Compartir
Publicidad
Guerra tecnológica en el Dakar: 4x4 vs Buggy, las claves del éxito o la derrota
Otras competiciones

Guerra tecnológica en el Dakar: 4x4 vs Buggy, las claves del éxito o la derrota

Publicidad
Publicidad

El Dakar 2019 ya está en marcha. MINI y Toyota, como únicos equipos en la parte alta de la clasificación con apoyo oficial, son los favoritos a la victoria tras la marcha de Peugeot. La marca francesa dominó los tres últimos años con un coche con tracción a un solo eje, conocidos como buggy, desarrollado con la ayuda de Carlos Sainz que se ha ganado el título de especialista en la materia.

La competitividad que estos coches demostraron llevaron a uno de sus rivales, MINI, a abrir una vía de desarrollo dentro del equipo X-Raid para diseñar un buggy que pudiese luchar por una victoria que en los últimos años había estado del lado de los Peugeot. En su debut, en 2018, no obtuvieron los resultados esperados pero la llegada de Sainz, Peterhansel y Despres ha dado un fuerte impulso al proyecto.

Dentro de la normativa T1 de coches (Vehículos Todoterreno modificados) conviven estas dos tecnologías -4x2 y 4x4- con amantes y detractores de las mismas a partes iguales. ¡Y no solo entre los candidatos a la victoria! Pero, ¿qué diferencias hay concretamente entre ellos? Y sobre todo, ¿cuál es mejor? Como decía una conocida - y manida - canción: depende.

Lo que les diferencia

Sainz Dakar

Los coches con tecnología 4x4 a priori estarían por delante si se le enfrentase con un 4x2 en igualdad de condiciones, por lo se intenta equilibrar las prestaciones de ambos, compensando la menor capacidad de tracción del buggy.

Estos dos tipos de vehículos se diferencian incluso en cuanto a tamaño. Los vehículos con tracción a un solo eje tienen 2.200 mm de anchura y 3.100 mm de distancia entre ejes, frente a los 2.000 mm de ancho y 2.900 de distancia entre ejes del 4x4. También tienen por reglamento un peso mínimo inferior, 1.675 kilos contra 1.850 kilos. El reparto de peso en el caso de los primeros está también mejor distribuido.

Nasser Al Attiyah

En los cuatro ruedas motrices los depósitos deben ir por detrás del arco antivuelco que está a la espalda de los ocupantes, y el motor debe estar alojado en la mitad delantera del vehículo. En el Buggy, los depósitos de combustible pueden ir bajo los asientos, lo que mejora el centro de gravedad. Y el motor puede ser central trasero, lo que facilita contar con un reparto de pesos más equilibrado.

Otra de las ventajas con las que cuentan los 4x2 es que puede montar unas suspensiones con mayor recorrido y unos neumáticos de mayores dimensiones. En los 4x4 los recorridos de las suspensiones están limitados a 280 mm. y las llantas tienen que ser de 16 pulgadas, con un diámetro máximo de rueda de 810 mm -de 17 pulgadas y un diámetro máximo de 940 mm. en el 4x2-.

Además, el buggy tiene una gran ventaja que resulta muy eficaz en la arena y las dunas. A diferencia del resto, pueden equipar un sistema de inflado y desinflado de neumáticos desde el habitáculo; mientras que los pilotos de los 4x4 tienen que bajarse del coche y realizar esta operación manualmente, con la consiguiente pérdida de tiempo.... y esfuerzo.

MINI John Cooper Works Rally vs. MINI John Cooper Works Buggy

Mini John Cooper Works

Lo más sencillo para entender las diferencias entre estas dos tecnologías es comparar los dos coches con los que el equipo X-Raid de MINI compite este año en el Dakar, el MINI John Cooper Works Rally y el MINI John Cooper Works Buggy.

Más allá de las diferencias establecidas en el reglamento, tienen varios elementos en común ambos proyectos. La base de ambos es un chasis tubular que aloja los componentes mecánicos y de seguridad, y sobre el que se monta una carrocería de fibra de carbono.

Los dos MINI del Dakar también comparten un motor basado en el propulsor de producción BMW 50d, pero modificado para cumplir con las exigencias de los rallys off-road y con la reglamentación, que obliga a montar una brida de 39 mm. que limita la entrada de aire a la admisión. La misma para las dos tecnologías.

Los 4x4 de X-Raid cuentan con la experiencia como principal ventaja. Los buggy tienen solo dos años de desarrollo y aún un largo recorrido por delante. La fiabilidad era uno de sus puntos débiles de cara al Dakar pero por ahora han conseguido superar los retos.

Y es que aunque Peterhansel es a día de hoy el único candidato entre los buggy de MINI a la victoria, Sainz y Despres se han visto retrasados por motivos "de carrera". Uno cayó a una zanja y el otro, simplemente, parece no haber encontrado el ritmo adecuado.

¿Cuál es mejor?

Stephane Peterhansel

Si alguien tuviera la respuesta a esta pregunta todos los equipos se decantarían por el uso de la misma tecnología y como ya sabemos, no es así. Los hay que se confiesan unos convencidos de las dos ruedas motrices y los que mantienen los 4x4 son la mejor solución.

De cara al Dakar de este año, el alto porcentaje del recorrido en las dunas hacía pensar que los buggy tendrían ventaja gracias a sus suepensiones, neumáticos y batalla además del hinchado automático de los neumáticos. Sin embargo Nasser Al-Attiyah ha llegado a la etapa de descanso en primera posición con su Toyota Hilux 4x4. y, salvo Peterhansel, que es segundo, el resto de coches del top 5 son 4x4.

"La mayor ventaja del buggy es en pista abierta. Y en las dunas también irá mejor. Eso sí, si cometen un error les resultará más difícil salir del atolladero que con el 4x4 y pueden perder mucho tiempo”, Nani Roma.

Habrá que esperar al fin del Dakar para ver quién es el ganador en este 2019 y con qué coche lo hace.

Fotografía ASO | C. López

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio