Publicidad

Las otras 24 Horas de Le Mans: una loca carrera sobre patines que toma el relevo a los coches del WEC

Las otras 24 Horas de Le Mans: una loca carrera sobre patines que toma el relevo a los coches del WEC
7 comentarios

Cada año la localidad francesa de Le Mans se convierte en el epicentro mundial del automovilismo deportivo. Cientos de miles de personas entre aficionados, pilotos, comisarios y miembros de los equipos hacen que su población aumente en más de 250.000 personas para la disputa de las 24 Horas de Le Mans.

Cuando termina la carrera, los equipos comienzan a recoger sus pertenencias para dejar de nuevo el paisaje del Circuito de la Sarthe como estaba días atrás. Pero lo que seguramente mucha gente no sepa es que al cabo de unas semanas se disputarán allí las 24 Horas de Le Mans sobre patines.

24 Horas Le Mans patinaje

Miles de patinadores llegados de todos los puntos de Europa, y también muchos otros de fuera del continente, participarán en esta prueba que se disputa sobre la versión permanente del trazado de 4,2 kilómetros, y no sobre el trazado largo de la carrera de coches.

Las 24 Horas de Le Mans de patinaje es una de las pruebas más populares en el mundo de las carreras sobre patines, y de hecho se las considera como segundo evento de esta disciplina en Europa.

La salida al estilo Le Mans

24 Horas Le Mans patines

La salida de esta carrera se celebra como se daba antiguamente la carrera de coches, y como todavía se da la salida de motos: con los patines a un lado de la pista y los participantes al otro. Esto obliga a los participantes a correr, ataviarse con los patines y comenzar la carrera en cuanto se da la señal.

Lógicamente, se trata de una competición por equipos con sus correspondientes relevos. Solo unos pocos mortales serían capaces de aguantar 24 horas seguidas patinando, y aquí participan cientos de patinadores.

24 Horas Le Mans patines

Los patinadores más rápidos hacen la vuelta al circuito en unos cinco minutos y cincuenta segundos, mientras que mucha gente se mueve en los entornos de los 15 ó 20 minutos por vuelta.

Entre los participantes hay patinadores profesionales, aficionados y gente completamente amateur, por lo que las diferencias de tiempos y velocidad son tan grandes como en la carrera de coches entre los LMP1, LMP2 y GT.

Cuando las 24 Horas de Le Mans, las de coches, concluyen, los aficionados a la competición se quedan esperando a que llegue la siguiente cita del WEC. Los patinadores, por su parte, se baten el cobre por triunfar con su esfuerzo muscular allí donde han estado compitiendo los pilotos con sus vehículos de gasolina e híbridos.

En Motorpasión | El día que dos narcos ganaron las 24 Horas de Le Mans con un Porsche privado

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios