Compartir
Publicidad

Adiós al V8: "El siguiente Mercedes-AMG C 63 será un coche híbrido. Es un hecho" según Tobias Moers

Adiós al V8: "El siguiente Mercedes-AMG C 63 será un coche híbrido. Es un hecho" según Tobias Moers
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que el renovado Mercedes-AMG C 63 ha hecho acto de presencia a mitad de su vida comercial en el Salón de Nueva York su última actualización es el momento para pensar en el futuro de qué va a ocurrir con los AMG que están por venir. Tobias Moers (jefazo de Mercedes-AMG) ha asegurado a CarAdvice que el próximo C 63 perderá el V8 biturbo actual (que nos enamoró, por cierto) en favor de una mecánica híbrida.

Haciendo referencia a las cada vez más restrictivas normativas de emisiones Moers aseguraba que "tenemos que ser creativos para seguir consiguiendo buenas prestaciones, y eso es algo que no está directamente relacionado con el número de cilindros". Esta conclusión dejaría caer una nueva etapa de downsizing para la generación venidera de AMG.

Motor de seis cilindros y propulsión híbrida para el próximo C 63

Mercedes-AMG C 63 2018

Cualquier duda que pudiera haber al respecto quedó neutralizada con la siguiente afirmación lapidaria de Moers: "Seguro que el siguiente C 63 será un coche híbrido. Es un hecho".

Con el actual modelo recién estrenado, para ver la llegada del Mercedes-AMG C 63 híbrido tendríamos que esperar al menos hasta que la década de 2020 estuviera empezada. El proceso de desarrollo ya estará en marcha en los cuarteles generales de Stuttgart, donde posiblemente estén planteando una solución con menos cilindros al motor actual.

Mercedes-AMG C 63 2018

El propulsor que utiliza ahora el C 63 es un ocho cilindros en uve de 4.0 litros de cilindrada y alimentación forzada por biturbo, calcando las cifras del modelo anterior con dos versiones de potencia: 476 CV y 650 Nm o 510 CV y 700 Nm en la variante S. Con esta configuración puede liquidar el 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y alcanzar una velocidad punta limitada a 250 km/h o 290 km/h en el S.

Para poder cumplir con las restictivas normativas anticontaminación principalmente instauradas en Europa, Mercedes-AMG probablemente opte por una versión de seis cilindros, bien en uve o en línea asistido por una motorización eléctrica adicional.

Mercedes-AMG C 63 2018

El mayor reto del fabricante alemán será conseguir mantener las cifras de prestaciones compensando el previsible incremento de peso que supondrá la adición de un motor eléctrico y sus respectivas baterías.

Una solución intermedia es la opción mild hybrid de 48 V estrenada en los nuevos Mercedes-Benz Clase C, con su función EQ Boost planteada para liberar al motor de carga de trabajo y alimentar todos los sistemas eléctricos a través de la función de recuperación de energía cinética.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio