Compartir
Publicidad

Revisa tu coche para la Semana Santa

Revisa tu coche para la Semana Santa
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En unos días se nos echa la Semana Santa encima y como siempre, a algunos les pilla de improviso, así que hoy os traemos una pequeña y condensada revisión de elementos mecánicos antes de salir de viaje. Preparemos estos días festivos para evitar, en la medida de lo posible, esos momentos de grúa y taller que tan poco agradables son cuando nos vamos o volvemos de vacaciones.

El lunes os preguntamos como preparábais vuestro coche para la Semana Santa y entre las respuestas tenemos de todo, desde el que no va a preparar nada porque no se va fuera de su localidad hasta el que no necesita preparar nada, bien por ser precavido o bien porque tiene su coche siempre a punto. Os vamos a proponer unos puntos simples de comprobar antes de echarnos a la carretera.

Tipos de desgaste

Aunque Josep ya nos recordó en su decálogo de consejos para la Semana Santa que tenemos que prestar atención al estado de los elementos de nuestro coche, hoy vamos a entrar un poco más en profundidad. En nuestra revisión rápida vamos a incluir los siguientes elementos clave: neumáticos, niveles y elementos exteriores.

Importante comprobar el estado de los neumáticos

Empezamos por los neumáticos. No sé cuantas veces hemos repetido desde Motorpasión la siguiente frase, pero la repetiremos otra vez: Los neumáticos son el único punto de contacto entre el coche y la carretera. Y por eso hay que cuidarlos, se suele añadir. Cuatro puntos con un tamaño conjunto equivalente a un folio, por eso es muy importante tenerlos en buen estado.

Los puntos que debemos comprobar a la hora de revisar un nuemático son básicamente dos, el desgaste y la presión del neumático. Conviene que antes de iniciar un viaje largo vayamos a una gasolinera que disponga de un compresor decente, o si tenemos un compresor en casa, pues eso que nos ahorramos. Comprobaremos la presión, siempre en frío, (nada de a mitad de viaje) y la ajustaremos teniendo en cuenta la carga extra que podamos llevar en el viaje.

Las etiquetas con las presiones recomendadas de los neumáticos se pueden encontrar en varios sitios, como son la tapa del depósito de combustible, en el marco de la puerta de conductor o acompañante o en la tapa de la guantera. Si no siempre nos queda mirar el libro de instrucciones, pero las pegatinas que incluyen todos los fabricantes son una referencia mucho más rápida.

Una vez comprobadas las presiones, tenemos que observar el estado de desgaste del neumático y el estado de los mismos. Por fuera hay que mirar bien que no haya grietas, bultos o desperfectos en los flancos o en la banda de rodadura. Ya sabemos que la profundidad mínima con la que podemos circular es de 1,6 mm, pero un buen dibujo hace bastante por el agarre.

Medidor presión neumáticos

La manera de medir la profundidad del dibujo es o bien utilizando un medidor específico, o bien comprobando que no se haya llegado a los testigos integrados en el neumático o bien utilizando el viejo truco del euro, que consiste en meter un euro de canto en los surcos del neumático, si mirando a ras la zona dorada del borde queda oculta, tenemos dibujo, si no, es necesario cambiar el neumático. Conviene observar si hay un desgaste irregular en la banda de rodadura y si encontramos algún defecto o desgaste, deberíamos cambiar los neumáticos urgentemente.

Bajo el capó, miramos los niveles

Pasamos al siguiente punto, los niveles. Abrimos el capó antes de nada. Para mirar el nivel de aceite conviene que el motor esté caliente y dar unos minutos al aceite para que baje al cárter. Podemos aprovechar el momento de comprobar los neumáticos, ya que como hemos comentado, es bueno mirar las presiones de los neumáticos en frío, pero probablemente el motor se haya templado antes de llegar a la estación de servicio.

Limpiar la varilla de aceite

Necesitamos un trapo o un trozo de papel. Sacamos la varilla (normalmente lleva un mango de colores vivos), limpiamos el aceite y la volvemos a meter, a continuación la volvemos a sacar. La marca del aceite debería estar entre el máximo o el mínimo, si lo vemos necesario y consideramos que la marca está demasiado cerca del mínimo, se puede rellenar con aceite del mismo tipo que lleve nuestro motor.

Aprovecharemos también para mirar el nivel del líquido de frenos, que también debería estar entre sus marcas de máximo y mínimo. Para salir al paso, si está por debajo del nivel, se puede rellenar con fluido hidráulico del mismo tipo que equipe nuestro coche, pero hay que tener en cuenta que este líquido es bastante corrosivo y manejarlo con cuidado. Hay que mirar también el nivel del líquido refrigerante, que se encuentre entre sus marcas y si no es así, podemos rellenar con anticongelante.

El último nivel a comprobar, ya que se espera mal tiempo durante la Semana Santa, es el de líquido lavaparabrisas. Si nos queda poco y ya no nos da tiempo a comprar líquido preparado, podemos mezclar agua (que no tenga cal preferiblemente) con lavavajillas líquido, una solución barata que nos servirá para salir al paso.

Depósito líquido de frenos

Comprobando los elementos exteriores

Para acabar nuestra revisión express haremos una pequeña inspección visual a los elementos exteriores del coche. Es muy importante tener los elementos que afectan a la visibilidad del coche limpios. Vamos, que hay que tener limpios los faros y los cristales, ver bien y que se nos vea, un detalle muy importante. Comprobaremos que todas las luces funcionan correctamente y si encontramos alguna luz fundida cambiaremos la bombilla (en caso de ser posible, claro).

Se espera lluvia en prácticamente todo el país, así que conviene echar un vistazo a las escobillas del limpiaparabrisas. La temporada de lluvias no ha acabado todavía y nuestro viaje puede estar pasado por agua, por lo que mejor tener unas escobillas en buen estado y que limpien bien las lunas. Suelo decir septiembre u octubre son los mejores meses para sustituir las escobillas, pero mejor cambiarlas antes de tiempo que circular con ellas en mal estado sabiendo que va a llover y que no vamos a ver tres en un burro.

Esperamos que estos consejos rápidos os hayan sido útiles, aunque ya hayáis salido de vuestros lugares de residencia, y sobre todo que tengáis buen viaje tanto de ida como de vuelta.

Fotografías | Flickr (I, III) En Motorpasión | Mantenimiento del coche

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos