Compartir
Publicidad
Publicidad

Nuevo Mercedes-Benz SLK 250 CDI

Nuevo Mercedes-Benz SLK 250 CDI
Guardar
80 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay conductores a los que les gustan los motores diésel y hay conductores que los necesitan porque hacen muchísimos kilómetros y se arruinarían con un gasolina, así que en Europa (y desde luego en España) se venden muchos coches con motor de gasóleo. Así que no es de extrañar que los fabricantes comercialicen aquello que saben que pueden vender.

Es por esto que Mercedes pone a la venta el deportivo biplaza SLK Roadster con un nuevo motor entre los que escoger: el 250 CDI (por primera vez diésel), que se suma a los tres de gasolina ya disponibles. Siendo un descapotable (y aunque sea todo un Mercedes) es de suponer que el ronroneo del motor acompañará al conductor en sus recorridos.

Es un cuatro cilindros de 2.143 cc, con inyección directa por conducto común a 2.000 bares de presión y turbo de dos etapas, que rinde 204 CV y 500 Nm de par (¡guau! eso es mucho par). Con tanta fuerza, el SLK diésel acelera de 0 a 100km/h en solo 6,7 s y tiene una recuperación de 80 a 120 km/h en 4,3 s (de nuevo ¡guau!). Alcanza una velocidad máxima de 243 km/h (ejem, igual no es tan desagrable conducir este diésel como pensarían algunos).

Mercedes-SLK-250CDI-int

Claro, y hay otro dato interesante, solo consume 4,9 l/100 km (consumo combinado en ciclo europeo) con unas emisiones de CO₂ de 128 g/km (si llega a clavar los 120 g/km no hubiera pagado impuesto de matriculación). Para ayudar a tener un consumo tan bajo viene con sistema start-stop. El consumo de la versión de gasolina comparable, el 250 BlueEffiency de 204 CV, es de 6,2 l/100 km.

Inicialmente estará disponible con una caja de cambios 7G-TRONIC PLUS, automática-secuencial de siete velocidades (los datos corresponden precisamente a este cambio). En el segundo trimestre del próximo año estará también disponible con una caja de cambios manual de seis velocidades.

Exteriormente no sufre cambios estéticos, y conserva la doble salida de escape. Como en el resto de versiones del SLK, está disponible con tres techos convertibles (entre ellos el Magic Sky Control, con vidrio de opacidad variable) y tres tipos de suspensiones (normal, deportiva y variable de control electrónico). En Alemania se pone a la venta (con IVA) desde 41.829 euros.

Por cierto, el coche se vende sin chica rubia.

Mercedes-SLK-250CDI-2

Fuente | Mercedes-Benz
En Motorpasión | Mercedes-Benz SLK Roadster 2011

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos