Compartir
Publicidad
Publicidad

i-ELOOP, el regenerador de energía de frenada con condensador de Mazda

i-ELOOP, el regenerador de energía de frenada con condensador de Mazda
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la lucha por la eficiencia, Mazda no quiere seguir por el camino establecido. Los híbridos son una solución en la que por el momento Mazda no tiene pensado apostar. Lo harán en un futuro, seguramente de la mano de Toyota, pero por el momento aseguran que los motores de combustión pueden ser mucho más eficientes.

A modo de recordatorio diremos que están a punto de presentar una nueva gama de motores, denominados SKYACTIVE, que según la marca, tendrán un consumos lo suficientemente bajos como para no pensar en vehículos híbridos (la marca señala que el hecho de tener que tener un motor eléctrico y una gran batería dedicada es un inconveniente).

Pues bien, para conseguir esos consumos, Mazda nos presenta i-ELOOP, un sistema de regeneración de energía de frenado que permitirá reducir el consumo de combustible hasta en un 10%, especialmente en ciudad, donde hay importante diferencias de velocidad durante un mismo trayecto.

Mazda Condensador

i-ELOOP es un sistema de regeneración de frenada algo especial. Aunque utiliza como todos los sistemas similares un alternador para convertir la energía cinética en electricidad, emplea un condensador (fotografía inmediatamente superior), que a diferencia de las baterías, puede almacenar grandes cantidades de energía temporalmente, cargarse muy rápido y no acusa el paso del tiempo.

Para más señas, podemos decir que i-ELOOP cuenta con alternador de voltaje variable (12-25V), un condensador de doble capa de baja resistencia eléctrica y un convertidor de corriente. i-ELOOP empieza a recuperar la energía cinética en el momento que el conductor levanta el pie del acelerador y el vehículo comienza a desacelerarse. El alternador de voltaje variable genera electricidad de hasta 25V para una eficiencia máxima antes de enviarlo al condensador de doble capa eléctrica (EDLC) para su almacenamiento. Este condensador se puede cargar completamente en cuestión de segundos y además el sistema también carga la batería del vehículo cuando sea necesario.

La electricidad obtenida se usa para alimentar el sistema de climatización, el equipo de sonido, y en general cualquier necesidad eléctrica del vehículo (como la luneta térmica, que es una gran demandante de energía). Por el momento esto es todo lo que sabemos, pero en el próximo Salón de Tokio conoceremos todos los detalles del sistema, que estrenara el Mazda Takeri. Os dejo caer también, que en algunas semanas os contaremos más sobre todo esto con información de primera mano.

En Motorpasión | Mazda2 1.3 SKYACTIV-G, ¿el más ecológico de Japón?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos