Compartir
Publicidad
Publicidad

SEAT 600D abotijarrado como reclamo publicitario

SEAT 600D <em>abotijarrado</em> como reclamo publicitario
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado viernes, disfrutando de un reparador descanso tras un día intenso (sabréis en adelante más) estaba en los cines Kinepolis de Madrid y me encontré con esta singular estampa. Se trata de un ejemplar de 600D con bastantes años, sólo hay que ver la matrícula: M-376430. En el techo cuenta con un curioso accesorio: un enorme botijo. No se trata de ningún depósito adicional made in spain para subirle la autonomía a los 3.000 kilómetros, no.

Es una acción promocional de la película Mortadelo y Filemón. Es doloroso ver las consecuencias de que le caiga un botijo sobre el techo a un pobre 600D, pero da más grima ver cómo se encontraba el coche. El ejemplar, antes de esta transformación, ya se encontraba en un estado bastante lamentable.

SEAT 600D en Kinepolis Madrid

SEAT 600D en Kinepolis Madrid

Las fotos no son muy buenas ya que no contaba con mi cámara encima y sólo tenía a mano el teléfono. Oxidado, con la tapicería hecha polvo, pilotos rotos, sin cristales… estaba el cochecito que daba pena verlo. Ha podido estar abandonado fácilmente más de 20 años, a juzgar por su estado. Al menos, acabará su vida útil siendo visto por mucha gente y cumpliendo su último cometido. Es un consuelo.

SEAT 600D en Kinepolis Madrid

En una ocasión anterior me encontré otro clásico en el Kinepolis, un Triumph GT6, deportivo inglés de los años 60. Se encontraba en un estado impecable, restaurado y matriculado como histórico. La utilización de coches como promoción no es una idea nueva, tenemos como ejemplos al MINI de Barajas, al Mercedes colgante, a otro Mercedes que tuvo problemas con cierto móvil, etc.

En Motorpasión | El Seat 600, 50 años entre nosotros
En Blog de Cine | Mortadelo y Filemón. Misión salvar la tierra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos