Compartir
Publicidad
Publicidad

Alguien se ha dejado una limusina al lado de mi casa

Alguien se ha dejado una limusina al lado de mi casa
Guardar
58 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Acabamos de entrar en el otoño y los Reyes Magos ya me han dejado un regalo. No se trata de una bicicleta nueva, o una videoconsola, si no de un Lincoln Town Car convertido en limusina.

Presumiblemente, la razón del abandono es una avería mecánica, que en mi impresión es la completa rotura del eje trasero, lo que hace que el morro del vehículo esté levantado.

Me he planteado si una grúa normal puede hacerse cargo de este vehículo. Este modelo de limusina mide entre 8 y 9 metros, de manera que teniendo en cuenta que la longitud máxima de un vehículo y su remolque no puede exceder los 12 metros, la grúa tendría que medir menos de 4 metros, cosa que es imposible. Seguramente la única solución sea subir la limusina al remolque de un vehículo articulado, que puede llegar a medir legalmente 16.50 metros.

Limusina detalle eje roto

Teniendo en cuenta esto, y que el vehículo no se encuentra en las mejores condiciones de conservación posibles, es factible que al dueño no le compense por el momento hacerse cargo del vehículo, y sea esa la razón por la que lleva varios días estacionado en el mismo lugar.

La verdad es que me estoy acostumbrando a ver tan inusual vehículo todos los días (al menos en España no se ven muchas limusinas), y le estoy empezando a coger cariño. También es cierto que ocupa, ella solita, unas 7 plazas, y es posible que no a todo el mundo le haga mucha gracia.

Limusina lateral

En Motorpasión | Una limusina arde en el centro de Madrid, 1990 Lincoln Town Car subastado en eBay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos