid.

En total el volante dispone de 24 botones y seis levas diferentes en la parte posterior. ¿Por qué no es redondo? Pues el motivo está en la talla de los pilotos, ya que los más altos como Mark Webber o Brendon Hartley tenían dificultades para hacer los cambios de pilotos con rapidez, y en las 24 Horas de Le Mans cada segundo es clave.

En el centro del volante una pantalla le ofrece al piloto la información sobre la velocidad a la que ruedan, la marcha que está engranada, el programa de motor seleccionado y la carga de batería de iones de litio disponible. En la parte superior izquierda hay un botón que se usa para seleccionar la información que quieren ver en la pantalla, mientras que la luminosidad del mismo durante la noche se ajusta a través de la rueda que va junto a la zona que sujeta la mano derecha.

Volante Porsche 919 Hybrid

Si buscamos en el lado opuesto del volante, la izquierda, encontramos el botón a través del cual manejan el volúmen de la radio para comunicarse con los boxes. En la la parte superior derecha otra rueda permite varíar el tiempo de intervalo de funcionamiento del limpiaparabrisas, dependiendo de la densidad de lluvia.

Pero esos son evidentemente los botones que menos usan los pilotos. Los más utilizados están situados en la parte superior y central del volante para que los pilotos los puedan accionar con los pulgares. El botón azul de la parte superior derecha es el de las ráfagas de luz, fundamental para advertir a los pilotos más lentos cuando el Porsche 919 Hybrid pretende adelantarles.

Si lo pulsas una vez da tres ráfagas y según nos dicen en Porsche, los pilotos lo usan casi constantemente incluso de día para que los demás pilotos le dejen paso. El siguiente botón, de color rojo y situado en la parte superior izquierda es el "boost" que extrae potencia de la batería para ayudar en los adelantamientos, pero su uso hay que racionarlo porque el reglamento establece un máximo de potencia eléctrica por vuelta.

Volante Porsche 919 Hybrid

Por ejemplo en las 24 Horas de Le Mans dispones de seis megajulios para cada vuelta. Con colores amarillos, azules y rosas y situados un poco más en el interior de los lados derecho e izquierdo del volante, encontramos los pulsadores para ajustar el control de tracción en los ejes delantero y trasero, así como los repartidores de frenada entre ambos. Su función es muy importante, pero no se emplean con tanta frecuencia como podemos pensar.

Cuando los pilotos necesitan hidratarse pulsan el botón naranja situado a la izquierda, mientras que con su homólogo de la derecha lo que consiguen es colocar la caja de cambios en punto muerto. Si seguimos el repaso de botones, encontramos el rojo de la parte inferior izquierda. Este activa el limpiaparabrisas, mientras que el rojo de la zona opuesta activa la velocidad limitada para circular por el pit lane.

En el centro hay dos botones verdes. El de la izquierda es para las comunicaciones de radio, mientras que el de la derecha es para darle la confirmación a los boxes de que han hecho los cambios que les han pedido por radio. Estos cambios en la configuración del coche se hacen con dos mandos giratorios denominados 'Multi'.

Porsche 919 Hybrid

El de la izquierda está disponible para los ajustes ABC, mientras que el de la derecha se basa en números. Los pilotos deben combinar ambos para seleccionar los programas para la gestión del motor o del combustible que se conocen con combinaciones del tipo A2 o B3. Los otros tres mandos giratorios sirven para preseleccionar el reparto de frenada, el control de tracción para condiciones de seco o mojado y el sistema híbrido.

La noche y los botones fuorescentes

En las carreras de resistencia, la noche es un momento mágico, pero también es el momento en el que pueden aparecer problemas con los que no habías contado con la luz del día. Un ejemplo lo encontramos en los mandos del volante, que sin una debida preparación no se verían y podrían poner en problemas a los pilotos durante la noche.

Por eso los botones del volante del Porsche 919 Hybrid están recubiertos de pintura fluorescente que se ilumina en la oscuridad gracias a una lámpara de luz negra situada sobre la cabeza del piloto. Por este tipo de detalles las carreras de resistencia son diferentes a todas, por que todo tiene que funcionar a la perfección, hasta la lámpara de luz negra.

Volante Porsche 919 Hybrid

Pero sigamos repasando el volante, porque todavía no hemos acabado. Como es lógico, la estructura básica del volante es de fibra de carbono, y en las zonas laterales dónde lo agarra el piloto se usa goma antideslizante. A través de las aberturas de los dedos pueden tocar seis levas situadas en la parte posterior del mismo.

Las centrales son para los cambios de marchas. Tirando de la de la derecha se suben marchas y haciéndolo en la izquierda se reducen. Las levas inferiores tienen idénticas funciones a ambos lados, y sirven para accionar el embrague. La leva superior izquierda tiene la misma función, que el botón rojo "boost" del que os hablábamos antes. Simplemente el mando está duplicado para que cada piloto use uno u otro dependiendo de sus preferencias.

El último mando del volante es la leva de la parte superior derecha que se encarga de iniciar la recuperación manual de energía. Según Porsche, cuando se activa esa función "el tacto que se siente es como si el freno de mano estuviera ligeramente enganchado, y proporciona energía eléctrica a la batería, obtenida de la energía cinética".

Porsche 919 Hybrid

Así es en definitiva el volante del Porsche 919 Hybrid. Ahora poneros en situación. 24 Horas de Le Mans. Lleváis 12 horas de carrera, es de noche y vas por la recta de Hunaudieres a más de 300 kilómetros por hora mientras dabas ráfagas a un GT para que se apartase. Se acerca la curva de Mulsanne y tienes que cambiar la configuración del coche. ¿Qué mando tienes que tocar?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio