Hay gente con mucha suerte edición XXXI: espectacular accidente de camión en Canadá

Hay gente con mucha suerte edición XXXI: espectacular accidente de camión en Canadá
76 comentarios

“P’haberos matao”. Es lo que pensó un matrimonio que iba circulando por la autopista 401 cerca de Barrie (Ontario, Canadá) el pasado 21 de enero. Circulaban tranquilamente en su Volkswagen Tiguan mientras una cámara fija en el salpicadero iba registrando la aburrida rutina de la carretera.

El conductor estaba adelantando a un camión a una velocidad moderada, pues tenía tráfico delante y no estaban las condiciones para circular más rápido. Pero empieza a decelerar de forma brusca y se echa a la derecha. El motivo viene en sentido contrario, pesa más de 30 toneladas y atraviesa la mediana muy rápido.

Gracias a un hábil control del coche (y al ESP), se cambia de carril bruscamente para evitar el “camionazo” en toda la cara. Lo hace tan por los pelos, que un fragmento que salió despedido impactó contra su parabrisas. La mujer preguntó asustada: “¿Estás bien?”. Él asintió, mientras mentaba a la madre del camionero.

La cosa quedó en un gran susto. Quedó afectado también el primer camión debido a los restos que impactaron contra la cabina. Se provocó un atascazo de seis kilómetros en cada sentido, porque hubo que cerrar la carretera. El conductor del camión “saltarín” ha sido acusado de conducir de forma temeraria.

¿Qué ha salvado a los ocupantes del Tiguan? En primer lugar, la anticipación. Si hubiese tardado más en frenar, se habría encontrado en una trampa mortal entre el camión que adelantaba, la mediana y el camión que venía de frente. Por otro lado, la velocidad moderada le permitió reaccionar rápido en el espacio y el tiempo.

Se da la circunstancia de que nuestro afortunado protagonista, David Ritchie, llevaba la cámara instalada en el salpicadero porque ya tuvo una experiencia similar en el pasado, otro casi-accidente. Desde luego es un tío con mucha suerte. Por cierto, en Canadá se conduce por la derecha, como hacemos nosotros.

David Ritchie

Otros factores no menos importantes son los neumáticos adecuados (o no habría podido controlarlo a esa velocidad), así como la eficacia de las ayudas a la conducción como el control de estabilidad. Inexplicablemente acaba bien, nadie resultó herido.

Si nos fijamos en el vídeo, antes de que el camión atravesase de la mediana, ya sufrió un tijeretazo por el remolque y pasó del carril derecho al izquierdo en un momento, y los que iban por la calzada contraria tuvieron como poco el susto de su vida. El camionero “loco” resultó ileso también.

Moraleja: No pasa nada… hasta que pasa. Y cuando pasa, más te vale estar preparado, tener suerte, reflejos y condiciones favorables.

Vídeo | Youtube
Fuente | SWO CTV, Blog de William Q. Belle (en inglés)
En Motorpasión | Hay gente con mucha suerte (archivo)

Temas
Comentarios cerrados
Inicio