Compartir
Publicidad
Publicidad

Más impuestos para los vehículos diesel (principalmente)

Más impuestos para los vehículos diesel (principalmente)
Guardar
155 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En no pocas ocasiones hemos hablado aquí del tipo de agentes contaminantes que emiten los coches con motor diesel. Estos vehículos están en el punto de mira por sus mayores emisiones de material particulado y de NO2 (dióxido de nitrógeno).

En Estados Unidos, por poner un ejemplo, ya son más estrictos con los vehículos diesel, pero en Europa tendremos que esperar hasta 2015, año en el que entrará en vigor la norma de contaminación Euro 6 (es verdad que algunos vehículos Clean Diesel ya cumplen con esta norma).

Mientras eso ocurre, el Gobierno quiere gravar más a los vehículos que más emiten este tipo de contaminantes, lo que en la práctica significa que los coches con motor diesel pagarán más impuestos.

Por eso el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) se ha propuesto revisar la Ley de Calidad del Aire de 2007, de manera que los vehículos soportarían una carga impositiva “proporcional, para evitar el efecto salto“, que penalizaría claramente a los vehículos diesel. En concreto se está hablando de subir tanto el impuesto de matriculación como el de circulación.

MB CDI

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, ha explicado además que no se trata de una medida recaudatoria, si no medioambiental, si bien reconoce que, evidentemente, los Ayuntamientos (recaudan el impuesto de circulación), podrán usar este nuevo ingreso para lo que consideren oportuno.

Primeras reacciones

Como era de esperar, las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam) se han mostrado en contra del nuevo impuesto. El principal argumento que exponen es que más que intentar que los nuevos vehículos contaminen menos, es más útil renovar nuestro envejecido parque automovilístico.

El dato que dan es demoledor. Según estas asociaciones, el 20% de coches antiguos genera el 80% de las emisiones de dióxido de carbono. Además apuntaron que la tendencia es que esta situación empeore, ya que se estima que en 2014, la mitad de los coches que circulan por nuestras carreteras tendrá más de 10 años.

Toyota diesel

Por último, tanto Anfac como Ganvam aseguran que los vehículos ya soportan una carga fiscal importante. De hecho, al comprar un vehículo nuevo el comprador tiene que hacer frente a 9 tasas diferentes. Evidentemente para estas asociaciones, aumentar los impuestos sólo empeoraría la situación, que ya es mala de por sí.

Por el momento no tenemos cifras concretas sobre el porcentaje de subida de estos impuesto, o unas primeras estimaciones que nos indiquen en qué medida este cambio va a afectar a la proporción de vehículos diesel en España. No obstante, en vista del rechazo que ha levantado (no digo que justificadamente) en el sector automovilístico, esperemos que pronto se de más información al respecto.

Vía | El Mundo, El País
En Motorpasíon | Ministerio de Medio Ambiente vs. Contaminación en las ciudades: Round 3

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos