Los puentes más altos del mundo: seis titanes nacidos para mejorar los viajes en coche
Otros

Los puentes más altos del mundo: seis titanes nacidos para mejorar los viajes en coche

Colosales, auténticas obras de ingeniería, ubicados en escarpadas zonas y concebidos para mejorar las comunicaciones y facilitar la vida los conductores: repasamos los seis puentes que se coronan como los más altos del planeta.

Estos gigantes que sobrevuelan cañones, ríos o barrancos, son los más elevados del mundo pues firman la mayor distancia entre su plataforma y la superficie sobre la que se levantan.

En decir, son los puentes abiertos al tráfico con el vano más alto, o más concretamente, los que a mayor altura están ubicados, pero no los de estructura más elevada. No obstante, el armazón de casi todos supera los 200 m. También son enormes en extensión: el más "pequeño" firma más de un kilómetro de longitud.

La mayoría están en China, concretamente en la provincia de Guizhou. De hecho de los que se postulan como los 10 puentes más altos del mundo, nueve se encuentran en la República Popular y siete en esta intrincada región. Su llegada ha permitido conectar esta zona con las colindantes, así como las diferentes ciudades y prefecturas de su interior, acortando los trayectos en carretera. Acompáñanos en este viaje junto a estos titanes de acero y hormigón.

1. Puente Duge (Liupanshui, China): 565 m

También conocido como puente del Beipan (Beipanjiang) se corona como el más elevado del mundo. Se ubica al suroeste de China y sobrevuela un espectacular valle a más de medio kilómetro de altura. Además, también tiene el honor de ser uno de los puentes atirantados más altos del planeta en lo que respecta a estructura (su torre más elevada mide 269 m).

Con una longitud de total de 1,34 km, su vano principal se extiende hasta 720 m y cruza el cañón del río Beipan, uniendo dos provincias de la República República Popular: Yunnan y Guizhou. En concreto conecta dos municipios, Duge, perteneciente a la ciudad-prefectura de Liupanshui, y Pula (Xuanwei). Forma parte de la autopista G56 Hangzhou-Ruili.

La construcción de esta maravilla de la ingeniería comenzó en 2013 y tardó solo tres años en completarse, pues fue inaugurado a finales de diciembre de 2016. Y fue más que bienvenido, porque redujo notablemente el tiempo para viajar entre ambas localidades: antes de su construcción se tardaba entre cuatro y cinco horas, y desde que se abrió al tráfico únicamente hora y media.

Un total de 1.000 ingenieros y técnicos hicieron posible el puente Duge y su coste fue de mil millones de yuanes (127,6 millones de euros actuales). Previamente, la estructura fue diseñada en realidad virtual para luego llevarlo al plano físico en esta montañosa zona donde construir es todo un reto por los fuertes vientos y otras inclemencias meteorógicas.

2. Puente del río Sidu (Yesanguan, China): 496 m

Hasta 2016 se sentó en el trono como puente con el vano más alto, quitándole el título el de Duge. Se trata de un puente colgante y en su caso se eleva 496 m y se extiende también más allá de un kilómetro: 1.100 m. Tres vanos lo forman, siendo el más largo de 900 m, y su anchura es de 24,5 m.

El que es el segundo puente más elevado sobre la faz de la Tierra también se extiende por un valle, en su caso el del río Sidu (que le da nombre) y se ubica cerca de la ciudad Yesanguan (Hubei).

Diseñado por CCSHCC Second Highway Consultants Company,  y concebido a base de hormigón y acero, siendo capaz de soportar hasta 43 millones de toneladas, la inversión para hacerlo posible fue de unos 91,7 millones de euros (720 millones de yuanes).

Se enmarca en la G50 Huyu, la autopista que une la capital, Shanghai con la ciudad de Chongqing, cruzando la ancha cordillera que separa la cuenca de Sichuan de las tierras bajas del este Hubei. El paisaje en el que se encuadra, como la mayoría de estos titanes, es espectacular.

3. Puente Puli (Qujing, China): 485 m

El podio lo cierra otro puente colgante chino, que además es estéticamente similar al del río Sidu, con enormes torres amarillas donde se asientan y enganchan sus cables. De hecho, se queda muy cerca de éste, pues se eleva únicamente 11 m menos sobre el suelo: 485 m. Su vano central llega a los 628 m y fija su longitud en 1,04 km.

Cinco años tardó en construirse, suponiendo una inversión de 92,9 millones de euros, y se abrió al tráfico en agosto de 2015. También se enmarca en la autopista G56 Hangzhou-Ruili, conectando la ciudad-prefectura de Liupanshui con el muncipio de Xuanwei (Qujing, Yunnan). Es decir que también une las provincias de Guizhou y Yunnan.

Y como el de Duge supuso asimismo una alegría para los habitantes de la zona y viajeros: el recorrido entre ambas urbes se acortó de cuatro horas a una.

4. Puente Yachi (Qingzhen, China): 434 m

Este inmenso puente tiene el honor de ser el cuarto más elevado del planeta y es otro de los presentes en la provincia de Guizhou, en la República Popular. Desde su plataforma y hasta el río Yachi, el que sobrevuela, firma los 434 m.

De igual manera, es el segundo puente antirantado que más alto del mundo, y uno de los más largos concebidos, extendiéndose 1.441 m, por lo que se supera al de Duge. Su vano central llega hasta los 800 m.

Sus 192 cables de acero y sus 800.000 pernos soportan su base, construida a base de hormigón y acero y que supera las 62.000 toneladas. Y en lo que respecta a sus torres, la occidental tiene 258 m y la este es de 243 m.

Como el resto de los titanes de esta zona, nació para mejorar las comunicaciones entre ciudades a fin de salvar la intricada orografía del suroeste chino: desde 2016 forma parte de la autopista que conecta las ciudades de Bijie y Guiyang, ambas pertenecientes a la ciudad-prefectura de Qingzhen.

En este vídeo se muestra como se unieron las dos partes de su base.

5. Puente del río Qingshui (Weng'an, China): 406 m

Ubicado en el condado de Weng'an, igualmente en Guizhou, se trata de un puente colgante con un gigantesco vano de 1.130 m, que es uno de los de mayor longitud del planeta. En su caso también salva un río, el Qingshui (afluente del gigantesco Wu), aunque a poco más de 400 m.

De los cinco ya mencionados protagonistas de este ránking, es el más largo, pues su extensión es nada menos que de 2,17 km. En cuanto a sus dos torres, se alzan desde su base un total de 230 y 224 m respectivamente.

Este coloso, inaugurado en diciembre 2015 y que supuso una inversión de 1.540 millones de yuanes (196,5 millones de euros al cambio), ha servido asimismo para mejorar las comunicaciones en la provincia de Guizhou, principalmente de su capital Guiyang con los condados colindantes.

Forma parte de la autopista de Guiweng uniendo la mencionada urbe con el condado de Weng'an, acortando el anterior trayecto de 160 km a los actuales 38 km.

6. Puente Baluarte Bicentenario (Durango, México): 403 m

Ya saliendo de China, el sexto puente más elevado del mundo se encuentra en México, concretamente cruzando uno de los intrincados barrancos de la Sierra Madre Occidental a exactamente 402,57 m.

Hasta que llegaron los mastodontes chinos, era el más alto del planeta, y de hecho así fue registrado en 2012 en el Libro Guinness de los Récords. Su extensión es de 1.124 m, siendo su vano central de 520 m.

Dos torres sustentan los 152 tirantes que soportan la base (siendo el más largo de 280 m), que se asientan en dos pilas con forma de Y de 32 m, siendo la altura total de estos pilares de 150 m. La plataforma es de 20 m de ancho y alberga cuatro carriles, como ocurre con la mayoría de los puentes de este ránking.

En total para la construcción  del puente Baluarte Bicentenario se requirieron 90.000 m³ de hormigón y 2.000 toneladas de acero, además de la excavación de 447.000 m³ de roca. Las obras comenzaron en febrero de 2008, terminando en enero de 2012, por lo que tardó cuatro años en levantarse. La inversión total supuso unos 2.000 millones de pesos (82,2 millones de euros al cambio).

El exuberante paisaje donde se ubica asegura unas impresionantes vistas y su construcción fue titánica. No en vano, las exploraciones topográficas que debieron realizarse para proyectarlo se hicieron a caballo, pues a la mayoría de las zonas no se podía acceder con vehículos a motor.

Si bien a día de hoy es el sexto puente más alto de mundo, sí ocupa el primer puesto en lo que toca al continente americano.

Forma parte de la autopista Durango-Mazatlán y, gracias a este puente y un buen conjunto de túneles, el recorrido para ir del estado de Durango a esta ciudad costera de Sinaloa ha pasado a 75 km respecto a los anteriores 305 km. El tiempo se ha reducido así a un viaje en coche de dos horas y media en comparación a las anteriores seis.

Foto: ShakyIsles, From Wikimedia Commons. Creative Commons.

En Motorpasión | La mejor ruta en coche por los acantilados de la Cornisa Cantábrica | La carretera más alta del mundo: una autopista al cielo a más de 5.500 metros

Temas
Inicio