Compartir
Publicidad

Via Verde portuguesa: lo que nos queda por aprender

Via Verde portuguesa: lo que nos queda por aprender
48 Comentarios
Publicidad

Este verano he hecho bastantes kilómetros por Portugal. Además de tener unas autopistas infinitamente mejores que las de España, tienen algo más en lo que están mucho más avanzados que nosotros, el sistema Via Verde. Este sistema, similar al Telepeaje español, lleva utilizándose en el país vecino desde hace muchos años.

En cambio, en España solo algunos conductores que utilizan muy a menudo las autopistas llevan instalado el Telepeaje en sus vehículos, y cada fin de semana se siguen viendo colas infinitas en las cabinas de peaje de entrada a las grandes ciudades.

Pero no sólo en los niveles de utilización del sistema de Telepeaje nos superan nuestros vecinos portugueses, ya que desde hace unos cuantos años, el sistema Via Verde también permite pagar en muchos aparcamientos. Basta con llevar el aparato instalado en el cristal, acercarte a la barrera y automáticamente te cargan el precio de la estancia en tu cuenta bancaria.

Así evitan lo típico que suele ocurrir en los aparcamientos: buscar la cabina de pago, tener dinero cambiado, encontrar el ticket que te has dejado en el coche, acercarte a la máquina dónde se introduce el ticket… Eso si, tendrás que seguir buscando el coche cuando no recuerdes en que planta lo has aparcado.

Pero ahí no acaban las ventajas del Via Verde portugués, ya que con este sistema también se puede pagar ahora el repostaje en las gasolineras de la marca Galp. Encima de cada surtidor, hay un receptor como el que están en los arcos de los peajes, que al detectar que el coche que está echando gasolina lleva Via Verde, carga el importe del combustible en la cuenta bancaria.

Sin duda el Via Verde está un paso por delante del Telepeaje, y tal vez la ampliación de las utilidades de este animaría a más conductores a montarlo en sus coches. Además lo que es seguro es que las colas en las gasolineras, peajes y aparcamientos se reducirían considerablemente.

El refranero español tiene un dicho que encaja perfectamente con esta situación: vísteme despacio que tengo prisa.

Imagen | Portugal Global
En Motorpasion | Peaje de autopista que acepta extrañas formas de pago

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio