Publicidad

Mercedes-Benz pagará una multa de 13 millones de dólares por la mala gestión de sus llamadas a revisión en EEUU

Mercedes-Benz pagará una multa de 13 millones de dólares por la mala gestión de sus llamadas a revisión en EEUU
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Mercedes-Benz ha acordado pagar una multa civil de 13 millones de dólares en Estados Unidos por la forma en la que ha gestionado varias llamadas a revisión.

Según explica la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés), el acuerdo de conciliación incluye un pago inicial de 13 millones al que se podrían añadir otros siete si Mercedes-Benz USA no cumple no ciertas condiciones pactadas.

Dos años complicados para la marca

Mercedes-Benz Clase C 2018

Según la NHTSA, el fabricante no notificó a los propietarios de manera oportuna algunas llamadas a revisión, no presentó todos los informes y no inició al menos dos de las llamadas a revisión de forma correcta. Son las conclusiones de una investigación gubernamental que ha durado un año y que ha abarcado 1,4 millones de vehículos.

La agencia de seguridad también había expresado su preocupación por "fallos recurrentes y no anunciados" en el sistema de datos del fabricante al proporcionar información a la herramienta de búsqueda del Número de Identificación del Vehículo de la agencia (VIN), que permite a los propietarios verificar si su vehículo ha sido retirado del mercado.

Para no tener que hacer frente a otros siete millones de dólares adicionales, Mercedes-Benz tendrá que reunirse trimestralmente con la NHTSA para analizar sus procedimientos en las llamadas a revisión durante al menos un año.

En un comunicado citado por Autonews Europe, Mercedes-Benz USA cree que no han hecho "nada deliberadamente mal", pero admiten algunos errores: "Desafortunadamente no cumplimos con algunos plazos para informar a la agencia sobre las medidas que habíamos tomado para cumplir con sus requisitos".

Hace un año el fabricante alemán llamó a revisión en EEUU a más de 110.000 modelos por fallos en el airbag y el cinturón, y a más de medio millón en Europa que podrían estar manipulados.

Además, en septiembre, la Fiscalía de Stuttgart multó a Daimler con 870 millones de euros por "violación negligente" en una investigación sobre la venta de vehículos manipulados. Los fiscales han determinado que el fabricante alemán vendió alrededor de 684.000 vehículos de la marca Mercedes-Benz que no cumplían con las regulaciones sobre emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx).

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios