Prueba: Opel Corsa 5p (parte 2)

Prueba: Opel Corsa 5p (parte 2)
3 comentarios

El Opel Corsa da que hablar sin duda alguna por sus motores, en esta ocasión conoceremos los 1.4 de 90 CV y el CDTI de 75 CV, y aunque pueda parecer que no son directamente comparables, lo cierto es que sí. El resto de motorizaciones las comentaré de pasada. Y bien, ¿qué tal anda?

Conducción y dinámica

Los motores del Corsa en gasolina se caracterizan por una economía notable de uso, pero no sólo debido a su tecnología Twinport (no confundir con inyección directa), también por los largos desarrollos de transmisión que dejan las prestaciones en un segundo plano en pro de la economía. Desde el 1.0 hasta el 1.4, los Corsa gasolina suelen salir mal parados en las comparativas por que sus rivales se lo comen en las recuperaciones.

El modelo 1.4 no se libra de esta faceta, y aunque eroga 90 CV, subjetivamente hablando parecen menos, de hecho, ni siquiera es un 1.4, son 1.364 cc (sirva de referencia, que el “1.2” en realidad tiene 1.229 cc). Su par motor es discretito, 125 Nm a 4.000 RPM y es un motor que no ofrece sensaciones deportivas de ninguna clase, está más pensado para ser un rodador que gaste poca gasolina (y lo consigue).

Da igual que apuremos la 2ª y la 3ª hasta el corte de inyección, el coche va pesado y viéndole recuperar, se quitan las ganas de adelantar. De hecho, tarda unos 20 segundos en hacer el 80-120 en 4ª, es decir, ¡lo mismo que un Peugeot 107 de 68 CV! Si hacemos tal maniobra en 5ª, vamos a necesitar poco más de medio minuto. De todos los utilitarios de 90-100 CV gasolina que he probado, este tiene los peores tiempos en recuperaciones. Sin irse muy lejos, el Ibiza 1.2 de 70 CV (3 cilindros) iguala el tiempo en 4ª y en 5ª lo rebaja 10 segundos (~24).

Opel Corsa 5p (Cosmo)

A cambio, ofrece otros argumentos para ser interesante. Supongamos un conductor tranquilo, poco amigo de los adelantamientos, con un kilometraje anual que no sea alto, respetuoso de los límites de velocidad o poco más y que valore sobre todo confort y economía. Pues el Corsa 1.4 está hecho a su medida, ya que le hice una media de consumo de 6,3-6,5 litros a los 100, suficiente para sacarle 700 Km de autonomía, nada pero que nada mal comparándolo con sus rivales.

En resumidas cuentas: este motor es muy interesante para quien no ponga las prestaciones por bandera. Tiene una punta de 173 Km/h, pero sólo los puede lograr con una recta muy larga. Si el estilo de conducción es más agresivo, entonces el gasto está en torno a 7,5 litros de media. Salvando alguna excepción como el Clio 1.2 TCE de 100 CV, es de los utilitarios gasolina de esta potencia que menos gasolina gasta.

Ahora bien, ¿y qué tal es el diesel de 75 CV? La verdad es que sorprende. Es el modelo más básico en diesel (por encima tiene 90 y 125 CV), y uno no espera a priori gran cosa de un turbodiesel de 1.248 cc de cilindrada. Pues si lo comparamos con otros utilitarios similares (Punto 1.3 de 75 CV, Clio 1.5 de 70 CV, Ibiza 1.4 TDI 70 CV…) éste es de los más marchosos y alegres. No hablo de una alegría explosiva, pero es más respondón que su homólogo Fiat (que a bajas revoluciones va asfixiado), y menos rumoroso que el tricilíndrico de SEAT. Los 5 CV extras que gana respecto a la generación anterior no lastran el consumo. Más que suficiente para moverse con cierta alegría.

Opel Corsa 5p (Enjoy)

Y a propósito, ¿cuánto gasta? Es un consumo bajo, pero no para tirar cohetes. Según mis cálculos (la unidad Enjoy carecía de ordenador), el consumo rozaba los 6 litros de media, conducíendolo igual que el otro. Es decir, el depósito me duraría no más de 100 kilómetros que con el 1.4 de 90 CV. ¡Ahora sí que la hemos liado! Los 1.5 dCi de Renault y los 1.4-1.6 HDi consiguen consumos 1 litro más bajos como poco con esta carrocería y peso. ¿Y por qué el consumo está tan igualado?

El 1.4 pecaba de desarrollos largos (120 en 5ª a 3.000 RPM), pero en el diesel, es al revés, los desarrollos me parecían un pelín cortos, y para muestra un botón; el CDTI mantenía unos 128 Km/h en 5ª al mismo régimen que el gasolina. De este modo, se favorece la respuesta dinámica y la agilidad, pero penaliza la velocidad punta (irrelevante) y el consumo ya no es tan brillante. Una consecuencia adicional es que rodando al mismo ritmo, lo normal es que el 1.4 sea un poco más silencioso que el 1.3 CDTI, y es un poco más agradable en conducción tranquila.

Opel Corsa 5p (Cosmo)

Pero veamos qué más diferencias hay. El gasolina saca al diesel 2 segundos de ventaja en el paso 0-100 Km/h y desarrolla una punta 10 Km/h superior. Podríamos pensar que el gasolina se come al diesel de menor potencia, pero a efectos prácticos hay que ver la diferencia en maniobras de adelantamiento: el CDTI baja la maniobra 80-120 en 4ª hasta unos 11,5 segundos, tiempo y distancia notoriamente inferior al de su oponente gasolina. Estoy por asegurar que el CDTI es más interesante en prestaciones útiles que el gasolina, por que ninguno de los que está leyendo se va a comprar el Corsa para participar en carreras tipo “Drag”.

A modo de breve resumen, por economía de uso, el 1.4 es más interesante a menos que el volumen de kilómetros sea espectacularmente alto, y aunque la diferencia de precio no es muy desfavorable para el CDTI, esos 800 euros de diferencia invitan a una seria reflexión. En cambio, si lo que se busca es respuesta y prestaciones más adecuadas hay que mirar los diesel.

El CDTI de 90 CV es sólo 600 euros más caro que el de 75 CV, y sin ser ningún “tiro” comparado con el Ibiza 1.9 TDI, 207 1.6 HDi, Clio 1.5 dCi… si es interesante por que mantiene la cilindrada/consumo y responde mejor. Desde el punto de vista estrictamente económico, el diesel de 90 CV no es más interesante que el gasolina, dada la reducida diferencia de gasto y la amplia diferencia en desembolso inicial (1.400 euros, a lo que hay que sumar averías, cambios de aceite, etc.) En cuanto a prestaciones, el CDTI de 90 CV bate al 1.4 gasolina, sin margen para la discusión.

En cuanto a las motorizaciones gasolina, para quien el 1.4 le venga “grande”, que no pierda de vista al “1.2”, que eroga 80 CV, suficientes para conducción tranquila (pero no gasta menos). Y para moverse básicamente por la ciudad, poca autopista y viajes a tope de carga infrecuentes, el 1.0 de 60 CV puede bastar, y eso sí, nada de adelantamientos. Quien demande prestaciones de más altura, que eche un ojo al 1.6 GSI de 150 CV o al 1.7 CDTI de 125 CV, dinámicamente más interesantes. El OPC de 192 CV es una historia completamente diferente…

Opel Corsa 5p (Enjoy)

Dejando a un lado las motorizaciones, conozcamos qué tal se comporta el coche. Poco tiene que ver con el modelo que reemplazó. En términos absolutos el bastidor está muy por encima de la potencia de los motores comentados, cuesta mucho ponerle en apuros por que el coche va de cine. Hace amago de subviraje, pero con mucha intención de buscarle las cosquillas, y teniendo rectas para recuperar velocidad entre curva y curva. El ESP (que no es de serie) interviene sólo cuando hace falta, el resto del tiempo parece carecer de él, y a su vez, parece no necesitarlo. Cuando lo que se fuerza es un sobreviraje, se queda la cosa en amago y de ahí no pasa. Para perder el control del Corsa hay que ser un cafre.

El comportamiento es totalmente predecible, neutro y noble. Balanceos, los justos e imprescindibles. Convence en su pisada, en su forma de trazar siguiendo el camino marcado por la precisa dirección asistida y sobre todo en la frenada. El Corsa mejora los registros de detención de la media de su segmento, por estabilidad y por metros, aunque use frenos de tambor traseros para todas las versiones de menos de 100 CV.

Comprobando el desgaste de los neumáticos, las cosas están muy claras; el Corsa está pensado para ser un coche muy seguro y que ofrezca confianza al conductor, aunque no le guste correr. Es toda una tranquilidad en caso de imprevisto, saber que el coche va a ser obediente y que no va a hacer extraños.

Diría incluso que tutea a una de las referencias del segmento en dinámica, el SEAT Ibiza. Pudiendo conducirlos seguidos, noté que el Corsa es más preciso en su manejo (dirección más directa, los frenos responden antes, buen tacto de cambio…) y eso sí, un poco menos divertido. Bueno, las versiones Sport están ahí, los Corsa analizados eran versiónes “tranquilas”, pues los otros tienen un comportamiento más deportivo, sin ceder en seguridad.

Opel Corsa 5p (Cosmo)

Conducirlo es un placer, el puesto del piloto está bien estudiado (si corremos un tupido velo sobre la posición del mando de luces), el volante se ajusta en altura y profundidad, los asientos más básicos sujetan bien, el pie izquierdo se acomoda sin quejas, el tacto del cambio es más convincente que antes… pero tiene un escalón entre la 5ª y la 4ª que no me terminó de gustar. Desde luego destila más calidad que el Corsa D, que era más nerviosillo, no tenía tanta estabilidad, el retorno de la suspensión era brusco y no otorgaba tanta confianza.

Para viajes largos es muy satisfactorio, pues la sonoridad percibida está dentro de lo normal, no se transmiten al habitáculo más impurezas del asfalto que las necesarias y el tarado de suspensión está cerca de ser el ideal.

En cuanto a manejo urbano, es una estupenda elección. Ágil, fácil de aparcar, gasto contenido, buena visibilidad… Al menos los motores que he probado (1.4, 1.3 CDTI de 75 y 90 CV en la presentación nacional) no daban la impresión de tener poco fuelle en salidas de semáforo. Quien esté interesado en un modelo automático, sólo puede elegir el 1.2 de 80 CV.

Es una pena que los motores de gasolina den una respuesta tan justa, si de mi dependiera, reemplazaba el 1.4 de 90 CV por un 1.6 de 100-110 CV como escalón intermedio entre el 1.2 de 80 CV y el GSI de 150 CV, es un salto de consideración. Un turbocompresor de bajo soplado vendría de perlas al 1.4 para mejorar su respuesta adelantando: su talón de Aquiles.

Llegado a este punto creo que no me dejo nada. Si estás pensando en comprarte un Corsa, mucho cuidado a la hora de elegir la motorización, por que no siempre la elección más económica y razonable es la más evidente. En la próxima entrega, análisis de equipamiento funcional y de seguridad, activa y pasiva, apartado en el que el Corsa tiene mucho que decir.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio