Compartir
Publicidad

Con más de 600 CV, este Renault Mégane R.S RX de Rallycross es la última bestia de Prodrive

Con más de 600 CV, este Renault Mégane R.S RX de Rallycross es la última bestia de Prodrive
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A poco que te interese la competición en general o el mundo de los rallies en particular, el nombre de Prodrive debería sonarte familiar. Esta empresa británica dedicada a la competición estuvo detrás de los logros de Subaru en el Mundial de Rallies o de Aston Martin en campeonatos de GT, y ahora se atreven con el Rallycross.

La compañía acaba de presentar hoy en París este brutal Renault Mégane R.S. RX, fabricado desde cero para atenerse a la última normativa del FIA World Rallycross Championship (WRX), disciplina en la que participará próximamente con el equipo GCK RX.

Renault Mégane R.S RX
Renault Mégane R.S RX

Aunque parezca un Renault Mégane R.S de última generación, en realidad se trata de una creación única diseñada completamente por Prodrive (desde diseño hasta aerodinámica, suspensión, motorización, etc...), con el objetivo de conseguir la mínima masa no suspendida y el menor centro de gravedad posible.

Motor a medida de más de 600 CV

Por supuesto, aquí ni aparece el motor 1.8 litros turbo de Renault, ya que la empresa inglesa ha decidido desarrollar su propio propulsor de 2 litros y cuatro cilindros, que cuenta con inyección directa, turbo Garrett, sistema anti-lag, electrónica Cosworth y una potencia superior a los 600 CV. La caja de cambios secuencial de cinco velocidades también ha sido fabricada a medida junto al especialista Xtrac, y el modelo goza de tracción a las cuatro ruedas, obviamente.

Renault Mégane R.S RX
Renault Mégane R.S RX

Prodrive asegura que el hecho de tener un motor longitudinal fabricado a medida les ha permitido optar por una configuración nada habitual para el sistema de frenos, denominada "in-board". Básicamente, las pinzas de freno no están ubicadas dentro de la rueda, sino fijadas a la caja de cambios en el eje delantero y al diferencial en el trasero. Los discos son Alcon de 300 mm y fabricados en carbono.

A diferencia de la mayoría de coches de rally y rallycross de primer nivel, este Mégane R.S RX recurre a suspensiones de doble triángulo en ambos ejes (y no McPherson), lo cual permite mayores ángulos de caída y beneficia al vehículo en curvas rápidas, según la firma. Los amortiguadores, también a medida, se han desarrollado de manera conjunta con Öhlins.

Entre la dotación que incorpora este RX destacan la jaula antivuelco FIA, asientos baquet con arneses de seis puntos, pedalera específica, sistema de extinción de incendios, depósito de combustible de seguridad, paneles de carrocería de fibra de carbono, alerón trasero en plástico reforzado con fibra de carbono o un juego de llantas Prodrive/OZ Racing de 12 pulgadas con gomas Cooper en dimensiones 225/640-17 para seco o 210/635 R17 para mojado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos