Publicidad

Daimler y Bosch miran al futuro con su flota de robotaxi ya en servicio

Daimler y Bosch miran al futuro con su flota de robotaxi ya en servicio
2 comentarios

Bosch y Daimler se han unido para desarrollar un sistema de conducción totalmente autónoma y sin conductor. El objetivo es desarrollar software y algoritmos para un sistema de conducción autónoma. Para ello, también contarán con la asistencia de Nvidia que les proveerá la plataforma de algoritmos de Inteligencia Artificial. Este software permitirá entonces que un servicio de transporte privado bajo demanda pueda implantarse usando la conducción 100 % autónoma de nivel 4 (es decir, sin intervención humana) y de nivel 5 (sin tan siquiera la presencia de un conductor).

El servicio que estas dos empresas alemanas tienen en mente permitirá a los clientes pedir taxis o coches compartidos autónomos a través de sus teléfonos móviles. Y, aunque sea bajo forma de una experiencia piloto, ya ha comenzado. Hace un año que una pequeña flota de berlinas Mercedes-Benz clase S equipados con un sistema de conducción autónoma transporta pasajeros en la ciudad de San José, California, en pleno Silicon Valley.

Al igual que otros programas de pruebas similares, estos Clase S no alcanza el nivel 5 de autonomía, todavía hay un conductor por cuestiones de seguridad, aunque éste no toca el volante. Solo está listo para tomar el control si algo sale mal. Además, en el asiento derecho le acompaña un técnico encargado de captar los datos del vehículo.

Las leyes de California requieren que las empresas que operan este tipo de vehículos obtengan un permiso especial para transportar pasajeros de forma pública, estos prototipos de Mercedes y Bosch solo transportan empleados de esas compañías, al menos de momento, como hacen todas las compañías que trabajan en el campo de la conducción autónoma. Daimler y Bosch esperan comenzar a ofrecer servicio al público en San José lo antes posible, pero es muy probable que eso no suceda hasta 2021, siendo optimistas.

La dificultad del coche autónoma en un ecosistema multimodal

Mercedes-Benz Daimler Bosch conducción automática

Los empleados que deseen utilizar el servicio utilizan una aplicación desarrollada por Daimler Mobility AG. El objetivo de estas pruebas es obtener información sobre la experiencia del usuario y comprender mejor cómo los robotaxis pueden encajar en un ecosistema de movilidad multimodal que incluye el transporte público y la micro-movilidad (patinetes eléctricos, por ejemplo).

De hecho es esencial, ya que en la actualidad, la eficacia de estos sistemas es a día de hoy muy sensible al entorno. Por ejemplo, el sistema del nuevo Mercedes Clase S con conducción autónoma de nivel 3 en autopista y de nivel 5 en parkings no puede interpretar cualquier situación o entorno, solo es capaz de hacerlo si el entorno cumple una serie de requisitos. De ahí que esas funcionalidades, de momento, solo funcionen -de momento- en sitios muy concretos de Alemania.

Mercedes-Benz Daimler Bosch conducción automática

Tanto el servicio de robotaxi como los avances en conducción autónoma de nivel 3 y 5 del nuevo Clase S son todavía muy limitadas. Sin duda, pero son una primera piedra hacia una generalización a medio y largo plazo de la conducción autónoma sin presencia humana.

En Motorpasión | Hemos probado el Audi A8: de buque insignia a nave espacial a base de tecnología

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios