Compartir
Publicidad

Toyota ha asumido que está en "una situación de supervivencia o muerte" y necesita evolucionar

Toyota ha asumido que está en "una situación de supervivencia o muerte" y necesita evolucionar
40 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el comienzo de 2018 Toyota también ha estrenado una reestructuración completa de su plana mayor. La renovación de la plantilla de ejecutivos ha empezado fuerte la nueva andadura y no han tenido pelos en la lengua al reconocer que Toyota está en crisis y que deben afrontar esta nueva etapa acometiendo cambios severos lo antes posible.

Según Automotive News, en la primera aparición pública del equipo directivo se repitió a modo de mantra que la supervivencia de Toyota está en juego si no se atajan los numerosos trastornos que pueblan la marca en la actualidad.

Una crisis de identidad, planteamiento y visión de futuro

Prueba Toyota Yaris GRMN

La urgencia por cambiar el rumbo de la marca era palpable, especialmente en palabras de Masahiro Yamaoka (jefe de comunicaciones de Toyota) quien aseguraba que "realmente no podemos seguir esperando. Esta es una situación de supervivencia o muerte".

Puede resultar paradójico cuando la marca japonesa espera unos resultados de récord para el ejercicio 2017, pero Akio Toyoda (presidente de Toyota) mira más allá del presente y quiere que toda la compañía sea consciente de que están viviendo una crisis; una crisis de identidad, planteamiento y visión de futuro.

Toyota Hilux Invincible 50 Chrome 2018 2

La firma que en otros tiempos destacó por ser pionera en sistemas de propulsión alternativa se está viendo superada por el cambio cada vez más acelerado del sector de la automoción. Mientras ellos estaban centrados en los híbridos, otros estaban preparando sus eléctricos y sus tecnologías de conducción autónoma.

Ahora Toyoda quiere que su marca cambie radicalmente para mantenerse ágil y receptiva a las nuevas tendencias que pueden dejar a un gigante como Toyota fuera de juego. "No hay garantía de que en 100 años los fabricantes de coches sigan desempeñando el papel fundamental que juegan hoy en la movilidad", aseguraba Toyoda el pasado mes de noviembre, y añadía rotundo que "ha comenzado una batalla crucial; no una sobre ganar o perder, sino sobre vivir o morir".

Toyota Supra 2018 Teaser

Esta crisis de calado trascendental para la marca nipona tiene también que ver con sus diseños. Toyoda aseguró hace unos meses que la identidad deportiva de Toyota se estaba diluyendo, perdiendo a buena parte de sus fanáticos y de su legado en favor de coches aburridos, anodinos y sin alma. Toyoda fue cristalino al manifestar que los futuros coches personales, los que sobrevivan a la conducción autónoma o compartida, tendrán que ser pasionales.

De ese espíritu deportivo que infundía respeto con nombres como Supra, Celica o MR2 ahora quedan sólo los apuntes en los libros de historia y el testimonial Yaris GRMN. Durante lo últimos años Toyota se perdió entre los híbridos, los diseños insulsos y las apáticas transmisiones CVT.

Toyota C Hr

Por eso uno de los nuevos directivos de Toyota es el británico Simon Humphries, quien ha pasado a ocupar el puesto de jefe de diseño global para Lexus y Toyota después de dirigir desde el Toyota Europe Design Development el desarrollo del futurible Supra del que hemos visto el primer teaser oficial recientemente.

Humphries también fue el diseñador del cubo con ruedas e-Palette presentado en el CES de Las Vegas, y es que según su opinión sólo habrá dos tipos de coches: los que nos lleven a modo de pequeños autobuses sin conductor y los que nos hagan felices como elementos de ocio.

e-palette

Toyota quiere mirar al futuro y verse como uno de los principales fabricantes que sobrevivan al cambio. Para conseguirlo necesitan un golpe de timón que habrá que ver finalmente hacia dónde les lleva.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos