Compartir
Publicidad

El motor del futuro Mercedes-AMG A 45 será el cuatro cilindros de producción más potente, ¡con 421 CV!

El motor del futuro Mercedes-AMG A 45 será el cuatro cilindros de producción más potente, ¡con 421 CV!
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el motor M 133 de 2013, Mercedes-AMG propuso el cuatro cilindros más potente del mundo, por entonces con 360 CV en el Mercedes-Benz A 45 AMG, que en 2015 se convertirían en 381 CV. Ahora, la marca de Affalterbach presenta un nuevo 2.0 litros turbo, que vuelve a ser el tetracilíndrico más potente del mercado.

Este bloque M 139, que aunque la marca no lo ha confirmado dará vida a las nuevas variantes 45 de la familia de compactos de Mercedes-AMG, se ofrecerá en dos versiones: por una lado la básica, de 387 CV, y por otro la de las variantes S, con una potencia máxima de 421 CV, nada menos.

Con una cilindrada de 1.991 centímetros cúbicos, este bloque M 139 de nuevo desarrollo se ensambla a mano en Affalterbach siguiendo la misma filosofía "Un hombre, un motor" de los motores V8 y V12 de AMG. Anuncia una potencia específica de 211 CV por litro, es capaz de subir hasta 7.200 rpm y tiene una relación de compresión de 9.0:1.

Mercedes-AMG motor M 139 2 litros turbo
Mercedes-AMG motor M 139 2 litros turbo

Para ser un motor turbo, resulta curioso lo arriba que entrega el par motor máximo, de 480 Nm en la versión básica y de 500 Nm en la más potente, ya que no está disponible precisamente a bajas vueltas. En el primero, llega entre 4.750 y 5.000 rpm, mientras que en el de 421 CV el par máximo lo desarrolla entre 5.000 y 5.250 vueltas. Probablemente ofrecerá un buen porcentaje de par a muchas menos vueltas, pero la marca no lo detalla, más allá de citar su carácter típico de atmosférico.

El nuevo M 139, bajo lupa

Como los M 260 (de los modelos 35) y M 133 previos, el M 139 va montado en posición transversal, pero a diferencia de estos, ha rotado 180 grados sobre su eje vertical, lo que supone que el turbo y el colector de escape ahora están en su parte trasera (la más cercana al habitáculo), y la admisión en la delantera, lo que según AMG permite un diseño más plano y aerodinámico del frontal y acorta las canalizaciones de aire.

El turbocompresor twinscroll, que promete una respuesta inmediata a bajo régimen, recurre a unos rodamientos de rodillos para el eje de la turbina y el compresor -solución que adoptó el 4.0 litros V8 biturbo del AMG GT de 4 puertas-, lo que según la marca reduce al mínimo la fricción mecánica dentro del turbocompresor y por tanto mejora la respuesta, ya que la turbina alcanza más rápidamente su régimen máximo de 169.000 rpm.

Mercedes-AMG motor M 139 2 litros turbo
Mercedes-AMG motor M 139 2 litros turbo

La marca anuncia una presión máxima de soplado del turbo de 2.1 bar para la versión más potente, y de 1.9 bar para la variante de 387 CV. Además de por aceite y agua, el turbocompresor se refrigera también por aire, que se redirige desde la parrilla del radiador y a través de la cubierta de motor, diseñada como un deflector de aire, así como mediante manguitos bajo el capó.

Esta solución de refrigeración adicional por aire viene heredada del desarrollo realizado por AMG para el citado motor 4.0 litros V8 biturbo, que como ya sabíamos lleva los turbos instalados dentro de la uve del motor ("V caliente"). Por supuesto, este 2.0 litros equipa función ECO Start/Stop, función de conducción a vela y filtro de partículas, y anuncia un peso (con líquidos) de 160,5 kilogramos.

El bloque está fabricado en aluminio, el cigüeñal es de acero forjado, los pistones de aluminio forjado y los cilindros incorporan la tecnología Nanoslide de la casa, un recubrimiento para las camisas de los cilindros que reduce las fricciones y fue estrenado en el motor M 156 (6.2 litros V8), aunque hoy en día se utiliza incluso en Fórmula 1.

También incorpora doble árbol de levas en cabeza con alzado variable de válvulas Camtronic y lo que la marca llama inyección en dos etapas (directa e indirecta), ya que cuenta con inyectores piezoeléctricos (200 bar) en las cámaras de combustión, pero también se inyecta combustible en el colector de admisión mediante electroválvulas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio