Publicidad

Porsche volverá a competir en las 24 Horas de Le Mans en 2023 en categoría LMDh con un prototipo híbrido de 680 CV

Porsche volverá a competir en las 24 Horas de Le Mans en 2023 en categoría LMDh con un prototipo híbrido de 680 CV
7 comentarios

Porsche lleva 19 victorias en las 24 Horas de Le Mans. Y tiene la firme intención de conseguir su vigésima victoria para 2023. Porque sí, Porsche vuelve a Le Mans tras retirarse de esa competición en 2017 con la victoria de su 919 Hybrid de LMP1. En 2023, Porsche entrará en la nueva categoría LMDh, por Le Mans Daytona hybrid.

La confirmación se produce semanas después de que Audi anunciara también su regreso en la misma nueva categoría Le Mans Daytona h. Esta nueva categoría es la que permita a un mismo coche participar tanto en el campeonato mundial de resistencia FIA, el WEC, como en el campeonato norteamericano de resistencia IMSA.

Esta nueva categoría se inspira en los futuros prototipos DPi 2.0 de IMSA, así como en los coches LMP2 del ACO (Automobile Club de l'Ouest, organizador de las 24 horas de Le Mans) y la nueva categoría Hypercar. Así, los fabricantes pueden competir con el mismo coche en las 24 Horas de Le Mans, las 24 Horas de Daytona, Spa, Petit Le Mans y las dos carreras de resistencia de Sebring (FIA e IMSA), lo cual es bastante impresionante y abre impresionante un abanico de posibilidades paras las escuderías.

Porsche se despidió de Le Mans en 2017. El Porsche 919 Hybrid era sencillamente uno de los coches más rápidos jamás fabricados, como demostró también en Nürburgring, pero a Porsche le estaba resultando complicado conciliar los resultados obtenidos con los presupuestos de nueve cifras que devoraba mientras competía en el escenario mundial. Vamos, que dominar la competición estaba resultando demasiado caro a gusto del consejo de administración de la marca.

Porsche 919 Hybrid Le Mans Porsche arrasó en Le Mans con el 919 Hybrid, pero el coste financiero para lograrlo fue considerado excesivo para la compañía.

Competir con un mayor control sobre el presupuesto

En los presupuestos que se manejan en LMDh frente a los presupuestos de la categoría de Le Mans Hypercar (LMH) está la razón por la que las dos marcas del grupo Volkswagen han optado por la fórmula más asequible, la LMDh.

En la categoría LMH está casi todo permitido, desde auténticos prototipos hasta superderportivos de calle transformados en coches de carreras. No hay un tipo de motor impuesto y el KERS puede ser todo lo potente que uno quiera. Eso sí, solo podrán correr en Le Mans y el WEC, nada de cruzar el charco para correr en IMSA.

Porsche Motorsport Lmdh le mans

Desde un punto de visto de la ingeniería abre la puerta a la creatividad. Algunas marcas arriesgarán, tendrá soluciones originales y otras serán más conservadoras, pero la competición empezará, más que nunca, en los centros técnicos de las marcas. Y esa creatividad sin casi límites, abre la puerta a presupuestos desorbitados.

En frente, la fórmula LMDh es más sensible con los presupuestos de los participantes. Las marcas se asocian con uno de los cuatro proveedores de chasis homologados por el ACO y el IMSA, suministran el motor de combustión interna que quieran, colocan un sistema de recuperación de energía cinética de 40 CV en el eje trasero (para cumplir con las reglas de hibridación) y diseñan una carrocería personalizada con guiños estéticos a sus modelos de calle. Y sobre todo, pueden particpar en los dos campeonatos, ayudando así a rentabilizar la inversión.

Porsche Motorsport Lmdh

Estos coches de competición, que pesarán unos 1.000 kilogramos, estarán propulsados por un sistema híbrido con una potencia de 680 CV (500 kW).

"La nueva categoría LMDh nos permite luchar por las victorias absolutas con un sistema híbrido en los clásicos de Le Mans, Daytona y Sebring, sin que cueste un ojo de la cara", explicó Oliver Blume, CEO de Porsche, “el proyecto es extremadamente atractivo para Porsche. Las carreras de resistencia son parte del ADN de nuestra marca".

Se espera que Porsche Motorsport participe con dos coches oficiales en IMSA y dos otros en el WEC, al mismo tiempo que vende sus LMDhs y da apoyo a los equipos privados que comprarán uno de sus híbridos de 670 CV.

Todavía no se conoce cual de los proveedores de chasis ha sido escogido por Porsche, pero los rumores apuntan a que podría ser el canadiense Multimatic, fabricante de los Ford GT de calle y de carreras. Lo mismo ocurre con el motor, se habla del V8 4.0 litros del grupo VAG que compartirían Porsche y Audi.

En Motorpasión | Probamos el Porsche 911 GT3 RS 2018, mucho más que un coche para brillar en los trackdays

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio