Publicidad

Así fue la París-Rouen, la primera carrera de coches de la historia, de la que se cumplen 125 años
Otras competiciones

Así fue la París-Rouen, la primera carrera de coches de la historia, de la que se cumplen 125 años

Publicidad

Publicidad

Apenas 30 años fue lo que tardó el ser humano en pensar que con ese invento fantástico llamado automóvil se podía competir. El primer coche apenas había recorrido sus primeros metros, era 1894, cuando el periódico francés 'Le Petit Journal' lanzó una convocatoria insólita y destartalada: quería organizar una carrera de "coches sin caballos" entre París y Rouen.

La carrera sería de 127 kilómetros, constaría de una parada en la localidad de Mantes-la-Jolie para que los conductores pudiesen desayunar y no solo se valoraría la velocidad, sino también la belleza del coche. Estaban puestos los cimientos de la que sería la primera carrera automovilística de la historia.

El ganador llevaba un motor a vapor que batió a todos los gasolina

Paris Rouen 1894 3

Para inscribirse solo hacía falta cumplir dos requisitos: el primero, tener un "coche sin caballos", que ya era difícil en la época, y el segundo, pagar el coste de la inscripción, que era de 10 francos. Así, 102 atrevidos se apuntaron a la carrera, pero a la hora de la verdad solo 21 se presentaron en la línea de salida en París.

La prueba duraba cinco días, entre el 19 y el 24 de julio, y constaba de diferentes eventos. La primera jornada sirvió de exhibición en Neuilly y se valoraban aspectos como la seguridad, la comodidad o el precio del vehículo. Los tres siguientes días se utilizaron para hacer una especie de clasificación que determinase el orden de salida. Y el 23 de julio llegó la hora de la carrera.

Paris Rouen 1894 4

El formato era tipo rally, los coches salían uno a uno en el orden establecido cada 30 segundos. El vehículo estaba lejos de ser un monoplaza. De hecho en cada coche, además del conductor, debía ir un juez que no solo velaba por que se cumpliesen las normas, sino que valoraba con una nota del 0 al 20 el estilo de conducción.

Había diferentes tramos donde miembros de la organización cronometraban los registros de cada coches e incluso ya existía la figura del ouvreurs, que se usa en el mundial de rallys para abrir la pista e indicar que vienen los competidores. Solo que en aquella época iba en bicicleta y no en coche como ahora.

Paris Rouen 1894

Las normas de la competición, eran, por así decirlo, poco restrictivas. Se podía correr con cualquier tipo de propulsor, así que se juntaban motores a vapor, a petróleo, a gas, eléctrico, híbrido e incluso se inscribió un vehículo que utilizaba el peso de sus propios ocupantes para desplazarse. Además no todos los coches se manejaban con volante, algunos tenían manillar o, directamente, una palanca que manipulaba la dirección.

La velocidad media en carrera no superó los 20 km/h y el ganador fue Jules-Albert, Conde de Dion, a los mandos de un De Dion-Bouton con motor de vapor diseñado por Gottlieb Daimler. En total tardó 6 horas y 48 minutos en recorrer los 127 km que separaban París de Rouen, aventajando en tres minutos y medio al segundo clasificado, un Peugeot.

Peugeot Paris Rouen

La victoria de Jules-Albert fue una heroicidad ya que se produjo con un motor de vapor, que en aquella época ya perdía claramente la batalla contra los de gasolina. De hecho, entre las segunda y la decimocuarta posición todos los coches clasificados utilizaban ya la gasolina. Para encontrar al siguiente de vapor hay que irse al decimoquinto puesto.

De los 21 coches que tomaron la salida, solo cuatro no consiguieron llegar a la línea de meta, tres de ellos con motores de vapor. Los ganadores se llevaron un premio de 5.000 francos y, más importante todavía, un pasaje de lujo dentro de la historia: el de los ganadores de la primera carrera de coches de todos los tiempos.

Mercedes homenajeará la carrera en el Gran Premio de Alemania

Mercedes Hockenheim F1 2019

Precisamente como homenaje a la efeméride, el equipo Mercedes de Fórmula 1 cambiará su decoración durante el Gran Premio de Alemania que se celebra este fin de semana. El objetivo del equipo es rendir tributo a su fundador, Gottlieb Daimler, quien también fue ganador de aquella carrera fundacional como diseñador del motor.

Además la de Hockenheim será la carrera 200 de Mercedes en la Fórmula 1 y encima coincide con que es su carrera de casa, ya que el circuito está a apenas 125 km de Stuttgart. Por todas estas coincidencias, el equipo llevará una decoración mucho más blanquezina, similar a la de sus albores, de la que ya han dado pistas en redes sociales.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir