Compartir
Publicidad

Trump se impacienta con la 'lentitud europea' y vuelve a amenazar con aranceles del 25 % a los coches europeos

Trump se impacienta con la 'lentitud europea' y vuelve a amenazar con aranceles del 25 % a los coches europeos
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estados Unidos no da nada a cambio que no vaya a recibir con intereses. Si la guerra comercial con Europa terminó en tablas fue porque la balanza final iba a inclinarse de su lado: la Unión Europea quiere importar más gas natural licuado (GNL) de los Estados Unidos y aumentar el comercio de servicios, productos químicos, productos farmacéuticos, productos médicos y soja, y Washington quiere ver resultados.

Según informaciones de Reuters, Estados Unidos está presionando a Europa para que pase ya a la acción; esto es, antes de las elecciones al Parlamento Europeo en mayo de 2019. De ello dependen los aranceles al acero y al aluminio. Mientras tanto, Trump ha vuelto a amenazar con aplicar un arancel del 25 % a los coches europeos.

"¿Cuántos Chevrolet hay en medio de Berlín?"

Chevrolet

"Vamos a aplicar un impuesto del 25 % sobre cada automóvil que entre a los Estados Unidos desde la Unión Europea", dijo Trump durante una jornada de campaña electoral en el Oeste de Virginia. Según la CNBC, la declaración se produjo horas después de que The Wall Street Journal informara que el secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo que había pospuesto la publicación de un informe sobre las tarifas automotrices.

Durante el mitin, Trump reconoció que Juncker había reconocido estar "muy feliz" con el acuerdo conseguido, pero no él. Todo, por la que afirma ser una balanza desigual que hace perder a los Estados Unidos "150.000 millones de dólares al año durante muchos años" debido a aranceles y barreras, y con ese impuesto del 25 % quiere equilibrarla.

"¿Cuántos Chevrolet hay en medio de Berlín?. Ninguno, quizá uno", preguntó a su entusiasta audiencia. Bueno, puede ser porque General Motors hace tiempo que ha abandonado Europa tras años de pérdidas, pero es solo una idea.

Este enfado monumental de Trump se debe al retraso que al parecer están teniendo las negociaciones en curso con la Comisión Europa, México y Canadá. Ross también ha declarado que está tardando más de lo previsto en revisar los materiales presentados por los fabricantes de automóviles, algo que a Estados Unidos no le está gustando.

El acuerdo que alcanzaron Donald Trump y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el pasado mes de julio transformó la sombra de guerra comercial que se cernía sobre las dos potencias en un "juntos contra los aranceles".

El acuerdo contemplaba la resolución de los gravámenes impuestos por Trump de 25 % al acero y del 10 % al aluminio europeo, mexicano y canadiense, siempre y cuando se alcanzara un entendimiento entre ambas partes. Mientras que Trump acordó durante la reunión abstenerse de imponer aranceles a los vehículos europeos, ambas partes iniciaron negociaciones para reducir los aranceles al acero, aluminio y otros bienes.

Pero los funcionarios estadounidenses se sienten frustrados por la lentitud con la que avanzan estas negociaciones, que de momento no han conseguido materializar los términos de 'la paz' entre Europa y Estados Unidos. Y Trump responde amenazando.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio