El Lamborghini Huracán de la policía italiana vuela a 300 km/h para entregar a tiempo dos riñones

El Lamborghini Huracán de la policía italiana vuela a 300 km/h para entregar a tiempo dos riñones
45 comentarios

La policía italiana cuenta con dos Lamborghini Huracán: un par de superdeportivos vestidos de coche patrulla y destinados, entre otras funciones, a emergencias médicas como el transporte urgente de órganos.

Y precisamente uno de ellos acaba de cumplir una estupenda hazaña. O más bien dos: ha trasladado dos riñones con destino a dos ciudades diferentes, a toda velocidad. Felizmente, ha llegado a tiempo.

Un periplo de casi 600 km entre tres ciudades

Así lo publicado en su perfil oficial de Facebook la Polizia di Stato, es decir el cuerpo nacional del país transalpino. El regalo de Navidad perfecto para los dos pacientes que esperaban el trasplante: "Gracias 'al Papá Noel especial de la Polizia di Stato', dos personas ha recibido de regalo un riñón".

En esta misma publicación, detallan que este Lamborghini Huracán, concretamente un LP 610-4, voló a dos ciudades para hacer entrega de los consiguientes dos órganos: Módena y Roma. Todo, en pocas horas.

De hecho, estuvo en tres ciudades diferentes en su mágica jornada. Según publica el medio italiano Tag 24, el superdeportivo italiano primeramente recogió los órganos en el Hospital Civil de Padua. Una vez en su poder, los agentes se dirigieron al Policlínico de Módena para la primera entrega y posteriormente al Hospital Tor Vergata de Roma para la segunda.

Es decir, que el Huracán LP 610-4 recorrió cerca de 580 km para hacer estas entregas en un mismo día y, como exigen estos casos, en el menor tiempo posible: unos 170 km de Padua a Módena y unos 410 km entre Módena y Padua.

Si bien la policía no lo detalla, esta publicación sostiene que llegó a alcanzar los 300 km/h en algunos tramos. Al final, el cometido de este coche es precisamente ese: llegar lo antes posible para hacer tan valiosas entregas.

El Lamborghini Huracán LP 610-4 monta un V10 atmosférico de 5.2 litros y 610 CV. Su punta se fija en 325 km/h y firma el 0-100 en 3,2 segundos.

No es la única montura de altos vuelos que atesoran cuerpos de seguridad para el transporte de órganos. En Portugal, la Guardia Nacional Republicana de Portugal precisamente dispone de un Nissan GT-R para estos menesteres. Superdeportivos que salvan vidas.

Temas